Rota

La fragata Santa María suspende su relevo en la OP Atalanta y la Armada baraja opciones

La semana que viene la Armada estima concluir el estudio de la evaluación de los equipos tras el incendio de la fragata Santa María en la Base Naval de Rota

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La fragata 'Santa María' (F-81) sufrió este viernes por la noche un incendio en su hangar que consiguió estabilizarse tras dos horas de trabajos de los servicios de emergencia y sobre la media noche fue extinguido, según la Armada Española.

Según el Ministerio de Defensa, la rápida reacción del personal de la fragata que se encontraba a bordo logró controlar el incendio evitando daños mayores. Cumpliendo los protocolos establecidos, el buque ha recibido la asistencia de medios de la Base Naval de Rota y de otros buques que se encontraban en puerto.

Sin embargo, la fragata Santa María tenía previsto efectuar su partida este domingo desde la Base Naval rumbo al cuerno de África para incorporarse en la Operación Atalanta pero finalmente esta misión se verá truncada por las consecuencias de este incendio. Esto se debe a que gran parte del hangar se encuentra bastante afectado por las llamas habiendo llegado a provocar averías. Por ello, la salida de la fragata Santa María no hará el relevo que estaba previsto en la Operación Atalanta cogiendo el testigo a la fragata Numancia al menos por ahora. La Armada ha confirmado que el buque no saldrá mañana y se estima que, una vez analizados los daños tomándose las decisiones operativas correspondientes conociendo hasta dónde ha llegado la avería y conociendo el plan de reparación, la semana que viene se informará si la dotación de este buque será redirigida a otra fragata a retomar el relevo de la Operación Atalanta o si, por el contrario, será la misma fragata Santa María la que retrase su embarque.

“Lo importante es mantener la presencia en la Operación Atalanta”, dicen fuentes de la Armada Española, por lo que la fragata Numancia, se verá obligada a postergar su vuelta a España permaneciendo algo más de tiempo en el destino. El quid de la cuestión está en la evaluación que se haga desde la Armada Española sobre los daños y el tiempo contemplado para reparar y, por lo tanto, recuperar el estado óptimo para zarpar. La fragata ayer por la tarde, cuando fue víctima de las llamas, se encontraba lista y ya revisada para poner rumbo a aguas de Somalia este domingo.

Según los últimos datos que ha podido conocer este medio, los incendios en los buques están relacionados en mayor medida por accidentes en la cocina así como asuntos mecánicos correspondientes a una reparación así como eléctricos. Sin embargo, a la hora que surgió el fuego la fragata no estaba viéndose sometida a reparaciones. Aunque un fallo en el cuadro eléctrico es una de las hipótesis que se contemplan, el ministerio de Defensa ha comenzado ya la investigación sobre las causas del accidente y habrá que esperar para conocer la resolución del análisis sobre la avería y los daños sufridos en la fragata.

La semana que viene se estima que la Armada cuente ya con la evaluación de todo lo que hay que sustituir una vez revisados los equipos así como el origen del fuego.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN