Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 19/01/2022  

Rota

Rota rinde tributo a Almudena Grandes, vecina de adopción y corazón en un último adiós

La escritora madrileña pasaba largos periodos en la localidad de Rota, donde se inspiraba para escribir y a la que se sentía muy vinculada desde hacía décadas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La tarde de ayer se sucedió con una triste noticia que consternó al mundo de la cultura en general y al pueblo de Rota en particular. Almudena Grandes fallecía en Madrid a los 61 años a causa de un cáncer que había anunciado públicamente hacía apenas dos semanas. La noticia, que ha caído como un jarro de agua fría en la localidad, ha concentrado esta mañana a todos sus conocidos, allegados y seguidores en la avenida roteña que lleva su nombre próxima a Punta Candor con un emotivo acto en el cual, la localidad donde la madrileña “encontró su felicidad”, la ha despedido con palabras y gestos de cariño. 

En un frío domingo de otoño caduco, la pérdida de Almudena Grandes, autora de referencia en español, ha helado aún más la mañana. Al acto en recuerdo de la escritora, amante de Rota hasta las entrañas, y enamorada empedernida de sus rincones, quien encontraba en sus veranos en la localidad gaditana un remanso de paz sintiéndose roteña como cualquier otra, no quisieron faltar sus fieles amígos Felipe Benítez, Javier Ruibal, Juan José Téllez, entre otros, así como Irene García, presidenta de la Diputación de Cádiz, Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, el alcalde de Rota, Javier Ruiz, miembros de la Corporación Municipal, y demás amigos, conocidos y amantes de la cultura y de las líneas de Almudena. 

La delegada de Cultura, Esther García, ha sido quien ha arrancado el acto. Consternada, subrayaba la vinculación de la escritora a Rota y leyó una “Carta de amor” escrita por Almudena Grandes hacia el municipio expresando el fuerte arraigo que la localidad mantenía en ella. “Tenemos que recordarla siempre muy viva entre nuestras calles y plazas”, concluyó la delegada.

Y entre brisa y brisa, Felipe Benítez cogió el micrófono, y consternado como nunca, y de forma valiente, se abrió en canal, y en un leve hilo de voz, consiguió pronunciar unas palabras sobre su amiga, la causante de que recuerde este invierno como el más frío de todos debido al “corazón helado” que le ha dejado la noticia de su muerte haciendo referencia a la obra de la madrileña publicada en 2007. Y prosiguió “Tenia tanta vida dentro... Tanto apego a la vida... Ella era torrencial en su literatura y en su afecto. Ella que podía con todo y esto no ha podido con ella”, ha recordado el escritor, quien ha reflexionado sobre la caducidad de la vida y sobre la crueldad del que se va de una forma “tan injusta”. Felipe Benítez, entre alientos de tristeza pronunció que “la querré siempre, la recordaré siempre y la leeré siempre. No la echaré de menos porque mientras yo viva, ella seguirá en mi”.

Juan José Tellez, cercano amigo de Almudena, también quiso dedicarle unas palabras valorando que la mejor novela que pudo expresar fue la de su presencia. "A Almudena no le gustaría que nos pusiéramos terribles", apuntó el escritor, quien exaltó a la alegría que la caracterizaba siempre, que siempre llevaba por bandera "como una forma de justicia poética". Su fiel amigo, ha lamentado que Almudena combatió hasta el último aliento para seguir adelante y la ha recordado como una mujer valiente y expresó que el recuerdo de Almudena se convertiría en parte del paisaje de Rota, esta ciudad "a la que "tanto quiso". 

Así en un aluvión de recuerdos, el ex acalde y amigo de Almudena Grandes Domingo Sánchez Rizo la recordó como una mujer “sencilla, roja, divertida, antclerical,[...] republicana, feminista, enamorada de los valores progresistas”, que siempre se sintió “roteña, gaditana y andaluza”. En su sentida aportación, pidió al alcalde de Rota, Javier Ruiz, valorar el título póstumo de hija predilecta de Rota a la escritora. Además, leyó unas líneas de su pareja, Luis García Montero, "como mi silueta en la ventana, así duele una noche con ese mismo invierno que cuando tú me faltas, con esa misma nieve que me ha dejado en blanco, pues todo se me olvida si tengo que aprender a recordarte". 

Entre aquellos que quisieron rendirle unas palabras de homenaje a la escritora, Javier Ruibal no faltó a la cita y le cantó unos versos como tan sólo él mismo sabe hacer: “Ya no hay brisa sin tu melena, que rica la sombra que hay a tu lado”. 

Tras la ofrenda floral por parte de los asistentes, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, dedicó unas palabras de reconocimiento a Almudena Grandes recordando el momento de entrega de la Medalla de Oro de Cádiz en 2019 y se ha referido a ella como “el altavoz de los que no tuvieron voz para que pudieran recuperar la justicia”, sobre su férreo compromiso con la memoria histórica. 

Para terminar la ceremonia, el alcalde de Rota, Javier Ruiz Arana, expresó que este acto en su recuerdo era un “tributo de amor y agradecimiento” a la roteña de corazón y adopción y prosiguió “vamos a recordar a la Almudena escritora, un referente literario con la sensibilidad propia que la caracterizaba desnudándose en cada frase con valentía. Para los roteños, ella será para siempre una roteña mas que elevó a Rota a la categoría de territorio de la felicidad”.

TE RECOMENDAMOS