Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 14/05/2021

Ronda

Un agente Local de Ronda salvó la vida a un hombre que se estaba atragantando

Manuel Gamarro le realizó la maniobra de ‘Heimlich’ a un hombre de 45 años que estaba con su familia

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Manuel Gamarro.
  • Gamarro
  • local

Un agente de la Policía Local de Ronda que se encontraba fuera de servicio le salvó la vida en la noche de este Jueves Santo a un hombre que se estaba ahogando tras haberse atragantado con comida en un bar de la ciudad. 

 

Los hechos ocurrieron sobre las 22,10 horas en un establecimiento de la calle Comandante Salvador Carrasco, cuando el agente Manuel Gamarro, que estaba en el interior del local, se percató de que un hombre se estaba ahogando en la terraza; "tenía los brazos abiertos y no podía respirar, al haberse atragantado con algún alimento", relata el policía que rápidamente salió a auxiliarlo. 

 

En ese momento había un joven intentando ayudarlo dándole golpes en la espalda, pero no dio resultado, por lo que Gamarro procedió a realizarle la maniobra de 'Heimlich'. "El hombre, de unos 45 años, era muy corpulento, pesaría sobre unos 100 kilos, por lo que me costó trabajo hacerle la maniobra; tras cuatro sacudidas, incluso levantándolo del suelo, logré que expulsase la comida y empezó a respirar", relata el Policía que llegó a lastimarse de manera leve uno de sus brazos por el esfuerzo realizado 

 

Todo esto ocurría con la esposa de este hombre y sus dos hijos presenciando el momento y en un estado de nervios lógicamente muy alterado ante lo que estaba pasando. Finalmente, todo acabó bien, y los clientes del bar, así como los camareros y las personas que pasaban por allí rompieron en aplausos tras esta acción heroica del agente de la Policía Local que logró salvar la vida de este hombre. 

 

Manuel Gamarro lleva 26 años en el cuerpo, y que, aunque durante todo este tiempo se ha tenido que enfrentar a situaciones estresantes debido a su trabajo, nunca había vivido una tan grave y angustiosa como la de anoche, según afirma. 

 

COMENTARIOS