Actualizado: 18:45 CET
Martes, 18/02/2020

Andalucía

Ex administrativa de Faffe declara desconocer posible malversación

O que se facturaran cargos correspondientes a "prostíbulos ni nada que se le parezca"

  • Comparecencia de Ana María Riego.

La que fuera secretaria de la Dirección Económica Financiera de la extinta Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo (Faffe), Ana María Riego Montero, ha declarado este viernes en la comisión de investigación creada en el Parlamento andaluz desconocer que pudiera haber habido "malversación" de dinero público en dicha entidad o que se facturaran cargos correspondientes a "prostíbulos ni nada que se le parezca".

Así lo ha apuntado Riego, actualmente subrogada en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), a preguntas del grupo parlamentario Vox --a través de su diputado Francisco Serrano-- durante su declaración en la citada comisión, que este viernes ha retomado sus comparecencias, que han seguido luego con la que fuera técnico de contabilidad de la Dirección Económica Financiera de la Faffe Raquel Naranjo Pérez.

Ana María Riego ha explicado, al inicio de su comparecencia, que antes de acudir a la comisión ha tenido ocasión de prestar declaración, "en calidad de testigo", hasta en tres ocasiones; las dos primeras, en la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, y la tercera ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla en junio de 2019, por lo que "siempre que se ha solicitado mi presencia a fin de declarar, la he realizado", así como ha aseverado que no quiere ni desea "faltar a la verdad", todo ello antes de advertir de que se iba a atener "a lo declarado en sede judicial y policial", y a lo que pudiera recordar.

También ha explicado que "jamás desempeñó cargos directivos o de responsabilidad alguna" durante su etapa en la Faffe, de modo que "eran mis superiores quienes tomaban decisiones, y sólo cumplía con las directrices que se me daban", a la vez que ha aclarado que "nunca" he estado "afiliada" a ningún partido político o sindicato ni ha ejercido función de representación de trabajadores.

Según ha relatado, accedió a la Faffe --una entidad cuya existencia desconocía antes de entrar a formar parte de ella, según ha apuntado--
desde el antiguo Instituto Nacional de Empleo (INEM), donde estaba inscrita como desempleada, y desde donde, en mayo de 2004, la llamaron para una prueba escrita que estuvo "básicamente" relacionada con temas de competencias "informáticas", del paquete Office, tras lo que, en julio de ese mismo año, la citaron para una entrevista que le realizaron la entonces directora Económica Financiera, Anna Valls, y su adjunta, Carmen Lozano.

Finalmente, fue "elegida para realizar funciones de administrativa", que fueron, según ha incidido, "las únicas funciones laborales" que desempeñó mientras estuvo "destinada al área de la Dirección Económica Financiera", hasta que, en 2007, se incorporó "a la Dirección de Estructura Permanente de Servicio como técnico, y, posteriormente, a la Dirección de Desarrollo Territorial".


Según ha manifestado, a preguntas de la parlamentaria de Ciudadanos (Cs) Teresa Pardo, accedió del área Económico Financiera a la de Estructura Permanente "con una mejora de empleo", merced a que salió "una oferta pública de empleo" en la que ella participó y resultó elegida, al tiempo que ha negado que, como ha cuestionado la diputada 'naranja', su contratación fuera "en fraude de ley", tras haber accedido a la Faffe "con un contrato de prueba de tres meses" tras lo que logró uno indefinido "a programa".

Y es que, según ha precisado, "había dos posiciones distintas" entre quienes tenían contratos indefinidos, ya que "unos eran los indefinidos de estructura", y otro los "indefinidos a programas", como era su caso, de forma que "la duración del contrato dependía del programa al que estuvieras adscrito", que en su caso era el de Calidad, en el que pudo continuar en tanto que también lo hacía dicho programa, y, en esa línea, ha afirmado que "para nada" jugó "con las cartas marcadas a la hora de ser contratada", como le ha preguntado la diputada de Cs.

GASTOS DE CAJA

Ha concretado que no participó en auditorías de la fundación, y que, "entre 2004 y 2006", Carmen Lozano era quien llevaba los asuntos de "caja", y ella estaba "de ayudante", mientras que, entre "finales de 2006 y principios de 2007", estuvo "tramitando la caja sola, cuando Carmen Lozano se fue a otra subdirección".

En todo caso, ha apuntado que los gastos de caja eran "siempre del mismo tipo", es decir, "gastos diarios, corrientes", y "previa justificación" de los mismos y, en esa línea, ha detallado que los "únicos talones" que rellenó "eran los de reposición de caja".

También ha precisado que la dirección general de la Faffe, encabezada por Fernando Villén, tenía asignada una caja que "no tenía que ver" con ella, quien, además, "no tenía ninguna relación con los directivos de la fundación", según ha expuesto, antes de apuntar que "daba cobertura a todas las áreas en el sentido de caja", de forma que su trabajo "era transversal".

De igual modo, ha explicado que el volumen medio de dinero que podía gestionar la caja que ella manejaba era de "1.500 euros por reposición", es decir, que esa cantidad se iba reponiendo conforme se iba agotando, y esa suma a veces "duraba un mes, otra mes y medio", según ha continuado.

GASTOS HABITUALES

Ha indicado que ella "consultaba" cuando se le planteaban gastos que pudieran "salirse de la normalidad", de lo que ella "hacía diariamente". Así, a preguntas de Cs, ha explicado que los gastos "controvertidos" podrían ser los que no fueran de "taxis, autobuses, comidas de compañeros por haber ido a una jornada, o tema de papelería", que eran "los gastos de sota, caballo y rey".

En esa línea, ha reconocido que "de restaurantes sí había algún tipo de tique que se pasaba por caja", como de "comidas de Navidad", pero seguían siendo "gastos menores".

También ha indicado que ella no tuvo "nada que ver con las subvenciones" ni se dedicaba a "justificar" las mismas, y que la Dirección Económico Financiera controlaba "los presupuestos generales" de la fundación, con los que ella no tenía relación desde la Dirección de Estructura Permanente de Servicio, desde donde ella se dedicaba a "hacer pequeños presupuestos a compañeros cuando iba a salir alguna subvención", para "participar" en las mismas.

Al ser preguntada por el diputado del PP-A Erik Domínguez acerca de si le ha constado en alguna ocasión que en la Faffe pudiera haber "algún caso de enchufismo" ha respondido que lo desconocía, y, posteriormente, en el turno de preguntas del parlamentario de Adelante Andalucía Nacho Molina, ha defendido que, en el tiempo en que estuvo trabajando en la fundación, "tenía muchísimo trabajo", y "las personas que estábamos allí estábamos trabajando, y siempre más horas de lo que nos correspondía".

De igual modo, a la pregunta de si conocía a alguien que hubiera entrado a trabajar en la Faffe "por vínculos con el PSOE", ha respondido que no lo sabía, porque no iba "preguntando a los compañeros cómo habían entrado" en la fundación.

En el turno final de los grupos, el parlamentario del PSOE-A Rodrigo Sánchez Haro ha lamentado "lo ocurrido" con la comparecencia de Riego, porque se ha llegado a "cuestionar" su declaración por parte de algunos grupos "porque no les ha gustado lo que ha dicho", según ha comentado, y en esa línea se ha preguntado si es que esperaban ver en la compareciente a "una malvada socialista con cuernos y rabo".

Además, ha precisado que Riego fue a declarar como testigo "en la macrocausa de la formación", pero algunos grupos "han tratado de llevarla a la causa de las tarjetas" 'black' de la Faffe, según ha criticado.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Asprodisis se convierte en un espacio cardioprotegido
chevron_right
La remodelación del Edifico del Mueble Rondeño estará para primavera