Actualizado: 19:22 CET
Martes, 15/10/2019

Andalucía

El plan para las listas de espera no convence a los médicos

Los sindicatos denuncian que se ha puesto en marcha al ralentí y en menos quirófanos de los 200 anunciados. La Junta insiste en que es pronto para hacer balance

  • Intervención quirúrgica en el quirófano de un hospital andaluz.
  • La situación es muy diferente en función de los centros y de los servicios
  • La rapidez con la que se ha querido activar ha llevado a una cierta improvisación

Fue el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien tiró de euforia y el pasado 5 de abril dijo en el sevillano hospital Virgen Macarena que este centro ya había reducido un 12% las listas de espera gracias al plan de choque puesto en marcha por la Consejería de Salud. Moreno señaló que estas cifras se habían conseguido en sólo tres semanas, pero lo curioso es que el plan se había puesto en marcha sólo cuatro días antes, el 1 de abril, lo que no dejó de generar una cierta confusión que no se aclaró tampoco la semana pasada, cuando en teoría el Servicio Andaluz de Salud (SAS) explicó a los sindicatos sanitarios de qué iba la cosa.

Las organizaciones reiteran que respaldan un plan de estas características, pero consideran que, por mucho que se está pregonando, se ha puesto en marcha al ralentí. Operarse se está operando por las tardes y los sábados, sí, pero ni mucho menos están a pleno rendimiento los 200 quirófanos que pregonó el SAS en los nueve centros andaluces con mayor atasco, hasta el punto de acumular el 75% de las 162.945 personas que aguardaban a finales de marzo una intervención. De éstas, 31.656 son las que tienen prioridad porque llevan más de un año esperando.

Demasiadas prisas

La sensación es que Salud ha intentado acelerar todo lo posible y le reconocen la buena intención, pero estas prisas han llevado a un cierto desconcierto y a una sensación de improvisación. Muestra de ello es que no se sabe cuántos quirófanos hay realmente abiertos de manera extraordinaria, qué horario tienen, qué personal está trabajando y qué retribuciones tienen por esta labor.

Desde Salud se alega que todavía es pronto para hacer balance, pero (aunque sea sin dar detalles) se insiste en que el plan de choque está en marcha en los nueve hospitales anunciados. Eso no lo discuten las organizaciones sindicales, que sí reiteran que la situación es muy desigual en función del centro sanitario o del servicio.

Buena parte de estas discrepancias obedece a que el SAS ha delegado en los gerentes de los hospitales la aplicación del plan. Esto está llevando a una disparidad de situaciones, aunque todos los sindicatos presentes en la mesa sectorial de sanidad coinciden en una cuestión: no se han negociado ni las condiciones laborales ni las salariales. Aunque no se ha querido hacer mucha sangre, se recuerda que todo esto implica que la administración se está “saltando la legalidad”.


El plan de choque, se apunta, no prevé la contratación de más profesionales, por lo que hay que convencer a los que ahora forman la plantilla para que echen más horas o atraer a los que ya lo hacen en la privada. Una privada, por cierto, que sería la gran beneficiada si no se consigue esto, ya que recibirá todas las intervenciones que no puedan asumir los centros públicos.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Pollinica completa su salida procesional con sol y calor primaveral
chevron_right
El Predimiento se desquita del pasado año y vive su gran tarde cofrade