Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 11/08/2022  

Ronda

Aumentarán la vigilancia policial en la UE-19 para evitar que se produzcan carreras de coches nocturnas

Seguridad habla de problema “puntual” mientras la oposición reclama que se actúe “antes de que ocurra algo que lamentar”

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Tras un botellón en la zona

El Ayuntamiento de Ronda aumentará la vigilancia policial durante las noches en torno al fin de semana, en concreto entre el jueves y hasta la madrugada del sábado al domingo, en la zona de la UE-19. Los agentes vigilarán el entorno del acceso al recinto ferial por la calle Díaz Machuca, para evitar que proliferen en el lugar carreras de coches que, según admite la propia concejalía de Seguridad, han sido detectadas por vecinos que han dado aviso de las mismas a la Policía Local de  Ronda.

El concejal delegado del ramo, Antonio Arenas, ha anunciado este mayor dispositivo de vigilancia tras defender, en cualquier caso, que se trata de un problema “puntual”, puesto que dichas carreras “no son algo generalizado ni habitual” en la zona. Arenas ha admitido, sin embargo, que existen actas policiales que advierten de tales acciones, detectadas por vecinos de la zona, y que resultan muy peligrosas para sus participantes e incluso para la gran cantidad de jóvenes que se dan citada durante el fin de semana en este entorno de esta urbanización de reciente creación donde se celebra un botellón que suele congregar de manera habitual a numerosos jóvenes.

Arenas, al fin, aseguró que dichas carreras no se producirían únicamente en ese entorno concreto, sino en otras calles de Ronda, incluso del centro, donde hay gran afluencia de jóvenes. Admitió además los problemas de ruidos en el entorno de la UE-19.

El asunto llegó incluso al pleno del jueves pasado, cuando la oposición reclamó una intervención policial “antes de que ocurra algo que tengamos que lamentar”, afirmó el concejal del grupo socialista Rubén Morales, quien subrayó las quejas continuadas de los vecinos del entorno. Los afectados, en efecto, han venido denunciando durante meses  “la degradación” que sufre este nuevo barrio rondeño, “totalmente abandonado a su suerte” según dijo noviembre pasado a RONDA SEMANAL un portavoz vecinal que habló de evidentes problemas de seguridad y de la suciedad y los problemas de ruidos provocados por el referido botellón. Solicitaron al Ayuntamiento “una pronta para que que el problema no siga creciendo” para recuperar “la tranquilidad que teníamos cuando vinimos a vivir aquí”.

TE RECOMENDAMOS