Ronda

Los ingresos relacionados con la COVID-19 se reducen a 10 en el Hospital Comarcal

Con el nuevo protocolo, desde el lunes, para solicitar la baja laboral el trabajador deberá aportar un positivo de un test realizado en el SAS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ronda. -

La presión hospitalaria relacionada con la pandemia de COVID-19 comienza a experimentar una leve mejora y, tras varias altas, ya son 10 los ingresos de pacientes contagiados en el Hospital Comarcal, dos de ellos en la UCI.

Un descenso que también se percibe en la tasa de incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes, un dato que se rebaja hasta los 768 casos a nivel de distrito, mientras que en Ronda baja de los 1.000 positivos, hasta los 975,5.

El informe diario que publica la Consejería de Salud y Familias refleja que en las últimas 24 horas se han notificado 38 diagnósticos del virus, frente a 32 curaciones relativos a vecinos de la Serranía. Una actualización que provoca un leve repunte de los casos activos hasta los 858 en nuestro distrito, 672 de los cuales se localizan en Ronda.

Fuentes sanitarias informan de que, a partir de ahora, con la aplicación del nuevo protocolo, ya no bastará con comunicar los síntomas o un positivo en un test de antígenos para solicitar la baja laboral. Desde el próximo lunes, para tramitar las bajas se le asignará cita al trabajador para que se realice una prueba de antígenos o PCR que confirme o descarte la infección. De esta manera, los positivos constarán en las estadísticas, a diferencia de los obtenidos por autotest.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN