Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Punta Umbría

Vargas Llosa, el Arquímedes de la ficción, conmovido por los niños suecos

El escritor Mario Vargas Llosa vivió ayer nuevas emociones en el homenaje que le brindó el Instituto Cervantes de Estocolmo cuando escuchó a un grupo de niños suecos preguntarle qué había quehacer para llegar a ser Premio Nobel de Literatura.

Publicidad AiPublicidad Ai
  • González Sinde y Vargas Llosa en la presentación de la exposición ?Mario Vargas Llosa, la libertad y la vida?.
 El escritor Mario Vargas Llosa vivió ayer nuevas emociones en el homenaje que le brindó el Instituto Cervantes de Estocolmo cuando escuchó a un grupo de niños suecos preguntarle qué había quehacer para llegar a ser Premio Nobel de Literatura.

Con la voz “guillotinada” por las bajas temperaturas que se registran en Estocolmo, este “Arquímedes de la ficción” –como le definió el director del Instituto Cervantes en esta capital, Joan Alvarez– vivió ayer un momento lleno de emotividad cuando se dirigieron a él, a través de una grabación, un grupo de niños suecos que hablaban en español.

Vargas Llosa, que escuchó atento y siempre sonriendo mensajes como “nos hubiera gustado que nos dieses lecciones de español pero sabemos que tienes muy poco tiempo”, dijo sentirse “impresionado” al escuchar el “magnífico español” de los pequeños.

Esta grabación, junto a un juego de palabras construidas con las letras del nombre y apellidos del escritor, figuran en la exposición inaugurada bajo el título Mario Vargas Llosa. La Libertad y la vida y que se presenta a modo de trayectoria vital y literaria.

Como cada día desde que llegó a Estocolmo a recibir el Nobel, que le entregará el rey Carlos Gustavo de Suecia el próximo viernes, Vargas Llosa congrega a su paso a decenas de admiradores.

Vargas Llosa, que vivió el martes uno de los momentos más emocionantes al pronunciar un sentido discurso de agradecimiento de aceptación del Nobel que provocó las lágrimas no sólo de su familia y amigos, sino también de los académicos suecos, dijo que pese a tener afectada la voz ésta le alcanzaba para agradecer “esas cosas tan bonitas que han dicho sobre mí”.

“En circunstancias como éstas, a veces, las palabras nos faltan para ser auténticos” y agradecer “la manifestaciones de cariño y amistad”, dijo.

TE RECOMENDAMOS