Quantcast
El tiempo en: Andalucía
22/05/2022  

Puente Genil

El Hospital de Alta Resolución de Puente Genil pasa a integrarse en el SAS

El 1 de enero se hizo efectiva la disolución de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, que gestionaba el centro desde su inauguración

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Entrada principal del Hospital de Alta Resolución de Puente Genil.

El Hospital de Alta Resolución de Puente Genil y el Hospital Comarcal de Montilla han quedado adscritos, desde el pasado 1 de enero, al Hospital Infanta Margarita de Cabra, tras la disolución de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir y la integración de dichos centros hospitalarios en el Servicio Andaluz de Salud (SAS). La reorganización del mapa sanitario llevada a cabo por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía afecta a todos los hospitales de la Agencia, de tal manera que además de los de los hospitales de Montilla y Puente Genil, que quedan adscritos a Cabra, el de Peñarroya se adscribe al de Pozoblanco, mientras que en la provincia de Jaén, el de Alcaudete se adscribe al Hospital de Jaén, los de Sierra de Segura y Cazorla quedan adscritos al de Úbeda, mientras que el de Andújar tendrá entidad propia.     

Sobre este particular, la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta, María Jesús Botella, explicó que toda la cartera de servicios que ofrecen actualmente cada uno de los centros hospitalarios adscritos a la ya extinta Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, se mantendrá “activa y en funcionamiento, independientemente del área sanitaria al que se adscriba cada centro”.     

Botella también ha resaltado que “los contratos de servicios en vigor han sido trasladados a las diferentes Plataformas Logísticas Sanitarias provinciales para la continuación de los mismos hasta la fecha de su vencimiento, para después ser prestados a través de los contratos que tengan suscritas las distintas plataformas”. La delegada también destacó el compromiso de la Junta con las condiciones laborales de estos profesionales sanitarios y ha garantizado una asistencia de calidad en los municipios donde están ubicados los centros hospitalarios y sus comarcas.     

La delegada de Salud y Familias también señaló que el Gobierno andaluz tiene como objetivo explicar de primera mano lo que supone la  integración de todas las Agencias Públicas Empresariales en el SAS, un proceso en el que se lleva trabajando desde hace casi 2 años mediante un diálogo continuo, con total transparencia y con el objetivo de seguir prestando el mejor servicio sanitario de calidad a los ciudadanos y las mejores condiciones de trabajo para los profesionales sanitarios”.     

“La actividad que realizan las Agencias Públicas Empresariales Sanitarias en el ámbito del Sistema Sanitario Público de Andalucía es esencial y el objeto de esta reorganización es profundizar en una configuración más racional, mediante un sistema único, que permita hacer efectivo el derecho a la protección de la salud; la universalidad de la asistencia; la equidad; la igualdad efectiva en las condiciones de acceso al sistema sanitario; el equilibrio territorial en la prestación de los servicios; la integración funcional de todos los recursos sanitarios públicos; la planificación, eficacia y eficiencia de la organización sanitaria y de la utilización de los recursos; la descentralización, autonomía y responsabilidad en la gestión de los servicios; así como  la participación y mejora continua de la calidad de los mismos, situando al paciente, como protagonista, en el centro del sistema público de salud”.     

Botella recordó que ya fue publicado un Decreto mediante el cual el Servicio Andaluz de Salud “asumiría las funciones y objetivos de las Agencias Públicas Empresariales Sanitarias y que dichas entidades, se someterían a un proceso de liquidación y extinción cuya fecha de asunción efectiva sería determinada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía”.     

Una vez llevada a cabo la integración en el SAS, se aplicará lo establecido en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores para los supuestos de sucesión de empresa, es decir, el mantenimiento de las relaciones de trabajo existentes en las agencias sanitarias, asumiendo el SAS los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social, así como el mantenimiento de las relaciones laborales establecidas por el convenio colectivo que hubiera en el momento de la transmisión hasta la fecha de expiración del convenio colectivo de origen o hasta la entrada en vigor de otro nuevo que resulte aplicable a la entidad económica transmitida, por lo que los profesionales no sufren ningún tipo de merma en su situación laboral actual”.     

El Servicio Andaluz de Salud se subroga en la condición de empleador del personal laboral de la Agencia Sanitaria, así como en el resto de las relaciones jurídicas derivadas de dicha condición. “Todos los profesionales con contrato en vigor en la Agencia a fecha de 31 de diciembre de 2021, continúan teniéndolo en el SAS desde el pasado 1 de enero de 2022 con las mismas condiciones de duración y localización”, ha aclarado la delegada de Salud en la nota remitida a los medios.

El Sindicato de Enfermería SASTE, ha emitido un comunicado en el que rechaza las declaraciones efectuadas por la Delegación de Salud en Córdoba “queriendo hacer creer que la creación de una macroarea sanitaria en la zona Sur de la provincia de Córdoba es buena para ciudadanos y profesionales cuando la evidencia objetiva y análisis de la misma resalta justamente lo contrario”.     

Para SATSE “crear un área Sanitaria en la Campiña como solicitan los alcaldes de los municipios afectados y desde la Mancomunidad de la campiña es la opción lógica, razonable y la que más beneficia a los ciudadanos y profesionales”. Es la misma que se ha adoptado en otras provincias andaluzas, “acercar la gestión a los ciudadanos”, y esta opción de Área de Gestión Sanitaria de la Campiña cordobesa estaba en la mesa y en la cabeza de la Consejería de Salud hace solo unos meses e incluso semanas, desconocemos porqué precisamente en Córdoba se adopta una decisión que no cuenta ni con el aval de los representantes de los ciudadanos ni de los profesionales.     

El sindicato insiste en que una macroarea de tales dimensiones como la que pretende imponer el SAS en el sur de la provincia de Córdoba ejerce un efecto disuasorio para la captación de profesionales. Aseverando SATSE que sólo con los profesionales que residen en el sur de Córdoba o cercanías no es posible ofertar toda la cartera de servicios de los distintos hospitales y centros de salud, por lo que es imperativo añadir atractivo, atraer talento de personal sanitario, y hoy se pretende lo contrario.     

“La posición inflexible de la Consejería de Salud abocará a los centros sanitarios del sur de Córdoba a tensiones asistenciales, situaciones que quienes están empecinados en imponer su criterio de una macroarea no sufrirán sus negativas consecuencias asistenciales que si sufrirían quienes viven o  trabaja en el sur de la provincia”, apuntan desde SATSE, que añade que “la creación de un macro área sanitaria con varios hospitales bajo un mismo órgano gestor y administrativo propiciará que por razones diversas y múltiples circunstancias los pacientes sean derivados indistintamente a cualquiera de los distintos hospitales pertenecientes al Área Sanitaria, con independencia de que al Hospital que le deriven para ser atendidos sea o no su hospital de referencia. Esta circunstancia además conlleva múltiples trastornos ya no solo para el paciente, sino también para sus familiares que tendrán que realizar desplazamientos más largos, costosos y que alterarán el bienestar del conjunto de la familia del paciente”.

TE RECOMENDAMOS