Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 05/08/2021

Provincia de Cádiz

La moda flamenca se reivindica ante el riesgo de desaparecer como industria por el virus

Sin respuesta de la Junta y con las cancelaciones de ferias nuevamente el sector insiste en que necesita ayuda urgente y también visibilidad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�n Publicidad Ai
  • La moda flamenca se reivindica con una exposición en Sevilla.

José Raposo bajó de la pasarela de la Semana Internacional de la Moda Flamenca (Simof) en febrero de 2020 entre aplausos, con unas críticas que le consagraban como  “el mejor estilista entre el grupo de diseñadores jóvenes y uno de los nombres a seguir cada año de cara a la romería más creativa”, y con siete encargos para la Feria Sevilla, en la que no resulta sencillo hacerse un hueco, gracias a una colección que, partiendo de patrones clásicos, evocaba la Sanlúcar marinera de Bonanza y La Algaida. Hoy, algo más de un año después, sigue colgada.

La pandemia me dejó en shock durante las dos primeras semanas”, confiesa. El virus nos robó la primavera y a Raposo, sus ilusiones. Con la suspensión de las fiestas y del Rocío, tuvo que dar por perdida la inversión de 15.000 euros realizada para afrontar la temporada, envió al ERTE a las dos trabajadoras del taller y no le quedó más remedio que reaccionar, elaborando en tiempo récord diseños de ropa casual y una plataforma de venta online para sobrevivir en plena selva. “La competencia es feroz”, lamenta, aunque persevera gracias, también, al apoyo económico y anímico de su familia.

“Mi facturación ha caído un cien por cien”, indica, por su parte, José Galván, colega de profesión, malagueño radicado en la capital hispalense desde hace unos siete años y coordinador del movimiento #Lunaroff, que reivindica ayudas para el sector de la moda flamenca.

Hasta ahora, la Junta de Andalucía no ha dado respuesta, pese a las dos movilizaciones llevadas a cabo, en octubre y febreros pasado y una reunión a finales del pasado año. No descartan plantarse de nuevo, con sus batas, abanicos y peinetas frente a San Telmo si la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, no les cita para abordar posibles soluciones a la grave situación que atraviesa.

Al menos el Ayuntamiento de Sevilla se ha volcado. El fin de semana del 17 y 18, ha organizado un desfile de moda, al que anima ir vestida de flamenca, en el entorno de la calle García de Vinuesa, y, entre el 12 y el 25, un mercadillo en Plaza Nueva. Además, la avenida de la Constitución, la Plaza del Salvador, la Plaza del Altozano y la Plaza de la Encarnación acogen exposiciones. No es la solución pero les da aliento.

“Nuestra intención es plantearle iniciativas similares a la Diputación Provincial de Cádiz”, avanza Galván, quien calcula que las más de 500 empresas andaluzas que dan trabajo a diseñadores, patronistas, flecadoras, bordadoras, modelos y fotógrafos, entre otros, están al borde del colapso.

No podemos aguantar otro año más sin trabajo”, subraya. Porque ni tan siquiera pueden dar salida al vestuario expresamente tejido para espectáculos. “No se celebran, no hay nada”, lamenta.

“El año que viene habrá que inventar algo”, casi suplica. “Si solo se pueden montar veinte casetas en un paseo con aforo limitado, que se monten”, propone porque, de lo contrario, advierte de que “vamos a desaparecer definitivamente” como industria.

COMENTARIOS