Quantcast
El tiempo en: Andalucía
09/05/2021

Provincia de Cádiz

Claves para reforzar las defensas naturales contra el Covid

El doctor Francisco Moreno, de Alergosur, recomienda dieta saludable, ejercio, descanso y controlar enfermedades crónicas para reforzar el sistema inmunológico

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • El ejercicio es recomendable para reforzar las defensas naturales.

La frenética actividad investigadora desde que irrumpió el coronavirus no ha sido capaz aún de desentrañar todas las claves del Covid-19, pero, un año después de la declaración de pandemia mundial, la teoría de transmisión comunitaria por superficies ha decaído y ha quedado establecido que el mayor riesgo de contagio se produce en espacios cerrados a causa de las diminutas partículas que expulsamos al hablar e incluso al respirar, y que pueden permanecer en el aire durante horas: si tienen carga vírica y se inhalan, infectan. Igualmente, los científicos han determinado que el coronavirus siente predilección por los receptores ACE2, una proteína humana fundamental para la infección. La espícula del patógeno usa la ACE2 para encajarse en la célula humana e introducir su material genético.  La célula confunde el ARN viral con el propio y facilita la replicación. Los menores de 16 tienen menos receptores y, por lo tanto, tienen menos probabilidades de sufrir la enfermedad. Dichos receptores se hallan en mayor número entre los hombres, razón por la que fallecen más que las mujeres.

Todos estos descubrimientos han servido para afinar las medidas de prevención y desarrollar la vacuna, en la que se ha depositado toda la confianza para acabar con una pesadilla que no cesa. Pero el doctor Francisco Moreno, miembro de la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (Alergosur), apunta que no se ha insistido en la importancia de “exigirnos y esforzarnos en ayudar en nuestro sistema inmunológico” para sortear el virus.

Moreno recuerda que ante cualquier patógeno, nuestras defensas actúan. Hay una primera respuesta inmunitaria innata, menos específica y más inflamatoria, que ejerce de barrera inicial de contención para dar opción a una buena respuesta inmunológica global. En segundo término, se produce la respuesta adaptativa, que desarrolla anticuerpos y células con capacidad de memoria frente al agente infeccioso y que, ante nuevos contactos, se vuelve más rápida y precisa.

Para fortalecer el sistema inmunológico, es conveniente seguir una buena alimentación. “Una dieta sana, baja en calorías, rica en frutas y verduras, es clave”, señala. Y remarca que el sobrepeso es uno de los elementos de riesgos más serios. “Es importante tratar de hacer ejercicio de acuerdo a nuestras posibilidades”, añade. Por otra parte, se refiere a la necesidad de controlar enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión a afecciones hepáticas, cumpliendo estrictamente tratamientos y hábitos saludables. Y, en cualquier caso, reducir o evitar el consumo de alcohol y no fumar. Por último, apunta el valor del descanso. “Es crucial”, subraya, y recomienda atajar el estrés porque la ansiedad reduce la capacidad de respuesta.

Moreno advierte sobre los productos que se comercializan como estimuladores del sistema inmunológico, aunque no haya demostrado en ensayos clínico su eficacia. “No está demostrado que el aporte de dosis extras elevadas de vitamina D reporte beneficios, salvo en personas que lo precisen por prescripción médica”, explica. Incluso puede tener efectos adversos, alerta. “En personas jóvenes, puede inducir hipervitaminosis, alterando el equilibrio metabólico”, afirma. En la lista de productos que tampoco han demostrado su eficacia incluye las denominadas leches enriquecidas con todo tipo de ácidos omega, el empleo de probióticos o prebióticos o extractos variados de vegetales, entre otros.

Moreno admite que, con respecto a la inmunidad adquirida por haber superado la enfermedad, hay dudas en cuanto a su durabilidad. Pero considera que es preciso colocar a estas personas en la cola de la fila para la administración de la vacuna, cuyo objetivo es estimular al sistema inmunológico como si tuviéramos la infección pero sin los daños y síntomas que ocasionaría el Covid-19 si enfermáramos de verdad. Muestra, igualmente, desacuerdo con la limitación de edad para la administración del medicamento de Astrazeneca. “Se puede restringir su uso por cuestiones de organización, pero no por su eficacia”, agrega.

En cualquier caso, urge a las administraciones a impulsar la campaña de vacunación porque ha quedado demostrado en Israel que con solo recibirla el 40% de la población, se ha reducido a la mitad la mortalidad y la morbilidad. Entre tanto, reclama responsabilidad individual, pero también pide a los políticos “no dar bandazos ni emitir mensajes contradictorios” porque afecta a la credibilidad y contribuye a la fatiga de una población que sufre con suma incertidumbre el devenir de la pandemia.

 

COMENTARIOS