El tiempo en: Andalucía
Lunes 08/03/2021

Provincia de Cádiz

“El objetivo es la reconstrucción de la provincia de Cádiz, empezando por el empleo”

La presidenta de la Diputación de Cádiz destaca que “lo importante de los fondos europeos es que cuando lleguen se ejecuten de forma inmediata”

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Irene García, presidenta de la Diputación de Cádiz

Irene García reivindica el papel desempeñado por la Diputación frente a la pandemia a través de sus propios recursos, pero sobre todo subraya su capacidad de reacción y su disponibilidad para materializar de inmediato la llegada de los fondos Next Generation. De ello nos habla en esta entrevista en la que tampoco elude las preguntas sobre el futuro de su partido a nivel regional y provincial.

“Ha llegado el momento de realizar restricciones importantes, y creo que la ciudadanía lo apoyaría”

¿Cree que se debe dejar pasar mucho más tiempo tomando restricciones parciales, como está haciendo la Junta, o es partidaria de ir a un confinamiento?

–A mí lo sorprendente de todo esto es la falta de información, y le hablo en primera persona como presidenta de la Diputación, pero podría hacerlo en nombre de los alcaldes y alcaldesas de la provincia, ya que contamos con la misma información que recibe a diario el resto de la ciudadanía. Por tanto, estamos casi al mismo tiempo preocupados por conocer los datos que se vuelcan para ver la evolución. Pero, además, creo que esos datos que se vuelcan a diario no se corresponden con la realidad. No es la foto fija de una situación real, y lo hemos comprobado en pueblos pequeños, donde la gente se conoce, sabe cuáles son las familias afectadas, las que están confinadas. Y no se corresponde tampoco con el número de PCR que se están haciendo por el SAS, ya que muchos se llevan casi diez días sin recibir la llamada para hacerse el PCR. Estamos en un momento extraordinario, la gravedad ha alcanzado un nivel de mucha preocupación, y no entendemos la ambigüedad del presidente de la Junta y tampoco la ausencia de los responsables provinciales del gobierno andaluz en Cádiz. Esta semana, casi un año después, la delegada territorial de Salud se ha sentado con los ayuntamientos para abordar la situación. Desgraciadamente no ha servido para aclarar dudas, porque no se le ha respondido a muchas de las preguntas realizadas por los ayuntamientos, y no solo ha querido trasladar una imagen de que no hay preocupación y de que no son ciertos esos datos que algunos alcaldes trasladan, cuando al mismo tiempo el presidente andaluz nos dice dos cosas distintas. En Algeciras reconoció su preocupación por la gravedad de la tercera ola, y le echaba las culpas al gobierno de España, y después pide un autoconfinamiento. Ha llegado el momento en el que no vale escurrir responsabilidades y echarle las culpas a otros, sino que ha llegado el momento de tomar decisiones que tienen que ser restricciones importantes, y creo que la ciudadanía acompañaría esa situación ante la evolución de la pandemia, y que están muy preocupados al ver el avance que está teniendo en el ámbito hospitalario, y no entiendo como la única preocupación es echarle las culpas al gobierno de España y no actuar dentro de sus competencias. Las reuniones de la delegada han sido de nuevo para escurrir el bulto y excusarse de sus competencias, y exigir a los ayuntamientos que a través de la Policía local y sus medios controlen la pandemia. 

¿Usted descarta que se pueda llevar a cabo un confinamiento total? Y si no, ¿a qué se refiere con medidas duras que habría que tomar?

–A mí no me corresponde descartar o no el confinamiento, pero no toca decir que se relajen las medidas y después echar la culpa a la ciudadanía. Lo que se ha escuchado es que la ciudadanía se ha relajado y la ciudadanía lo que ha hecho es cumplir con las medidas que se habían aprobado para un momento concreto. No toca echarle la culpa continuamente cuando las cosas van mal, sino tomar el mando. No soy quien puede recomendar ese tipo de cuestiones porque nos falta lo más importante, que es la información, y creo que la Junta está secuestrando muchos datos muy importantes.

Ustedes han aprobado un presupuesto para 2021 con una cifra de 300 millones, un 7% más con respecto a 2020. ¿De ese dinero qué se dedica a afrontar y a ayudar a todas aquellas personas que están sufriendo de manera más dura esta crisis económica derivada de la crisis sanitaria?

–Todos los recursos que han estado al alcance de la Diputación se han destinado a este propósito aunque no estuvieran consignados. El presupuesto tiene una parte importante dedicada a servicios cotidianos de los pequeños municipios, pero todo lo que hemos podido disponer con carácter extraordinario, tanto de planes de inversiones, como de planes de empleo, se han puesto al servicio de la reconstrucción de la provincia. Ya lo hicimos con el presupuesto anterior. Tuvimos que hacer casi cien modificaciones presupuestarias. Eliminamos todo lo que entendíamos que se podía eliminar, para hacer actuaciones urgentes en el ámbito del empleo, para comprar mascarillas, ayudar a la desinfección de los municipios, de los colegios, para atender lo que de repente no teníamos previsto. En esta ocasión, con mayor previsión, tenemos un presupuesto que no limita los recursos, sino que crece, ya que el Gobierno de España nos ha permitido eliminar el techo de gasto, y todo lo que supone actuaciones van dirigidas a la reconstrucción de la provincia, en tres niveles: empleo, que nos parece lo más importante, y ahora aún más ya que el presupuesto de la Junta ha eliminado los planes de empleo; en infraestructuras, para movilizar la economía de los pueblos, que incluye además ayudas al comercio local y la hostelería; y blindaje de ayudas sociales con planes de actuaciones que atiendan a las familias más vulnerables.

El presupuesto contempla 3,3 millones para hacer frente a la pobreza energética, ¿cree que va a cubrir la demanda que hay?

–Y si no la cubre tiene posibilidad de ampliación. De momento es la previsión.

El plan de inversiones extraordinario incluye 16 millones de euros, ¿qué inversiones destacaría?

–Actualmente esa inversión se va a destinar a los ayuntamientos y serán ellos los que pongan nombre y apellidos a los proyectos, lo que sí exigimos es el compromiso de que esas obras tienen que estar terminadas antes de que acabe el año. No pretendemos que se prolonguen en el tiempo, porque queremos que tengan su impacto en el empleo ahora, que es cuando hace falta.

También hay recogido un millón y medio de euros de ayudas a hostelería y pequeño comercio. ¿Qué ayudas son y cuándo se podrán cobrar?

–La idea que tenemos es trabajarlo conjuntamente. Se ha pactado con las fuerzas políticas y con los agentes económicos y sindicales. La idea es cubrir aquello que no cubren las ayudas del gobierno central y de la Junta, ya que hay muchas micro empresas que necesitan de nuestra ayuda. Se hará de manera proporcional para no discriminar. La idea es sostener y apoyar al comercio tradicional.

Esta pandemia ha evidenciado que dependemos mucho más que otras provincias del turismo y eso nos daña más, ¿hay algún plan estratégico para diversificar la economía?

–No es que dependamos del turismo, sino que dependemos de determinados sectores. El turismo ha caído en picado, pero no quiero obviar la parálisis que ha supuesto esta pandemia para otros sectores económicos. Es cierto que nuestra dependencia no puede obviarse. Pero en ese aspecto soy muy positiva, ya que creo que en el momento en que recuperemos cierta normalidad, si hay un sector que se recupere pronto y bien va a ser el sector turístico. En primer lugar, porque ha hecho las cosas muy bien en este tiempo, la complicidad y la conexión de la iniciativa pública y privada ha elaborado una serie de cuestiones y una planificación que ha permitido que el sector sea muy importante. Espero que acabe la parálisis pronto para empezar de nuevo a crecer.

Las ayudas europeas no nos han sacado del furgón de cola y ahora llegan los fondos Next Generation, que con son una cantidad muy importante de ayudas para hacer frente a la crisis, por lo que la primera pregunta es evidente: ¿Está la provincia de Cádiz preparada para empezar a ejecutar los proyectos de ser aprobados?

–Mañana. Además la Diputación tiene gran experiencia en positivo de ejecución de fondos europeos.

La provincia, en su conjunto, uniendo todas las administraciones, han presentado unos 1.200 proyectos que elevan un montante de 40.000 millones de euros. ¿A qué aspiran?

–A ser capaces de dar la certidumbre a las instituciones europeas de su ejecución y, al mismo tiempo, a contar con el visto bueno del gobierno central y autonómico para que sean los propios ayuntamientos los encargados de desarrollar las inversiones. Porque hemos demostrado que somos capaces de hacerlo y hacerlo bien, y porque es la mejor forma de que el dinero llegue donde tiene que llegar. Hablamos de proyectos que se tienen que ejecutar ya, no que vengan a diseñar iniciativas de futuro, porque es que está provincia está tan estudiada y tan proyectada de tantas iniciativas que lo que toca es pasar a la acción. La cantidad que viene de Europa es ingente, tanto como la petición, pero eso no es algo negativo. Es como una moneda de dos caras, ya que por un lado evidencia el déficit de infraestructuras de la provincia, ya que hemos perdido muchos trenes y proyectos como la ITI, pero por otro lado, somos capaces, en poco tiempo, de poner encima de la mesa iniciativas de todo tipo, pero orientadas fundamentalmente al empleo, pero además haciéndolo desde un punto de vista sostenible, apostando por la innovación y la tecnología, por la eficiencia energética, por una mayor cohesión social. No solo se ha hecho en tiempo récord, sino que nos ha puesto a prueba como administración y como provincia, y hemos estado a la altura.

La Diputación ha presentado 14 proyectos valorados en casi 4.000 millones de euros. ¿Cuáles serían irrenunciables, y cuáles sería un varapalo si no se aprueba?

–Nosotros no hemos ido a ese nivel de competición. Hemos presentado 14 líneas que engloban un proyecto para toda provincia. La preocupación primera es el empleo, con lo que todos los proyectos van orientados a una economía más sostenible, la economía azul, ligada a las energías renovables. Por otro lado, no convertir la despoblación en un problema, que las administraciones sean más eficientes; actuaciones para mejorar entornos urbanos, hacer viviendas sociales, mirar al turismo como sector de presente y futuro. No hay un proyecto irrenunciable, es un proyecto global. Lo importante es que se tienen que ejecutar de forma inmediata y nos da una inmediatez a las cosas que es lo que quiere la ciudadanía.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Como secretaria provincial del PSOE, ¿Es buena opción ir a unas primarias en el PSOE-A o prefiere un candidato de consenso?

–Creo que lo de primarias o no es un debate zanjado. Primarias va a haber, sí o sí. Estoy convencida de que las va a haber en Andalucía y la militancia se va a pronunciar. Y además espero que ese debate se lleve a niveles provinciales y locales, donde también es importante hacer una renovación.

Hay líderes del partido pidiendo a Susana Díaz que dé un paso al lado. ¿Cree que ha llegado el momento de que en el PSOE-A se cierre una etapa y se abra otra?

–No es que se cierre una etapa y se abra otra, porque aunque ganamos las elecciones, desgraciadamente se cerró una etapa, y estamos viviendo uno de los gobiernos más indolentes, que tanto daño le está haciendo a la ciudadanía, especialmente a la gaditana, porque lo vivo en primera persona. Es obvio que es necesario un proyecto renovador, que genere ilusión, que vuelva a conectar con la ciudadanía que, tal vez en tiempos, también estuvo agotada o cansada con el proyecto del PSOE, y que toca recuperarla y hacerlo con brío, y ésa debe ser nuestra apuesta. ¿Qué es lo que nos toca? Nos toca trabajar con mucha generosidad, creo que el PSOE-A, el de Cádiz y el de España tiene que trabajar unido para conseguir desde la generosidad ese proyecto que necesita nuestra tierra, y hacerlo desde el diálogo y desde la sensatez, porque nos jugamos algo tan importante como volver a gobernar una tierra que se merece un gobierno decente.

¿Cree que hay alguna persona diferente a Susana Díaz que pueda liderar un proyecto que genere ilusión en Andalucía?

–No sé si lo genera o no, lo que sí sé es que va a haber más personas, a la vista de lo que hemos ido viendo.

Pero ¿cree que es ella la que debe liderar el proyecto, o está abierta a más opciones?

–No me corresponde. Seré una militante más a la hora de votar. Sí creo que necesitamos un importante revulsivo para seguir conectando con la ciudadanía, porque desgraciadamente la pérdida de un gobierno, aunque ganásemos las elecciones, ha determinado que nuestra posición hoy obligue a poner todo de nuestra parte para crecer, pero si me apura cuando llegue el momento no tengo ninguna persona en concreto que diga que tenemos el mirlo blanco que podemos encontrar en ese sentido. Cuando llegue el momento veremos las opciones y las posibilidades de que hay, y lo tendremos que hacer con mucha generosidad por parte de todos. Los dirigentes tenemos un plus de responsabilidad en ese ámbito porque nos toca recuperar el gobierno de una tierra que necesita trabajar en una situación que se va a heredar de forma complicada, y no por la pandemia, porque hemos visto que la pandemia se ha utilizado para otras cosas, como ampliar los cargos públicos y nada de a coste cero.

Habla de revulsivo, ¿cree que Susana Díaz puede ser un revulsivo para Andalucía?

–Es que le vuelvo a decir que no nos debemos centrar en determinados nombres. Y el revulsivo no debe ser solo en el PSOE-A sino en todos aquellos municipios en los que no ganamos las elecciones. Qué va a ocurrir con Cádiz, en sitios donde perdimos la alcaldía. Lo que hay que ser capaces es de buscar proyectos que ilusionen, que conecten con la ciudadanía, y serán los militantes quienes decidan.

Antes de navidades lograron celebrar el acto del Día de la Provincia, pero dígame ¿qué puede celebrar la provincia de Cádiz?

–Creo que puede celebrar que somos una provincia llena de gente, con grandes capacidades la virtud de levantarse cada día con una sonrisa y la actitud de hacer frente a las dificultades. Precisamente ese Día de la Provincia no quedaron desactualizado los nombramientos que hicimos antes de la pandemia, porque sus perfiles se identificaban con lo que necesita esta provincia en este momento, que es gente capaz de seguir manteniendo el talento que tienen y desarrollarlo en la provincia, de seguir siendo una provincia abierta a las oportunidades y que eso empiece a generar una conciencia de creer en nosotros mismos. Lo hemos visto en el ámbito gastronómico, deportivo, social, y eso genera esa creencia, porque a pesar de las dificultades siguen creyendo en ella.

COMENTARIOS