El tiempo en: Andalucía
Lunes 01/03/2021

Provincia de Cádiz

Los ayuntamientos encaran la crisis del Covid sin apoyo político ni fondos

La Asociación de Politólogos de Andalucía explica el colapso por la merma de recursos humanos desde 2012 y reclama la segunda descentralización

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Celebración del Pleno telemático del Ayuntamiento de Córdoba.

Los municipios se han medido a la pandemia sin contar con el respaldo político ni los medios económicos suficientes para abordar sus funciones y competencias para luchar contra ella. La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la dificultad de los ayuntamientos para auxiliar a sus vecinos en medio de la incertidumbre. Antonio Conde, presidente de la Asociación de Politólogos de Andalucia (PoliticAnd), señala que, salvo las pequeñas localidades, donde se han llevado a cabo labores de desinfección, las grandes poblaciones no han podido poner en marcha medidas de protección. Y, tanto unas como otras, han sufrido una total paralización durante el primer confinamiento, suspendiendo trámites como el empadronamiento, necesario para el acceso al reparto de alimentos. “La administración no está modernizada ni ha mostrado agilidad para la coordinación de la ola de solidaridad que ha provocado el coronavirus”, subraya.

Miguel Ocaña, empleado municipal en Marbella y miembro de PoliticAnd, apunta que, efectivamente, los servicios sociales han estado desbordados. “Todo el mundo ha intentado hacer lo que podía, pero han faltado recursos humanos y materiales”. También en otras áreas porque “la merma estructural de las plantillas por retirada de personal” desde 2012, con la reforma de la administración por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, ha sido generalizada. A ello hay que sumar las bajas del personal de riesgo por contagio de Covid-19.

“Estamos tocados por la crisis anterior en el ámbito municipal por la crisis de 2008; esta crisis institucional va para largo”, advierte. Santiago de los Reyes, también empleado en la administración local y vinculado a PoliticAnd, señala, por su parte, que la reducción de ingresos agravará la situación. “Esta crisis durará al menos un mandato más, o dos”, vaticina, porque “ha cogido a los ayuntamientos cn el pie cambiado”. De los Reyes duda que el Gobierno central permita el endeudamiento municipal. Y, además, la mayoría de las corporaciones han encontrado dificultades para reinvertir los superávits.

Ocaña apunta que la pandemia ha puesto sobre la mesa las deficiencias en la financiación de los ayuntamientos y la necesidad de llevar a cabo la segunda descentralización. “La clave está en cuánto reciben los municipios y la autonomía de los mismos para disponer de los fondos”, explica. Y se muesta convencido de que España no precisa tanto de un debate sobre federalismo como sobre municipalismo. “Todo el mundo habla de lo que hace Pedro Sánchez, pero no de los esfuerzos que ha tenido que hacer cada ayuntamiento para encarar la situación”, lamenta. El gasto ha sido tremendo. Tanto en ayudas sociales como en reorganización de los servicios con la apliación de protocolos antiCovid.

Conde también considera de vital importancia acometer de una vez la reforma de la administración local que se quedó a medias hace ocho años para “determinar y cuantificar competencias y dotarlas de financiación suficiente”. Porque, lo cierto, es que “los ayuntamientos han ido asumiendo competencias impropias” por interés electoral pero, en la práctica, están muy limitados para llevar a cabo políticas de choque contra la pandemia. Ha quedado evidenciado en la dificultad para bonificar tasas e impuestos municipales. De los Reyes plantea que los ayuntamientos, además de seguir centrándose en dar respuesta a quien necesita ayuda urgente, deben intentar ofrecer agilidad en los trámites burocráticos para fomentar la actividad económica. “Una licencia de obra no puede tardar dos años”, pone de ejemplo. Hay que dar facilidades para invertir o para abrir un negocio.

No hay mucho más que hacer. Los tres politólogos coinciden en mostrar sus dudas sobre la estrategia Next Generation. “Con los fondos europeos, las instituciones han demostrado que no saben cómo pedirlos y cómo gastarlos”, remarca el presidente de PoliticAnd, al tiempo que recuerda que la Unión Europea “ha usado estas ayudas para convertir a España en un país de servicios”.  “Es una oportunidad para cambiar el modelo productivo pero muchas localidades pequeñas solo han adaptado vagos proyectos a los requisitos para pedir la financiación”, advierte, por su parte De los Reyes. “Suena a Plan E”, alerta, y teme además que el cortoplacismo político dilapide la lluvia de millones “en rotondas”.

COMENTARIOS