Actualizado: 13:53 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Provincia de Cádiz

Las autoescuelas reclaman más examinadores y se movilizan el 13 de agosto

Con solo 16 funcionarios para 3.000 alumnos y un colapso agravado por el confinamiento y las vacaciones, el sector prepara protestas en Jerez y Cádiz

  • La provincia de Cádiz tiene 3.000 alumnos en espera de examen práctico y 16 examinadores.

Hace justo un año, las autoescuelas gaditanas se movilizaron para reclamar el incremento del número de examinadores. Este viernes, Antonio Herrera, en representación de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Jerez (Acaez), registró ante la Subdelegación del Gobierno en Cádiz una solicitud para llevar a cabo una manifestación por varias calles de la ciudad el próximo 13 de agosto.

“Tenemos los mismos problemas que entonces -lamenta-, pero agravados”.  El confinamiento ha incrementado el número de alumnos, ahora mismo en torno a los 3.000, que esperan para la prueba práctica. Y, por otro lado, solo están disponibles 16 funcionarios de los 17 que hay en plantilla. En agosto, calculan, solo estarán seis por las vacaciones.

Claudio Blanco, representante de las autoescuelas de la Bahía de Cádiz, también ha comunicado a la Administración competente la intención de llevar a cabo una caravana revindicativa de vehículos entre San Fernando y Cádiz el mismo jueves 13. “Únicamente puedo llevar a cuatro alumnos por examen y tengo 65 que quieren hacerlo”, asegura. “Hacen falta soluciones inmediatas”, reclama.

El subdelegado del Gobierno, José Pacheco, anunció en agosto de 2019 un plan de choque con una decena de medidas que no se ha cumplido en su totalidad. Blanco recuerda que no se han incorporado nuevos examinadores por medio de la Oferta Pública de Empleo ni tampoco se han incorporado al cuerpo guardias civiles de Tráfico en situación de reserva tras realizar los cursos correspondientes de homologación de cuatro o seis semanas o los militares mayores de 45 años. Contar con ellos “aliviaría la situación”, apunta. “Hacen falta al menos otros quince examinadores” para acabar con el colapso.

Blanco advierte, por otro lado, que en el último año se han llevado a cabo pruebas por la tarde, pero los fondos para pagar horas extra se agotan. Y considera que el sistema CAPA, otra de las novedades tomadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) hace un año, que da prioridad a aquellas autoescuelas que tienen un mayor núimero de aprobados en el primer intento para que puedan presentar a nuevos alumnos, no ha agilizado los procedimientos.

Las consecuencias de esta situación, señala Herrera, no solo afectan a quienes quieren conseguir el carné tipo B. Se están viendo afectados igualmente quienes precisan de algún tipo de permiso profesional. “Existe una demanda de conductores para el sector del transporte y ahora mismo quien quiera obtener la cualificación se está viendo perjudicado”, agrega Blanco.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Rescatan a 12 personas de una patera a la deriva a dos millas del cabo Trafalgar
chevron_right
Bermúdez traslada a Marín su disconformidad por el decreto aprobado por la Junta