Actualizado: 12:11 CET
Martes, 04/08/2020

San Fernando

El espectáculo que rompe todos los esquemas y despierta todos los sentidos

Zen del Sur presenta los días 21 y 22 de agosto en el Teatro Romano de Baelo Claudia de Bolonia el espectáculo 'Órbita' y no hay oportunidad de verlo más cerca.

Cargando el reproductor....

Èl es de San Fernando y ella de Barbate, aunque los dos viven en Granada y son un baluarte del circo contemporáneo.

Son una compañía multidisciplinar que combina el circo, la danza y la música en directo.

Y no es tan fácil como parece, sobre todo cuando están sobre el escenario haciendo las tres cosas. Son muchas horas de ensayo.

Carlos López, De San Fernando, comenzó estudiando Ciencias del Deporte en Granada pero paralelamente se fue desarrollando como artista en las especialidades de gimnasia artística y danza acrobática. “Es muy sacrificado, una disciplina muy dura que requiere entrenar cinco días a la semana”.

“Tal vez un sello distintivo de Zen del Sur es cómo usamos la música en función de la danza. Es más común que la música sea un mero acompañamiento de la escena y en nuestro caso la música es totalmente indivisible”, dice Noemí Pareja, que estudió guitarra clásica en el conservatorio. “La música y el movimiento van siempre unidos de una manera muy especial”.

A Noemí y a Carlos los une todo, no sólo el ser la base de Zen del Sur. Ambos son músicos -Carlos toca el piano- y ambos aman el circo, de ahí que los dos formen una sola idea que se transmite en sus espectáculos.


Órbita, la obra que están representando ahora por diversos escenarios, con los inconvenientes que tiene una crisis sanitaria para los artistas y para espectáculos de este tipo, es precisamente la apología del camino que comienza y acaba en el mismo punto. O sea, la vida misma o “una metáfora de nuestro paso por la vida y el eje central, nuestras raíces”.

Órbita estará los días 21 y 22 de este mes de agosto en el Teatro Romano de Baelo Claudia, en Bolonia, el lugar más cercano donde van a actuar.

“Por supuesto que nos gustaría venir más por Cádiz, por San Fernando, a Barbate… que es mi pueblo”, dice Noemí, quien explica claves de su espectáculo con raíces gaditanas. El flamenco, la música en general y hasta la red que usa en algunos números de Órbita tiene origen en estas tierras. “La red que llevo la hicieron mis tíos, que son almadraberos”. Un ejemplo más del gaditanismo que respiran y expiran, a pesar de no andar mucho por su tierra.

Hace unos años sí estuvieron en el Castillo de San Romualdo con espectáculo eminentemente música, pero nada más.

“Siempre nos dicen cómo podemos hacer tantas cosas a la vez”, dice Carlos López, mientras que Noemí se refiere a esa reacción de la gente que ve en sus espectáculos como buscan y consiguen transmitir un mensaje, llegar más lejos del lenguaje plástico.

Está lleno de matices, de tic al espectador que traslada al escena a Cádiz, a las columnas del Hércules, a las redes de los marineros, al baile flamenco, a sal y a marismas.

A las diez de la noche de los días 21 y 22 en la playa de Bolonia, con el mar como música invitada de fondo, Zen del Sur presentará un espectáculo único. Para no perder la ocasión de asistir. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Las cuentas no les salen a los ayuntamientos con el Covid-19
chevron_right
La provincia de Cádiz, con 2 brotes de Covid, paga el precio de bajar la guardia