Actualizado: 11:15 CET
Martes, 11/08/2020

Provincia de Cádiz

La enseñanza online deja atrás a 13.619 alumnos gaditanos

La suspensión de las clases presenciales afecta más en la ESO y Primaria. La Junta toma medidas y ha preparado un programa de refuerzo para 7.000 alumnos

  • Alumnos desconectados de la enseñanza online por provincias y ciclos.
  • La Consejería de Educación ha distribuido 1.168 tabletas y 892 tarjetas SIM

La comunidad educativa andaluza ha pasado con nota el duro examen de la pandemia, que obligó a docentes y padres y madres a improvisar un modelo de enseñanza y aprendizaje online durante el tercer trimestre del curso. No obstante, el confinamiento ha dejado en el camino a 90.892 alumnos no universitarios en toda la región. De estos, 13.619 corresponden a Cádiz, según los datos facilitados por la Consejería de Educación a Andalucía Información y contenidos en un detallado informe con nombres y apellidos para dar pronta y eficaz respuesta a los problemas derivados de la crisis sanitaria.

La provincia es tercera en el ranking autonómico en el número de afectados, únicamente por detrás de Málaga (18.407) y Sevilla (14.342), pero casi triplica a Jaén que, con solo 5.640 estudiantes, es el territorio menos perjudicado.

Por niveles educativos, Cádiz concentra en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) el mayor número de alumnos desconectados del telecole, con 5.932, situándose como la segunda provincia con una cifra mayor, tras Málaga (7.383). En Andalucía, se cuentan 34.307 casos, y Córdoba (2.451) y Jaén (2.512) son las menos damnificadas.

En Primaria, la provincia suma otros 4.200 estudiantes con serios problemas para seguir el ritmo educativo a causa de las restricciones de movilidad y reunión decretadas por el estado de alarma, aunque Granada (4.422), Almería (4.579), Sevilla (5.852) y Málaga (7.161) se sitúan por delante.

Cádiz lidera, sin embargo, los abandonos en Bachillerato y Formación Profesional. Con 952 estudiantes, casi un tercio del total andaluz, y otros 428, un 24,8%, los estudiantes gaditanos están a la cabeza en desconexión en FP de Grado Medio y de FP de Grado Superior, respectivamente. En Bachillerato, uno de cada cinco alumnos con problemas en Andalucía cursa sus estudios en la provincia, alcanzando los 784 en números absolutos.

Motivos de la desconexión de la enseñanza online señalados por los centros.


En casi el 70% de casos, 4,6 puntos por encima de la media andaluza, los motivos señalados por los centros educativos de la provincia para advertir de la imposibilidad de continuar con normalidad con el proceso de enseñanza y aprendizaje son que el alumno no responde a los requerimientos de comunicación realizados (16,71%), el acceso inadecuado a tareas planteadas a distancia o por internet (16,06%)  y, en tercer lugar, que se detecta una especial dificultad en la realización de las tareas planteadas a distancia o por internet (11,7%) o, en la mayoría de los casos, no realizan las tareas planteadas a distancia o por internet (25,10%).

No son las únicas causas consignadas en el informe por la Consejería de Educación. Entre los otros motivos que se repiten más asiduamente tienen que ver con el alumnado inmigrante, con problemas de integración y de idioma; con el alumnado de necesidades educativas especiales o con problemas de aprendizaje: y, finalmente, con el alumnado que ya manifestaba antes de la pandemia absentismo o indicios de abandono escolar.

Al respecto, el estudio elaborado por el Gobierno andaluz aporta ejemplos concretos reportados por los docentes, como el de un estudiante noruego con dificultad con el castellano, otro mayor de edad que antes del confinamiento ya se encontraba trabajando, una madre desesperada con la actitud de su hijo, que se niega a cumplir con sus obligaciones, o una que pide que no se envíen muchas tareas porque el joven, con dificultades de aprendizaje, “no entiende y en casa no saben ayudarle”.

Para que nadie se quede atrás, la Consejería de Educación y el profesorado han tratado de hacer todo lo que está en su mano para evitar el abandono. Hasta 23.437 medidas se han adoptado en la provincia de Cádiz; 141.407 en Andalucía. Entre otras, la adaptación de actividades para trabajar desde el móvil o la reducción de las tareas planificadas.

Pero también el policía tutor ha entregado las tareas en papel y las ha recibido cumplimentadas a la vuelta, haciéndose llegar al domicilio del alumno también por medio de Protección Civil en algunas ocasiones, Correos e incluso una agencia de transportes, pagando los costes el instituto.

Medidas adoptadas por los centros para paliar la desconexión de la enseñanza online.

En otros casos, se ha propuesto a la familia recoger las actividades en el centro educativo o, dada la imposibilidad de enviar las tareas ya realizadas, se ha acordado que las familias las entreguen una vez levantado el estado de alarma.

Por otra parte, la crisis sanitaria y la paralización de todo el país, en consecuencia, ha revelado en toda su dimensión una brecha digital que, aunque ha existido siempre, ha obligado al Gobierno autonómico a actuar de manera urgente. “No cabían excusas algunas para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los estudiantes”, aseguran fuentes de la Consejería de Educación, que ha movilizado recursos para corregir esta situación en lo que ha calificado como “una apuesta tecnológica sin precedentes” en la historia del departamento que dirige actualmente Javier Imbroda.

En total, de acuerdo a los datos oficiales, se ha facilitado más de 7.400 tabletas y 7.800 tarjetas SIM al alumnado andaluz sin medios digitales para continuar con su formación online. En la provincia, se han repartido concretamente 1.168 tabletas y 892 tarjetas SIM, siendo superada únicamente por Málaga (1.234 tabletas y 932 tarjetas SIM) y Sevilla (1.447 tabletas y 1.138 tarjetas SIM).

En un primer momento se asignaron al alumnado de segundo de Bachillerato y FP y posteriormente se amplió a otras etapas terminales, como cuarto de la ESO y sexto de Primaria. La consejería indica que todos los beneficiarios se encuentran en zonas socioeconómicas vulnerables, pertenecientes a centros de compensatoria y zonas desfavorecidas (Eracis).

Los alumnos desconectados durante la pandemia tendrán, en cualquier caso, seguimiento por parte de los centros educativos y la Inspección. El plan de refuerzo y recuperación será especialmente intenso en Málaga, con 8.315 alumnos, y Cádiz, con casi 7.000, en segundo lugar.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Conil premiado a nivel nacional por su labor frente al acoso escolar
chevron_right
El alga asiática invasora se deja ver ya en las playas de Los Caños