Actualizado: 12:11 CET
Sábado, 04/07/2020

Provincia de Cádiz

Los alcaldes se plantan y piden financiación contra la crisis

La FEMP reclama al Gobierno disponer de los remantentes de tesorería. Pero localidades como Jerez advierten de que no serán beneficiados: "Hace falta más"

  • La emergencia social sacude la provincia y los alcaldes reclaman financiación para afrontarla.

Los alcaldes han cerrado filas la semana pasada para, al margen de las siglas políticas, reclamar al Gobierno central con una sola voz recursos económicos y financieros para poder afrontar las consecuencias de la pandemia en el ámbito municipal.

Lo han hecho por medio de un documento, Pilares locales para la reactivación social y económica de la Administración Local, aprobado por unanimidad por la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que plantea, en primer lugar, facilitar el uso íntegro de los remanentes de tesorería para gastos generales generados por cada entidad local, flexibilizando los parámetros de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera y regla de gasto.

“Tuve claro que esta era una medida necesaria en cuanto se declaró el estado de alarma”, asegura el primer edil de El Puerto, Germán Beardo (PP), que ha participado en el debate de la FEMP como miembro de la Junta de Gobierno. “Si parar un día el Ayuntamiento era un problema, pararlo quince días era un problemón”, explica. Dos meses después, remarca, su Gobierno ha hecho el mayor esfuerzo asistencial de la historia y en un tiempo récord ante la situación de emergencia social.

Para continuar atendiendo la demanda, es preciso tener libertad para disponer de los 20 millones de euros extra que dispone El Puerto actualmente. “Es una ofensa para la ciudadanía que no se destine a ayudar a las familias que lo están pasando verdaderamente mal y a reactivar la economía de la localidad en lugar de amortizar créditos, teniendo en cuenta que los pagos a los bancos están garantizados hasta 2035 sin que haya problema alguno”, resume.

El alcalde de Conil, Juan Manuel Bermúdez (IU), integrante igualmente del órgano de gobierno de la FEMP, coincide en el planteamiento pero aclara que “vamos tarde”. Su formación, subraya, lleva pidiendo desde el año 2012 la derogación de la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, conocida popularmente como Ley Montoro para recuperar la autonomía local.

Bermúdez lo tiene claro: la reconstrucción pasa por liberar hasta 10 millones de euros para Conil. “Tenemos diseñado un plan estratégico para el municipio y contar con los remanentes de tesorería permitirían invertir y reactivar la economía local”, explica.

Sin embargo, el documento aprobado no da respuesta a todas las casuísticas en el ámbito local. La alcaldesa de Jerez también ha votado a favor de este acuerdo en el seno de la FEMP, como miembro del Consejo de Gobierno, pero la delegada de Hacienda, Laura Álvarez, advierte de que el Ayuntamiento no tiene remanentes de tesorería positivos. “Solo sería posible contar con liquidez extraordinaria si el Gobierno concediera una moratoria en el pago de préstamos, derogara la Ley Montoro y autorizara el incremento del techo de gasto”, añade.

Y lamenta que es injusto no contar con las entidades locales que se encuentran en una peor situación. “Es como si las ayudas sociales se le concedieran a quienes tienen un colchón económico en el banco y no a quien no tiene manera de salir de la crisis”, argumenta.

Álvarez reconoce que el aplazamiento del cobro del IBI ya genera tensión en las arcas municipales y que el Gobierno local ha movilizado once millones de euros para 52 proyectos con el objetivo de revitalizar la ciudad. Pero hace falta más. Plantea un fondo económico no reembolsable, “como el que han recibido las comunidades autónomas”, y respaldo para afrontar la emergencia social.

En este sentido, el documento aprobado de la FEMP plantea un segundo pilar con tres fondos: uno de ellos, para el sostenimiento del transporte público por el déficit generado durante la crisis del Covid-19, con caídas de uso superiores al 90%; otro, para planes de choque y la recuperación social, con unos 6.000 millones entre 2020 y 2021; y un tercero para que las entidades locales puedan atender al ingreso mínimo vital.

El alcalde de El Puerto considera, no obstante, que hace falta ir más allá y agilizar procedimientos administrativos y permitir el incremento del el capítulo 1 para reforzar la estructura municipal con el objetivo de impulsar proyectos. “Necesitamos arquitectos, economistas, necesitamos un refuerzo en vías y obras, en contratación, en tesorería”, enumera y apunta que los ayuntamientos no han podido recuperar recursos humanos después de la crisis de 2008. “Si el Ayuntamiento no funciona, la ciudada no funciona”, concluye.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Máxima precaución ante el reencuentro con los mayores
chevron_right
Cemabasa y UCA convocan las ayudas de estudio por orfandad