Actualizado: 19:28 CET
Jueves, 04/06/2020

Provincia de Cádiz

Los mercadillos buscan espacio para volver a montar

Las asociaciones acuerdan con los ayuntamientos en Cádiz duplicar la superficie destinada para poder instalarse todos los vendedores de una vez en la Fase 2

  • El mercadillo de La Magdalena de San Fernando, en la imagen, duplicará su espacio para la vuelta a la actividad en Fase 2.
  • El colectivo reclama la condonación de las tasas de ocupación por el enorme volumen de beneficio y “la alegría” que aporta

La Mesa Nacional de Organizaciones de Venta Ambulante de España advierte en uno de sus últimos informes de actualidad que, con la aparición de la pandemia por el Covid-19, “se ha elevado a la categoría de catástrofe económica la crisis que venía sufriendo el sector del comercio ambulante en todo el territorio español”, hasta el punto de que “se encuentra al límite de la quiebra debido a la situación excepcional de estado de alarma”.

Sin embargo, pese a esta delicada situación y, pese a que podían retomar la actividad en la Fase 1, los mercadillos no prevén hacerlo hasta la semana próxima con todas las garantías sanitarias. Las restricciones actuales, que obligaría a operar únicamente al 25% del total de los puestos o cuadruplicar el espacio para mantener las distancias obligatorias han aplazado la vuelta al trabajo.

Es una cuestión de solidaridad entre comerciantes por la falta de superficie disponible para volver todos a la vez, explica José Ángel Cordero, responsable de la Asociación de Vendedores Ambulantes del Bajo Guadalquivir.

En las últimas semanas, se han intensificado los contactos con los ayuntamientos para preparar la próxima instalación de mercadillos. “El Gobierno municipal de Conil no habla con nosotros, Sanlúcar no tiene claro que haya espacio suficiente, y el Ayuntamiento de San Fernando prevé duplicar la superficie”, explica.

Chiclana y Benalup tampoco tienen problema, apunta, por su parte, Francisco Jesús Aragón, presidente de la Asociación de Comerciantes Ambulantes de la Provincia de Cádiz.

La cuestión está en el cumplimiento del protocolo y guía de buenas prácticas dirigidas a la actividad comercian en establecimiento no sedentario del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que establece, entre otras cosas, la distribución lineal de los puestos a bastante distancia, evitando que, en una calle, los puestos queden unos enfrente de otros, separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre ellos de 6 metros, con una separación mínima de 2,5 metros entre los laterales.

Además, los mercadillos habrán de estar totalmente delimitados con cinta de obra, vallas, o con cualquier otro medio que permita marcar de forma clara los límites del espacio, de forma que se pueda controlar la entrada y salida de gente evitando aglomeraciones. De esta manera, solo existirán un acceso de entrada y otro de salida, con dispensadores de gel hidroalcohólico, y rutas en un único sentido, y se podrá facilitar mascarillas y guantes o establecer como obligatorio su uso.

Cordero indica que únicamente las personas vendedoras del puesto de venta podrán tocar los productos y añade que los puestos de venta deben ser limpiados y desinfectados con frecuencia y, en caso de devolución de productos, se debe realizar su desinfección o mantenerlos en cuarentena antes de oponerlos nuevamente a la venta.

Todo esto, que conllevará inevitablemente una menor asistencia de público y más dificultades para comerciar, afectarán, temen los portavoces de ambas asociaciones, a la rentabilidad de la actividad.

Por ello, apuntan que es de suma importancia contar con ayudas de la administración porque hoy el sector se encuentra fuera de todos los planes de reactivación económica por parte del Gobierno central, al tiempo que sufre ya los rigores de la crisis económica derivados de la pandemia y el decreto del estado de alarma.

De esta manera, reclaman la condonación de las tasas de ocupación de vía pública, en muchos casos diez veces superiores a lo establecido para el comercio local. 

“Pedro Sánchez ha dicho dos veces mercadillos en sus intervenciones, algo hemos logrado”, dice Cordero, quien demanda “dignidad y respeto” para una actividad que aporta un inmenso volumen de beneficio y, sobre todo, “alegría”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los acuerdos privados por la cláusula suelo son papel mojado
chevron_right
Los autónomos se movilizan mañana en Cádiz para reclamar ayudas