Actualizado: 13:46 CET
Sábado, 04/04/2020

Provincia de Cádiz

La provincia de Cádiz desinfecta hasta el último rincón

Empresas como IslaPlagas ejecutan labores de limpieza en centros escolares y de trabajo, vehículos policiales y sanitarios de Cádiz para acabar con el virus

  • En casa es recomendable aspirar y limpiar el polvo, usar lejía y lavar la ropa con frecuencia si hemos salido a la calle

Durante toda la semana, se ha hecho habitual la presencia de efectivos militares en las calles de numerosos municipios de la provincia con el objetivo de identificar las zonas susceptibles de un mayor riesto de progapagación del virus con el fin de garantizar la eficacia de posteriores labores de desinfección u otras actuaciones sanitarias.

El jueves, 42 militares llevaron a cabo labores de desinfección del puerto de Algeciras y patrullas compuestas por efectivos del Tercio de Armada y del Tercio Sur de la Infantería de Marina se desplegaron desde entonces para realizar las mismas labores en Cádiz, Jerez, Chiclana, El Puerto, Rota, Paterna o Alcalá del Valle, el sábado, entre otras.

Pero empresas privadas también están procediendo a la limpieza a fondo de centros de trabajo, vehículos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y sanitarios o centros educativos. Fernando Carrillo, gerente de IslaPlagas, tiene por delante trabajo hasta, al menos, el tiempo que dure el estado de alarma. La plantilla al completo, compuesta por unos 67 empleados, está atendiendo encargos en toda la provincia. Asegura que tiene material de limpieza suficiente para, si hiciera falta, los próximos cuatro o cinco meses.

Las existencias almacenadas, más el aprovisionamiento en los últimos días, garantizan el cumplimiento de las necesidades que demandan ahora tanto particulares como administraciones públicas. Pero reconoce que existe un problema de desabastecimiento en el mercado. IslaPlagas utiliza para la desinfección biocidas profesionales, productos de eficacia comprobada, capaces de eliminar microorganismos patógenos.

El proceso, explica, que siguen sus trabajadores, ataviados con monos desechables, gafas, guantes y mascarillas de protección, tal y como indican los protocolos de seguridad laboral y prevención, consiste en una denominada nebulización en frío de cloruro de bencil y peróxido. Por medio de máquinas industriales, se proyecta el desinfectante con microgotas, de manera que no moja el ambiente, pero se filtra a cualquier lugar.

En este sentido, Carrillo remarca que la limpieza es fundamental. No puede haber polvo ni tampoco residuos orgánicos. Y advierte de que no existen estudios concluyentes sobre el tiempo que permanece activo el virus sobre determinadas superficies, pero parece que es especialmente resistente sobre aluminio, por ejemplo, o en los tejidos. No en vano, los colegios profesionales de administraciones de fincas piden extremar los cuidados en algunas zonas sensibles de los edificios como la puerta de acceso, las botoneras de las cabinas de los ascensores, porteros o videoporteros automáticos o los pasamanos de las escaleras; igualmente, es recomendable lavar con frecuencia la ropa en caso de salir a la calle.


En casa, el gerente de IslaPlagas recomienda echar mano de la lejía. Hace solo una semana, la mujer del primer infectado por coronavirus en la provincia, relataba que las autoridades sanitarias le había pedido que la usara para evitar posibles contagios en su familia, al completo en cuarentena. “Estoy acostumbrada ya a ir con el cubo por todos lados”, relataba, hasta el punto de que pasaba la bayeta por el tirador del frigorífico cada vez que lo abrían y lo cerraban. Así que Carrillo pide que echemos mano de lejía y lavemos con frecuencia la ropa.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La provincia de Cádiz se prepara para evitar el colapso sanitario
chevron_right
“Saldremos de todo esto reforzados, cuidándonos unos a los otros”