Actualizado: 13:35 CET
Miercoles, 22/01/2020

Provincia de Cádiz

“Hemos demostrado que se podía bajar impuestos y generar recursos”

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, y consejero de Turismo, reivindica el éxito de la fórmula de la gestión del gobierno autonómico

  • Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía

En poco más de una semana cumplirá un año como vicepresidente de la Junta y como uno de los artífices del “gobierno del cambio” en Andalucía. De momento, ensalza los logros apoyado en las cifras y admite errores, sin perder de vista el panorama político nacional: el del nuevo gobierno central y el del futuro de su propio partido.

 

¿Cómo se ve desde la Junta de Andalucía el nuevo Gobierno de la nación?

–Es una situación bastante inquietante, porque es muy difícil hablar de un gobierno estable, que realmente pueda generar confianza, cuando ese gobierno está cogido con pinzas, y esas pinzas las sujetan los independentistas más radicales de este país, que son los que quieren romper España, o Bildu, que representa una etapa negra de la España de la transición. Cuando el presidente del Gobierno está cogido por pinzas es muy probable que se puedan soltar y que volvamos a la situación de inestabilidad previa, que es lo más probable que veamos en poco tiempo. Imagine lo que puede pasar cuando se trate de negociar unos presupuestos y haya que poner infraestructuras importantes para Andalucía que llevamos muchos años esperando. En breve veremos si somos capaces de establecer relaciones normales entre un gobierno autonómico y uno nacional, porque a día de hoy en el gobierno andaluz hay mucha preocupación, ya que la desigualdad va a ser la nota dominante, y en especial donde no gobierne el PSOE, UP, PNV, ERC o el BNG.

Entiendo que una parte le dará la razón en sus argumentos, pero habrá otra que también le reclama el por qué no se abstuvieron o, más aún, por qué hemos tenido que ir a otras elecciones, cuando Cs pudo haber dado pie a un gobierno entre socialdemócratas y liberales moderados.

–Yo les daría la razón, porque es cierto que hubo la oportunidad, pero también que el señor Sánchez tenía muy claro desde el principio con quién quería formar gobierno. Ya Albert Rivera, que ha pagado un alto precio por la decisión que tomó, lo advirtió: Pedro Sánchez sólo quería hablar con Pablo Iglesias. Y lo hemos corroborado cuando Inés Arrimadas le ha ofrecido a Sánchez el mismo acuerdo, y hemos visto que tenía muy claro que a quien quería como socio era a Iglesias. 

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Ustedes han pagado en cualquier caso su parte de culpa en toda esta situación.

–La hemos pagado en las elecciones, y creo que hay que aprender de los errores. Por eso hemos intentado ese cambio con el señor Sánchez, pero él tampoco ha querido.

El Brexit está a la vuelta de la esquina. ¿Estamos verdaderamente preparados para afrontar la situación? ¿Podemos estar tranquilos?

–No se puede decir que estamos tranquilos, porque eso sería mentir a la gente. Lo que sí es cierto es que estamos preparados para que el impacto del Brexit sea mucho menos duro de lo que se preveía inicialmente. También hay que lanzar un mensaje de tranquilidad, ya que el principal interesado en que las relaciones comerciales se mantengan es Reino Unido. El gobierno andaluz ha puesto en marcha 112 medidas para reducir el impacto del Brexit sobre la economía del Campo de Gibraltar y sobre los residentes y los intereses de muchas empresas británicas en Andalucía. Medidas que afectan a inversiones, a agilización de trámites administrativos, a garantizar los intereses de los andaluces que viven en Reino Unido. Hemos hecho nuestra tarea, lo que no sabemos es hasta dónde negociará la UE y el Gobierno de España para que el impacto no sea tanto como el que se esperaba. Hemos sido proactivos y una vez que conozcamos las decisiones y los puntos de acuerdo, seguiremos trabajando con el gobierno de España y con el de la UE.

¿Puede dar el sector turístico más de sí o empezamos a tambalearnos al regresar la estabilidad a otros territorios turísticos?

–La provincia de Cádiz ha sido la que mejores datos ha tenido en 2019 en términos absolutos en cuanto a crecimiento turístico. Ha superado el 5% frente a una media del 3,6%, y ése es un dato muy relevante. El turismo sigue gozando de muy buena salud. La prueba evidente es que se han superado los 32,2 millones de turistas, y que el turismo extranjero, que habíamos perdido un 7% del turismo británico y un 8% del alemán en 2018,  se ha recuperado y ha crecido un 6,7%. Lo que sí es cierto es que el turismo cambia, y ya no son estancias de quince días y el gasto medio sí desciende, pero si en vez de venir una vez al año, vienen tres, y en vez de 15 días vienen entre 5 y 7, eso nos ayuda igualmente a acabar con la estacionalidad, que es una de nuestras luchas permanentes. Hoy ofrecemos productos muy diversos. En la provincia de Cádiz, desde el mundial de motos en Jerez, al kitesurf en Tarifa, el polo en Sotogrande, las carreras de caballos en Sanlúcar, la Real Escuela, la gastronomía, el turismo de interior de la Sierra... Esa diversidad está permitiendo que nuestros hoteles y establecimientos turísticos se mantengan más meses abiertos al año, y eso se traduce en generación de empleo. El turismo ha generado en 2019 470.000 empleos en Andalucía, el mayor crecimiento de España, duplica la media nacional. Estamos apostando por productos determinados, en momentos determinados y en mercados determinados, para conseguir que esa actividad se siga manteniendo.

Ahora cumplen su primer año de gobierno. ¿En qué ha notado el ciudadano de la provincia de Cádiz el cambio en la gestión?

–Independientemente de la reforma fiscal llevada a cabo, son muchas las cuestiones de las que podemos hablar, porque cuando la economía crece, crece para todo el mundo. Y los datos de crecimiento de la economía y del empleo andaluz son sustantivos. Si hablamos de autónomos, uno de cada cinco autónomos de España se generan en Andalucía. Si hablamos en términos de sanidad y educación, las ofertas de empleo para la estabilidad son más que evidentes, ya que llevaban desde 2016 para ser convocadas. Pero también hay que valorar otras cuestiones que son inmateriales, como la confianza, la estabilidad, que no haya casos de corrupción. Eso prueba que se ha producido una regeneración muy importante en Andalucía. No hay imputados en cargos de responsabilidad en el gobierno andaluz. Esos son mensajes muy importantes para la sociedad andaluza. O que hayamos aprobado dos presupuestos en un año para ponernos al día y ser capaces de llegar a aprobar un presupuesto con déficit cero, lo que significa que no nos vamos a endeudar más. Son cambios muy importantes, pero cuando los vamos a ver es ahora, en 2020 y 2021. Veremos una ley contra la corrupción, una ley que protege a los testigos que denuncian, una ley que elimina los aforamientos, otra que limita los mandatos, muchas leyes que van a llegar al Parlamento y entrarán en ejecución. Pero le digo más, cuando acabe 2020, cualquier andaluz podrá realizar cualquier trámite administrativo sin tener que moverse de su casa. Eso le simplificará la vida a cantidad de gente. Podemos hablar de las ayudas a jóvenes agricultores, que se están pagando después de dos o tres años paralizadas. 

Hay cierta sensación de retroceso en la sanidad, ¿admiten fallos en la gestión?, y si lo hacen, ¿cuánto tiempo necesitan para normalizarlo todo?

–Se ha ampliado el presupuesto de la sanidad pública en 2020 hasta los 11.000 millones de euros. Para que ya no se contrate a los profesionales por días, sino por año. No podemos olvidar que nos hemos encontrado con situaciones dentro de la sanidad andaluza que no esperábamos. Más de 500.000 personas en listas de espera no es cualquier cosa, y para revertir esa situación hace falta hacer muchos contratos, poner en servicio muchas unidades hospitalarias, servicios de atención primaria. Esto no se hace de la noche a la mañana. La sanidad sería la joya de la corona, pero la tenían completamente abandonada. Llevamos solo un año y hemos tenido que poner en orden la casa. Ahora tenemos la tranquilidad y los recursos para poder afrontar esas situaciones, salvo por una cuestión, bajo el sometimiento del gobierno de España, porque si nos hubiesen pagado los 1.350 millones de euros de liquidación de iva de 2017 y las entregas a cuenta de 2018, habríamos tenido más recursos para hacer esos contratos. No es difícil de entender que cuando a uno no le pagan, es difícil contratar, y eso lo ha estado haciendo el gobierno en funciones de Pedro Sánchez y la señora Montero.

¿Puede garantizar que en esta legislatura no va haber recortes en servicios básicos?

–No hay ninguna duda, y la prueba evidente son los presupuestos. Ahora lo que esperamos es que este nuevo gobierno hable de esa financiación de 4.000 millones de euros que nos vendría muy bien para mejorar más nuestros servicios.

Ustedes hablaban de un cambio de modelo de gestión en Andalucía basado en un descenso masivo de los impuestos, pero no se ha visto aún.

–Ahí tiene el ejemplo del IRPF, impuestos de transmisiones patrimoniales, impuestos de actos jurídicos documentados, sucesiones y donaciones.

Le cambio entonces la pregunta, ¿ésta es la bajada masiva de impuestos a la que se referían?

–Andalucía ha dejado de estar en el ranking de las comunidades autónomas que pagaban más impuestos, y esto va a seguir. El dinero está más seguro en el bolsillo de los andaluces que en las cuentas de la Junta. Y ya no hablamos de teoría. En 2019, bajando los impuestos, hemos recaudado 218 millones de euros más, porque la economía se activa y la gente consume. Si hay más empleo y se consume más, se ingresa más. Y hemos demostrado que era posible bajar impuestos, generar más recursos y no hacer recortes. Ya no hay que predicar, está ejecutado en 2019. Si esa fórmula nos sitúa como la comunidad donde más empleo se genera y donde más crece la economía, hay que seguir aplicando la misma fórmula.

¿Está descartada la conexión por carretera de Cádiz con Huelva?

–De momento lo que sí hay es un informe de la Unión Europea que hace inviable ese proyecto. Pero está en estudio la conexión marítima entre ambas provincias.

Con la ley en la mano no se puede hacer una carretera ahí. ¿Por qué no se descarta ya?

–Porque se están viendo todos los resquicios posibles. Por otro lado, también está la conexión de la S-40 con la autovía de Huelva, que esperamos a que el Gobierno de la nación se decida si va a hacer un puente o un túnel.

¿Qué está pasando con el Centro de Fabricación Avanzada de la Bahía?

–Está dentro de la ITI de Cádiz y tendrá que ejecutarse a lo largo de este año. La ITI nos ha dado muchos problemas. Ahora son 41 proyectos. Se acaban de aprobar tres proyectos nuevos ahora, entre ellos el del centro del vino de Jerez, y además hemos ejecutado un 72% de los pagos pendientes de ejercicios anteriores. De los 391 millones hay unos 23 millones disponibles para incorporar nuevos proyectos. Hemos avanzado de forma cuantitativa y cualitativa muy importante. Se está haciendo un magnífico trabajo.

¿Hay prevista alguna actividad más en torno al quinto centenario de la Circunnavegación? ¿No se podría rentabilizar más esta efeméride?

–Dentro de unos días presentamos en Fitur el proyecto de 2020 en el que no hay que olvidar la fecha del 21 de octubre, en la que se cumplen los 500 años del paso de la expedición por el estrecho de Magallanes y estamos preparando una serie de actividades junto con el gobierno chileno. Pero independientemente se está preparando un paquete de productos turísticos relacionados con la Circunnavegación y que presentaremos en Madrid, como la ruta turística Guetaria, Sabrosa, Sevilla, Sanlúcar, en la que se incorporan establecimientos hoteleros, destinos turísticos, restaurantes, agencias, para poner en valor el papel de estas ciudades en la gesta histórica. Pero a partir de 2022 seguiremos trabajando para poner en valor este hecho histórico. Se le está dando mucho valor allá donde vamos y aquí nos falta aún concienciarnos más de su importancia.

¿Puede confirmar el regreso de la Fórmula 1 a Jerez?

–No le puedo decir. Algunos dicen que ya está. Yo, hasta que no vea la firma en los contratos, no anuncio nada. Hay unas negociaciones en marcha. La Fórmula 1 nos interesa muchísimo, a Jerez y a Andalucía, pero hay otros países interesados. Es una inversión muy alta, con un canon muy alto, que requiere además de obras en el Circuito, y de la participación de otras administraciones, no sólo del gobierno andaluz. En este sentido, estamos negociando, vamos de la mano del ayuntamiento de Jerez, pero no se puede decir que haya nada cerrado ni nada concreto.

¿Cuándo se podrá saber?

–Posiblemente en el mes de mayo o junio.

¿Han tenido alguna reunión con Dorna por la rotación de circuitos a partir de 2022?

–No. Porque ahora mismo tenemos un contrato en vigor que se va a mantener y no se nos ha convocado para ninguna reunión en ese sentido. Se publicaron unas declaraciones de Carmelo Ezpeleta hablando de la posibilidad de ampliar a 22 las pruebas y que en España alternaran los cuatro circuitos que ahora acogen pruebas, pero también dijo que tenía que preguntar a cada circuito si estaban interesados en ese sistema, y aún no hemos sido cuestionados al respecto. Nosotros mantenemos nuestra apuesta por la prueba en el Circuito de Jerez, con 4,2 millones de euros al año dentro de nuestro plan de acción, durante los próximos tres años, y a partir de ahí estamos abiertos a que cuando se nos convoque podamos dar nuestra opinión, porque creo que sería un error mayúsculo que Jerez no tuviera cada año una prueba del Mundial. A eso le tienen que dar más de una vuelta.

¿Hay posibilidad de que en el futuro la Junta costee o apoye el centro del motor?

–Tendríamos que tener proyecto y propuesta. El que se presentó dentro de la ITI en 2016 ya se dijo que no era posible. Nosotros lo que hemos hecho es reconvertir esa inversión para que Jerez no la pierda y hacer otras actuaciones en el Circuito. Si el Ayuntamiento tiene interés en otro proyecto, nos lo tendrá que presentar. Que lo planteen y veremos la viabilidad. Pero a día de hoy no hay nada.

Un mensaje para los gaditanos de cara a 2020

–Creo que las noticias van a ser buenas en materia de inversiones y de interés de la iniciativa privada en la provincia. Espero que se traduzca en más empleo. 

Pero también se habla de ralentización. ¿A Andalucía le van a afectar esos nubarrones?

–Va a haber una ralentización, pero eso no quiere decir que se vaya a parar la economía. La previsión es que la economía andaluza siga creciendo en 2020 entre un 1,9 y un 2%. Eso significa crear entre 60 y 80.000 empleos. Las previsiones de 2019 eran del 2,3 y nos hemos ido al 3,5%. Hablamos de ser conservadores, pero Andalucía está de moda para la inversión privada y podremos crecer por encima del 2%. Vamos a crecer por encima de la media nacional, y ese dato es positivo porque hay un gobierno que genera confianza.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Vox lamenta que el PP no se sume a las protestas contra el Gobierno
chevron_right
"Para fidelizar a un equipo hay que darle algo más que un sueldo"