Actualizado: 12:11 CET
Jueves, 06/08/2020

Provincia de Cádiz

Chequeo a la sanidad pública: una cuestión de dinero y de gestión

Diez meses después, la gestión sanitaria en la provincia oscila entre las promesas, la herencia y el escaso margen para afrontar tantas asignaturas pendientes

  • Una protesta en el Hospital de Jerez

Si hay un ámbito en el que el nuevo gobierno andaluz quería sobresalir con respecto al ejecutivo precedente era el de la sanidad. Diez meses después han cambiado algunas cosas, pero no lo suficiente como para que las protestas a las puertas de los centros sanitarios hayan llegado a su fin o que los propios usuarios sigan reclamando nuevos servicios y más médicos que ayuden a reducir  las listas de espera. En el caso de la provincia de Cádiz, la Delegación Territorial de Salud pide tiempo, reivindica los avances y recuerda la herencia recibida, y, aunque admite que “todo es mejorable”, ha decidido jugárselo todo a la carta presupuestaria. Los sindicatos, no obstante, le recuerdan que no se trata sólo de dinero, sino de eficacia en la gestión.

Isabel Paredes, delegada territorial, estuvo esta semana en el espacio A compás, de 7 TV, donde esbozó las líneas maestras del trabajo desarrollado en poco menos de un año como garante para reconducir una situación que, insiste, viene lastrada, especialmente, desde la última década. “Nuestro primer objetivo fue hacer un diagnóstico de partida y ponerle un tratamiento que ha pasado por un objetivo fundamental: reducir las listas de espera. Sólo en la provincia, en estos diez meses, 4.059 personas han salido de las listas gracias a las medidas que hemos impulsado. El segundo objetivo ha sido incrementar el presupuesto, que va a superar en 2020, por primera vez en la historia, los once mil millones de euros. Y el tercero, atender el déficit de profesionales, para lo que hemos tomado medidas para estabilizar la plantilla, con contratos de mayor duración, y hemos hecho un llamamiento a los profesionales que se nos habían ido, más de siete mil en los últimos años, así como hemos captado a los que terminaban las especialidades”.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Paredes alude igualmente al “mejor plan de verano de la historia reciente” y a la puesta en marcha de infraestructuras “que llevaban años paradas, como el hospital de Vejer, que ya está al cien por cien”, en lo que entiende una progresiva “situación de normalidad que vamos adquiriendo día a día” y que se somete asimismo a una “evaluación permanente de los servicios para mejorar en eficacia y eficiancia, y dar mayor respuesta a los profesionales y a los pacientes”.

Enfrente, no obstante, las asignaturas pendientes son muy similares a las que encontró hace diez meses, y ambas generalizadas: la falta de personal, como se está poniendo de manifiesto desde Algeciras, y de infraestructuras y servicios, caso del segundo acelerador lineal para el edificio de Radioterapia en Jerez, el segundo hospital para Cádiz, el módulo de atención primaria en Costa Ballena o el centro de especialidades médicas de Arcos. Paredes entiende las “expectativas”, pero también pide comprensión para tan corto periodo de tiempo al frente del área. “Me he reunido con todas las mareas y sindicatos. Estoy abierta al diálogo y al consenso para buscar soluciones a los problemas”, pero, a su vez, sostiene que la actividad quirúrgica se ha mantenido, y que se ha hecho una planificación que “nos permite cerrar menos camas que nunca y tener más cobertura que nunca. Es mejorable, sí, pero en Puerto Real, por ejemplo, hay un 7% más de actividad quirúgica que antes, y en el Campo de Gibraltar hemos instalado un nuevo acelerador, ya que el anterior databa de 2006”.

Según su diagnóstico, los “datos objetivos dicen que vamos a mejor”, a lo que añade el incremento presupuestario “para mejorar la calidad asistencial y las demandas de los profesionales”, después de que Andalucía se hubiese convertido en “la comunidad que menos invertía en Sanidad”.


Esto último no lo dice sólo Paredes, también los sindicatos que representan a los profesionales sanitarios de la provincia. José Luis Maiztegui, secretario de negociación colectiva de CCOO, recordó en el mismo espacio televisivo que el gasto sanitario per cápita se ha mantenido en Andalucía desde 2010 hasta 2018. “Hay una diferencia de 266 euros con la media española. Y con el País Vasco, que es el que más destina a Sanidad, la diferencia asciende a 569 euros”. En el fondo, subraya, estamos ante una “cuestión de dinero”, pero también de organización, y en el último mes han fallado las dos. “El 1 de octubre nos sorprenden con que no renuevan todos los contratos de verano por ajustes presupuestarios. Es lamentable, porque al no renovar, hay compañeros que tienen el doble o triple trabajo”, lo que ha deparado en situaciones como la de Algeciras, donde la pasada semana se desarrolló una multitudinaria manifestación en apoyo a los profesionales por la falta de sanitarios y de sustituciones. “Somos los perjudicados, pero el último eslabón es el usuario, que ve que no tenemos la culpa de una mala asistencia”.

Juan Benjumeda, del Sindicato Médico de Cádiz, admite la mayor: “En algunos aspectos la situación de la Sanidad en la provincia ha mejorado”, pero en otros seguimos en las mismas: “Donde antes no había problemas en atención primaria, ahora nos encontramos con citas previas demoradas con cinco días, y con compañeros que están desbordados porque faltan médicos o porque hay sustituciones que no se realizan hace mucho tiempo”.

Los partidos políticos de la oposición hablan directamente de “recortes”, pero los sindicatos entienden que lo que ha sucedido es que “ha habido un problema de presupuesto agotado”, y por eso mismo se han suspendido las contrataciones y las sustituciones. “En muchos centros de salud faltan médicos, en algunos hasta cinco o tres, y no se ha sustituido ninguno. Y no es porque no haya médicos, sino porque no hay dotación presupuestaria”, expone Benjumeda.

Alberto Puyana, responsable provincial de sanidad del CSIF, es mucho más crítico con la gestión del SAS a partir de determinadas realidades: “No se cubren bajas por enfermedad, aunque algunas se prolonguen en el tiempo;  tampoco las jubilaciones. El famoso plan de choque funcionó al principio, pero por la falta de personal no se ha podido llevar a cabo. En La Línea la actividad quirúrgica se ha cancelado por la tarde porque no hay enfermeros, ni auxiliares de enfermeros, ni celadores, que es algo manifiesto en todos los centros. En el Puerta del Mar hay 11 auxiliares de enfermería menos, y sólo en urgencias”. Puyana no duda de las cifras que aporta la delegada, “pero hay dos alternativas: o no ha habido la inversión realizada, o los recursos se han destinado a dónde no eran necesarios, por deficiencia en la gestión”.

En este sentido, el problema no es sólo económico o de falta de personal, sino que incide directamente en el “desánimo” de la propia plantilla. “En Chiclana, en un centro de salud, tardamos dos semanas y media en atender, por falta de personal. Hay un modelo desequilibrado, con zonas medianamente decentes junto a otras donde la situación es realmente alarmante, por  falta de especialistas, personal e infraestructuras”, apunta Puyana.

El representante de CCOO, por su parte, confía en que “los gestores de Sevilla” escuchen de una vez las reclamaciones de los trabajadores, “que coinciden con las denuncias de los usuarios. Si tienen voluntad, los contratos que hacen falta tenían que estar ya encima de la mesa, y mañana a trabajar”.

Dentro de las reivindicaciones, Juan Benjumeda admite que hacer frente a los problemas existentes en diez meses “es difícil”, e incluso resalta avances importantes, como el concurso de traslados, “que será bueno para los profesionales cuando esté terminado”, pero también hay quien entiende, como hacen desde el CSIF, que “diez meses es tiempo suficiente para poner los pilares sobre los que trabajar”.

A modo de ejemplos

CCOO ha denunciado que desde el pasado lunes 18 de noviembre, la plantilla de auxiliares de enfermería del Centro de Salud Madre de Dios de Jerez está reducida a un tercio por la negativa de la Dirección del Distrito Jerez Costa Noroeste a sustituir las dos ausencias por jubilación que se ha producido en dicho centro. Para el sindicato, la postura del SAS “es inadmisible”, ya que deja el centro de salud con una auxiliar de enfermería para realizar el trabajo que se hacía con tres,  lo que va a provocar una imposibilidad para prestar la asistencia sanitaria necesaria para los usuarios, tal y como se venía realizando hasta ahora.

Por su parte, el Campo de Gibraltar fue escenario de una multitudinaria manifestación el pasado 15 de noviembre en favor de la sanidad pública de la comarca. A la movilización le siguió este jueves otra concentración a las puertas del hospital Punta de Europa en Algeciras. “Falta personal, se eliminan servicios, muchas de las listas para acceder a especialistas están cerradas, hay una evidente carencia de profesionales especialistas en cardiología, traumatología y endocrinos”, denuncian desde Adelante Andalucía, que esta semana llevará al pleno del Parlamento todas estas cuestiones para que el consejero de Salud cómo pretende dar respuesta a las mismas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Cádiz rinde homenaje a la excelencia de sus mejores alumnos
chevron_right
Cortada cinco horas la A-9123 por la caída de un cable eléctrico