Actualizado: 17:49 CET
Sábado, 24/08/2019

Cádiz

Ante el juez un kamikaze que circulaba triplicando la tasa de alcohol

Ocurrió en la carretera A-373 en sentido Ubrique (Cádiz) y por suerte la Guardia Civil evitó que ocurriera una desgracia

Cargando el reproductor....

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a un conductor de 28 años sorprendido mientras circulaba triplicando la tasa máxima de alcohol permitida al volante y protagonizando situaciones de conducción temeraria como invasiones del carril contrario, que tras ser interceptado por primera vez e investigado por los hechos descritos ante un posible delito continuado contra la seguridad vial, quebrantó la inmovilización de su coche y volvió a la carretera hasta ser nuevamente interceptado.

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, el pasado, sábado, vecinos que se encontraban circulando por la carretera A-373 en sentido Ubrique (Cádiz) fueron testigos de una situación de conducción temeraria protagonizada por un vehículo que circulaba en su mismo sentido, dando la alerta al servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía.

Movilizada la Guardia Civil, los efectivos detectaron al conductor en el kilómetro 25 de la citada carretera, donde este turismo modelo Volkswagen Siroco circulaba en zigzag, invadiendo parcialmente el carril contrario de la circulación y a una velocidad superior a la permitida en una carretera como la A-373. El vehículo, seguido por la Guardia Civil, llegó a perder un espejo retrovisor al colisionar por raspado contra otro coche que circulaba en el sentido opuesto, siendo finalmente interceptado junto a la gasolinera de Ubrique.

Allí, los agentes identificaron al conductor, un joven de 28 años natural de la provincia de Málaga, que sometido a la correspondiente prueba de alcoholemia arrojó un resultado tres veces superior a la tasa máxima de alcohol permitida al volante. Dado el caso, el conductor fue investigado como presunto autor un delito continuado contra la seguridad vial y por triplicar la tasa de alcohol, quedando su coche inmovilizado.

Pero tras reanudar los agentes su servicio, fueron alertados de que el Volkswagen Siroco inmovilizado junto a la gasolinera de Ubrique se encontrada de nuevo en circulación, comprobando allí que, efectivamente, la inmovilización del turismo había sido quebrantada.

Iniciada una nueva búsqueda de este coche, el conductor previamente investigado fue descubierto mientras intentaba realizar maniobras con el vehículo, por lo que fue sometido a una prueba más de alcoholemia, una vez más con resultado positivo, y fue puesto a disposición judicial.


Imprimir

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Algar y su “sencilla grandeza de la tranquilidad” tras el crimen
chevron_right
Frente municipal en común tras la llegada de Uber a la provincia