Actualizado: 13:46 CET
Lunes, 30/03/2020

Provincia de Cádiz

Recuperando a las víctimas de la represión franquista

En la provincia se han localizado 118 fosas comunes, de las que 26 ya han sido exhumadas y doce dignificadas

  • Fosa común de Puerto Real

En la provincia de Cádiz hay 118 fosas comunes localizadas, donde la represión franquista enterró a sus víctimas, cifradas en 1.584. De ellas, 26 han sido exhumadas y doce dignificadas. Estos son datos que ofrece el mapa de fosas comunes de Andalucía, proyecto abanderado por el Gobierno autónomo.

“Hay muchas más. Aquí la represión fue muy dura. Los franquistas entraron primero por la provincia, que era mayoritariamente de izquierdas y había muchos anarquistas. Franco quería dejar claro lo que les esperaba  a los que se opusieran a él, que sirviera de escarmiento. E todos los pueblos hubo mucha represión, muchos fusilamientos”, asegura Andrés Rebolledo, presidente del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar. “Había que dar un escarmiento y un castigo ejemplar”, resume.

El pasado viernes, 14 de junio, se conmemoró el “Día de recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar y la Dictadura” según establece el artículo 17 de la Ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática. La Diputación Provincial de Cádiz tiene en su organigrama un área dedicado a la Memoria Histórica, que tiene entre sus cometidos la recuperación de fosas comunes. Trabajo no le falta.

Prácticamente en todos los pueblos de la provincia hay alguna. En Cádiz hay nueve y todas han sido exhumadas. En Grazalema son siete: En Jerez a, con seis fosas, es donde hay cifradas más víctimas. Entre esta media docena están la localizadas en el cortijo del Marrufo, ubicado en el Valle de la Sauceda. Allí se produjeron uno de los episodios más crueles de la represión franquista. El valle fue el último lugar de resistencia republicana de las poblaciones del entorno que huían del avance de las tropas sublevadas contra la Segunda República.

En 1936, fue el lugar escogido por muchos republicanos gaditanos para huir hacia Málaga. Los franquistas atacaron y convirtieron el Cortijo en una prisión donde torturaron y asesinaron a los prisioneros. El trabajo del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar  y de la asociación de familiares de represaliados por el franquismo de La Sauceda y El Marrufo permitió la localización de cinco fosas y la identificación de 28 víctimas. “Pero allí hay más de doscientas víctimas”, asegura Andrés Rebolledo.

El Cortijo de El Marrufo fue declarado Lugar de Memoria mediante acuerdo de 20 de marzo de 2012, del Consejo de Gobierno y en el verano de 2012 se realizaron los primeros trabajos de carácter arqueológico, que dieron como resultado el hallazgo de 28 personas víctimas de la represión en el entorno del Cortijo. Se declara ahora como Lugar de Memoria el conjunto del Valle de la Sauceda, como escenario de la resistencia republicana y ante las evidencias de otras posibles zonas en la zona del valle, en el que siguen haciendo trabajos de prospección para su localización, según consta en la página de la Memoria Histórica de la Diputación de Cádiz.

Grazalema también tiene que llorar a sus víctimas. Esta localidad sufrió uno de los episodios más crueles de la represión franquista, cuando los falangistas detuvieron a 15 mujeres, a las que raparon el pelo y pasearon por el pueblo para escarnio público. Por último la llevaron al monte y las ejecutaron.

En el mes de agosto de 2008 el Ayuntamiento de Grazalema y la Diputación de Cádiz,  llevaron a cabo los trabajos de exhumación de los cadáveres. Se localizaron los restos de quince mujeres, de las que tres estaban embarazadas. También estaban los de un niño.

Los restos de estas víctimas descansan ya en el cementerio de Grazalema, donde se  construyó un mausoleo de hormigón blanco con las figuras a tamaño real de las víctimas y una frase que dice "Que mi nombre no se borre de la Historia".

Fosas que se han podido localizar y víctimas que han sido rescatadas del olvido. Pero quedan muchas más y Andrés Rebolledo asegura que hay que darse prisa. “Ya hemos perdido mucho tiempo y ya son pocos los familiares de estas víctimas que quedan con vida y que quieren al menos saber donde están enterrados sus muertos”, agrega Rebolledo.

Los cementerios de la provincia también esconden fosas comunes, sobre las que se han levantado nichos y que sobre las que  será muy difíciles actuar, pero no imposible.  En Setenil de las Bodegas se logró la recuperación de seis vecinos represaliados en 1937.

La Diputación está participando en la recuperación de seis vecinos de Setenil que fueron fusilados en 1937. Ya han aparecido los primeros restos en una fosa del cementerio municipal. Cuando concluya la intervención arqueológica se continuará en nuevos enclaves. En Benamahoma, para emprender la segunda fase de exhumación de la fosa localizada en el denominado Parque de la Memoria.

Trabajos programados

Tras el verano el equipo técnico contratado por Diputación continuará en otro paraje del término de Grazalema: en la finca de Monte Abajo. En ese lugar existe una fosa con una historia cruenta, ya que fue el destino final de víctimas de una doble represión. Allí fueron sepultados, en el verano de 1936, los cuerpos de vecinos fusilados por milicianos. Se les atribuyó su vinculación a ideas fascistas, así como otros prejuicios.

 Tras la ocupación de Grazalema  por parte de las fuerzas sublevadas esos cadáveres fueron recuperados y la misma fosa fue reutilizada para enterrar a víctimas ‘de izquierda’. Los restos de estos últimos vecinos siguen, aún, allí.

Este año también se contempla actuar en Rota. En el Parque El Mayeto de esta localidad se buscará una fosa, siguiendo los trabajos de prospección previos que ya resolvió el geo-radar de la Universidad de Cádiz. Esas tareas de prospección, al objeto de detectar alteraciones en el subsuelo compatibles con la existencia de un enterramiento colectivo, se llevarán a cabo junto al cementerio de Jimena, en Prado del Rey y en La Muela (Vejer).

La Diputación interviene en estos trabajos en coordinación con la Junta de Andalucía, Ayuntamientos y colectivos memorialistas.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Más de 41.426 casos entran en los juzgados en sólo tres meses
chevron_right
Agradecimiento a Sanz, Muñoz y Macías por su trabajo por la provincia