Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 18/08/2022  

Provincia de Cádiz

Un acuerdo que abre nuevas puertas al futuro de Navantia

El encargo de las cinco corbetas puede ser el primer paso dentro de una provechosa alianza

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El modelo de corbetas para Arabia

“Estamos muy contentos”. Lo dice Jesús Peralta, presidente del Comité de Empresa de Navantia San Fernando. Nadie pone en duda la inminente firma -en mayo próximo- del contrato entre la empresa y Arabia Saudí: “es un mero trámite”, subraya. Pero la alegría va más allá del contrato para la construcción de las cinco corbetas, ya que los representantes de los trabajadores entienden que esto solo es un primer paso. “Hay muchas más puertas abiertas”, ensalza Enrique Martínez, de la sección de CCOO en el citado comité, quien pone el acento en el acuerdo para la creación de una empresa conjunta “entre la que podríamos llamar como la SEPI de Arabia y Navantia” para desarrollar nuevos proyectos.

Tanto Peralta como Martínez esbozaron los detalles de la esperanzadora operación empresarial en el espacio A compás  de Ondaluz TV para poner de manifiesto el impacto que todos estos acuerdos pueden tener en el futuro laboral de la Bahía.

En principio van a ser cinco años de trabajo. “Lo más parecido a esta carga de trabajo la vivimos en el periodo de 2006 a 2011, con los encargos de ocho buques para Venezuela y otros ocho BAM para la Armada española, pero fue trabajo compartido con Puerto Real, y partciparon unos 4.000 trabajadores. Ahora son menos buques que entonces, pero las cinco corbetas, que en realidad son fragatas ligeras, son más sofisticadas, con 105 metros de eslora, y estarán equipadas con la última tecnología. Van a ser las primeras del mundo; ni siquiera en EEUU, otro buque así”.

Lo que sí cambia con respecto a otros contratos son los plazos de entrega, que son más reducidos. Cada barco tendrá 35 meses para su construcción y a la hora de entregarlos no deberán transcurrir más de cuatro meses entre uno y otro. 

Pero Martínez insiste y pide mirar un poco más allá de las cinco corbetas. “Nuestro director de proyectos está ahora en Arabia, ya que no hay que olvidar que cuando vino el príncipe heredero saudí hace unas semanas se firmaron caso 200 acuerdos, que son los que se van a desarrollar a través de la empresa creada de forma conjunta”.

Según recordó Martínez, Arabia tiene en marcha un proyecto bajo el nombre “Visión 2030”, que es el horizonte que se han puesto “para modernizar e industrializar el país, de manera que no tengan que depender exclusivamente del petróleo. Y ahí está Navantia para desarrollar proyectos de industrialización. Todo eso se va a desarrollar a partir del contrato de las corbetas y hay muchas puertas abiertas, ya que estamos hablando de integración de sistemas, ingeniería de sistemas, diseños de hardware y software, creación de prototipos, simulación, modelados... todo desarrollado con tecnología de Navantia San Fernando”.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Peralta recuerda que, por otro lado, el contrato de las corbetas incluye asimismo la construcción de una base naval, la formación de 600 militares saudíes y la transferencia tecnológica. De esta manera, y tras el encargo del acero esta misma semana, todo apunta a que el primer corte tendrá lugar en el mes de octubre, en el que ya habrá 300 personas trabajando en el proyecto de forma directa, mientras que en el plazo de un año ya habrá un millar de personas en la fábrica.

Según comentaron, en la actualidad, en los astilleros de San Fernando, hay 900 personas trabajando en sus tres líneas de negocio. Dentro de construcción naval hay 300 personas que trabajarán directamente en la construcción de las corbetas, a las que se les sumarán otras 200 personas para la integración de sistemas. Habrá, pues, 500 personas directamente de la plantilla  implicadas en la construcción. A ellos se sumarán 1.800 persona de la industria auxiliar, que entrarán a diario en la factoría, más otras tres mil personas vinculadas a empresas de trabajo inducido, que hacen las seis mil personas que se beneficiarán de este contrato.

Polémica política

El acuerdo alcanzado entre Navantia y Arabia Saudí no ha estado exento de críticas por parte de partidos políticos como Podemos e Izquierda Unida, críticas que sus propios representantes en la provincia se han encargado de aminorar. “Está claro que en Madrid se ve de una forma y en Cádiz se ve de otra, y el ejemplo es el alcalde de la ciudad, que está a favor porque vive la desolación que existe en la Bahía a causa del paro”, explica Peralta. “Podemos e IU se equivocan al poner en la misma balanza a un lado a los trabajadores y al otro a los muertos en Yemen. A un lado hay que poner a los trabajadores de la Bahía y en el otro a los de Francia o Inglaterra. Si nos dijeran que si no hiciésemos esas corbetas se acabarían todas las guerras del mundo, no las haríamos. No sabemos hacer otro cosa y forma parte de nuestra manera de vivir”.

Martínez, por su parte, recordaba que “en 42 años he trabajado en la construcción de muchos barcos militares y ninguno ha pegado un tiro hasta ahora. Sí los he visto rescatando inmigrantes en el mar, protegiendo a otros barcos de los piratas... Hacemos barcos militares sí, pero de nosotros no depende la guerra”, por lo que pide a los políticos “que alardeen del contrato”, para lo que puso de ejemplo la unidad que se vive en Galicia cada vez que hay que defender la continuidad de los astilleros de El Ferrol: “Allí van todos a una, el PSOE, el PP y el BNG”.

TE RECOMENDAMOS