Publicidad Ai
Publicidad Ai

Provincia de Cádiz

Nuevas tecnologías para la formación continua en la farmacia

El germen de esta startup está en la farmacia familiar en la que se hizo evidente que hacían falta mejores herramientas para la formación contínua del personal

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Javier Baquero, a la derecha, CEO de Liceo de Farmacia -

Javier Baquero es un emprendedor sevillano que desde muy joven sintió el impulso de acometer proyectos para mejorar las cosas. Actualmente es, entre otras  cosas, el CEO o director general de Liceo de Farmacia. Una empresa que está teniendo éxito en el sector de la formación laboral gracias al uso de  técnicas audiovisuales innovadoras. El germen de esta startup está en la farmacia familiar en la que se hizo evidente que hacían falta mejores herramientas para la formación contínua del personal.

¿Qué es Liceo de Farmacia?

–Liceo es una empresa sevillana que tiene como objetivo capacitar a los equipos en su día a día. Formar en actividades clave y prácticas, de una manera divertida.

El apellido “de farmacia” es porque nacimos en el sector de la farmacia, pero, realmente, aspiramos a ser una solución para cualquier negocio sanitario o no sanitario que necesite formar a su equipo.

¿Qué reto se planteó la empresa?

–Liceo nace en una farmacia familiar, como respuesta a las necesidades que la propia farmacia tenía. A la hora de seleccionar, cuando entraban nuevos compañeros, a medida que salían nuevos productos.

Después, vimos que esas necesidades eran comunes a todas las farmacias del país. Una vez hemos lanzado nuestra solución, nos hemos dado cuenta que casi cualquier empresa tiene las mismas necesidades: un entorno cambiante que exige hard y soft skills, [Destrezas laborales aprendidas y modos de interacción personal en el trabajo] un mundo donde los clientes han cambiado, nuevos productos, nuevas tecnologías y otros factores. Es imposible adaptarse al día a día en una empresa si no hay una formación continua, y eso es un problema social muy importante.

¿Cómo surgió la idea?

–Por nuestra propia experiencia en la farmacia familiar, después del enésimo proceso de selección, cuando teníamos un equipo con perfiles muy dispares en cuanto a conocimiento, los fundadores del proyecto buscaron una solución en el mercado.

Nada se acercaba a lo que necesitaban, por lo que decidieron montar una empresa a medida de sus propias necesidades. 

¿Qué importancia tiene para usted la innovación y qué proyectos innovadores de su empresa podría destacar?

–Innovar en el campo de las relaciones laborales es muy importante y no es fácil, pero el compromiso del equipo directivo es el mismo que el primer día: existe un problema real con el mercado laboral, en el mundo.

Es un problema mucho más profundo de lo que podemos imaginar: empresas que no encuentran las personas que necesitan; candidatos que si consiguen acceder al mercado laboral se agarran a lo que sea incluso estando a disgusto; nuevos sectores que cambian radicalmente y ningún trabajador sabe qué se espera de ellos.

Es por ello que Liceo pretende poner la tecnología al servicio del mercado laboral, empezando por un sector tan tradicional como el de la farmacia.

 ¿Una gran innovación? La aplicación de protocolos de consejo, que viene a ser una guía para la atención premium en el mostrador. Es un juego a través del cual los equipos puede generar un protocolo de trabajo de aquello que previamente han estudiado en nuestro campus. Pero lo mejor, sin duda, está por llegar.

¿Qué resultado está dando esta innovación?

–La farmacia española tenía, y tiene, un problema de rentabilidad, aunque parezca mentira. Los precios de los medicamentos son revisados a la baja cada año, han aumentado las cargas impositivas especiales a la venta de medicamentos, los gastos están disparados,… Si tú vendes lo mismo, pero más barato, y tienes más gastos, mal asunto para la viabilidad de una empresa.

Antes había un colchón importante, ahora no; hay que hacer cosas, y todo pasa por vender, o lo que es lo mismo en la farmacia, cubrir las necesidades de salud mejor. Y para ello hemos desarrollado una batería de herramientas digitales que permiten a los equipos trabajar mejor.

 Esta situación no es única del mundo de la farmacia. Las clínicas dentales, donde han aparecido grandes grupos que tiran los precios, en el sector de la óptica igual, las ortopedias, las clínicas,… Es una realidad de casi cualquier sector de retail o servicios, se necesitan personas idóneas al servicio que prestan, formadas, y sobre todo, felices de hacer lo que hacen.

¿Cómo ve el futuro?

– La salud es la principal aspiración de cualquier persona en la Tierra, da igual su condición, posición social o lugar donde viva. Todos nos queremos sentir bien. Pero, a diferencia de hace  20 o 30 años, ahora hay miles de posibilidades de cubrir las necesidades, mucha más información, nuevas tecnologías. Todo ello hace que la persona que tiene una aspiración en salud haya cambiado. Quien consiga entender esa nueva realidad y adaptar su propuesta al cliente, esa empresa dentro de ese sector va a prevalecer, porque salud se va a consumir siempre.

Nosotros sabemos cómo se tiene que prestar un servicio sanitario, porque llevamos años haciéndolo. Solo tenemos que dar un paso adelante en la atención, adaptarnos a los nuevos canales de comunicación, a nuevas innovaciones en producto. Yo lo llamo pasar de la farmacia del paciente a la farmacia del cliente, eso es, acercar la salud de verdad a la gente.

Y para eso es clave un equipo bien formado y conformado. Si lo tienes en tu farmacia, el futuro es apasionante.

¿Cómo valora el papel del la administración pública? 

– La administración es un monstruo reactivo, y hay que entender que es así. No puedes pretender innovar dependiendo en exclusiva de lo que otros hacen o dejan de hacer, porque cuando la administración esté preparada, posiblemente ya sea demasiado tarde. Son las reglas del juego, y tenemos que adaptarnos a ellas. Sin embargo, es cierto que se nota un cambio importante en cuanto a la mentalidad, que es la que hace legislar y regular, de otra manera. Hoy en día, España es un gran país para emprender, pero falta mucha inversión, y mucha industria que compre los productos innovadores que se desarrollan. No podemos competir en el mundo pensando en negocios tradicionales, porque simplemente vamos a perder. No puedes competir en productos o servicios sin valor añadido, estamos totalmente fuera de ese negocio salvo en un mercado interno del país, y no somos especialmente protectores con nuestras cosas, casi al contrario. Por lo tanto, tenemos que pensar que tenemos una fortaleza como país en el emprendimiento, y ahí si que la administración poco a poco se da cuenta que necesita generar ecosistema, cambiar las normas fiscales -como ha hecho hace poco, al menos un pequeño paso-, e invertir gran cantidad de dinero. Mira lo que era el emprendimiento en Israel y lo que es ahora, “nación startup”.

Eso si, hay que currar, y mucho, que cada uno tenemos nuestra cuota de responsabilidad en la situación actual. No solo vale quedarse con la superficie del emprendimiento tecnológico, con la farándula; detrás de Microsoft, Apple o Amazon hay historias de sacrificio extremo. La Administración tiene que ser un compañero de viaje de esos Cristobal Colón actuales.

 

Javier Baquero. CEO de Liceo de Farmacia

Javier  Baquero Portero, CEO de Liceo de Farmacia es titulado en Farmacia por la Universidad de Sevilla (2001-2007), Máster en Atención Farmacéutica y Farmacia Asistencia (2011-2012). Co-propietario del Centro Farmacéutico Alcosa desde 2007; una farmacia de 24 horas de más de 20 trabajadores, con una trayectoria de 35 años, desarrollando funciones de dirección general y planificación estratégica. Propietario de Botiq Farmacia, farmacia de centro comercial multicanal, desde 2018.  En Parque Alcosa, en la farmacia familiar, llevó la transformación de un negocio a una empresa (farmacia de 700 operaciones diarias, 23 personas). Emprendió la expansión de la marca Infovitalia, abriendo un nuevo punto de venta, un centro de estética y un servicio de reparto. Tras la venta de la empresa familiar, abrió su propia farmacia en el Centro Comercial Torre Sevilla, Botiq Farmacia, una farmacia que une la farmacia tradicional con el retail experiencial.  Posee experiencia en gestión de empresas y es  Executive MBA por  el Instituto Internacional San Telmo. Socio y CEO de Infovitalia (2007-2018). Socio de Idonea Cosmética Inteligente (20198-2022). Socio y fundador de Factoría de Emprendimiento (2016 –Actualidad). Socio y fundador de Liceo de Farmacia (2018 –Actualidad). Socio y fundador de Chicas Futbolistas (2019 –Actualidad). Socio y fundador de Cervezas Pergara (2016 –Actualidad). Socio inversor SouthUp Ventures (2020 –Actualidad). Emprendedor e inversor desde 2013, ha lanzado proyectos propios y ha participado como asesor en diversos sectores, que van desde salud, hasta deporte, pasando por bebidas y tecnología. Experiencia Formador Director de programas Academia Avantia, Bidafarma.

Profesor de post grado, Instituto de Postgrado San Pablo Ceu Andalucía. Formador para la industria farmacéutica para empresas como Novartis, Stada, Chiesi, Nestlé, Cofares o Bidafarma. Desde  2013, desarrolla trabajos como formador para la industria farmacéutica, y también como profesor de empresa. Más de 100 ponencias en este periodo, enfocadas, sobre todo, en gestión de clientes y equipos.

 

Ficha de la empresa

nombre  Liceo de Farmacia

sede  Sevilla

año de fundación  2017

sector productivo  Farmacia

facturación  200.000 € (último ejercicio cerrado)

empleados permanentes 7

instalaciones Oficinas y un estudio de grabación propio.

web liceodefarmacia.com

 

Más allá de la dispensación de medicamentos

El concepto de la farmacia y su papel en la salud de las personas está cambiando rápidamente, algo que se puede ver  en como están cambiando las oficinas de farmacia; con horarios ampliados (algunas de 24 horas) un plantel de profesionales o el ofrecimiento de servicios para la salud que van más allá de la mera dispensación de medicamentos. La importancia de la farmacia en el sistema de salud es innegable. Cuando una persona tiene un problema de salud, en numerosas ocasiones al primer profesional que consulta es al farmacéutico más cercano. Y, si ha ido al médico, el paciente siempre se dirigirá inmediatamente a su farmacia, donde le dispensarán las medicinas y le asesorarán sobre las posibles dudas que pueda tener.

Además de ello, hay otros servicios y ventajas que las farmacias ofrecen. Partiendo siempre del hecho de que el farmacéutico es el principal experto en el medicamento y vela por favorecer un acceso equitativo de la población a sus tratamientos, garantizando en todo el proceso la máxima seguridad al paciente, tanto en la elaboración, la dispensación como el posterior seguimiento farmaco-terapéutico, la farmacia también provee de Consejo sanitario cualificado, de seguimiento de la presión arterial, consejos en dermofarmacia,  o nutrición, personalización de las dosificaciones, consejos para favorecer un Envejecimiento activo o ayuda a dependientes o superación del tabaquismo.

Pero para ofrecer estos servicios la farmacia ha de contar con un plantel de profesionales cualificados y en proceso de formación contínua.

Debido a su experiencia en el negocio familiar Javier Baquero se percató de que el sistema de formación en la farmacia podía mejorarse mucho con la innovación tecnológica haciendo que esta fuera más sencilla y accesible y liberar a la farmacia de parte de los costes que conlleva; algo muy necesario en el contexto de reducción de márgenes a que está sometido el sector. Fue así como nació Liceo de Farmacia, una empresa que ha creado una serie de herramientas audiovisuales para la formación laboral aplicadas a la farmacia, pero que se puede trasladar a otros negocios relacionados con la salud o no. Este inquieto emprendedor sevillano está teniendo éxito y ya cuenta con más de 400 farmacias suscritas y 3.000 clientes. Una aportación muy necesaria para un sector en plena redefinición lo que demuestra que la iniciativa, el emprendimiento y el afán de mejorar pueden impulsar y mejorar no sólo los negocios sino algo tan importante como la salud de todos.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN