Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Provincia de Cádiz

“Estamos cruzando los dedos para que no haya huelga de transporte”

Mientras el comercio mayorista aguarda acontecimientos, empresas como Grupo Torrent empiezan a abastecerse ante el temor a los paros

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una imagen de archivo del aspecto que llegó a presentar Mercajerez por los efectos de la huelga el pasado mes de marzo.

A la expectativa. Así afrontan los distintos sectores de la cadena de suministros la amenaza de una nueva huelga de los transportistas y el serio peligro de que parte de la actividad en el país quede tocada y paralizada de forma masiva. No hay que echar demasiado la vista atrás para comprobarlo. Los precedentes están ahí, solo hay que remontarse a marzo,  cuando la Plataforma Nacional en Defensa de Sector del Transporte dejó claro su importancia en este eslabón tras convocar un paro que empezó de forma minoritaria y fue cogiendo peso a medida que salpicaba a más sectores de forma directa o de manera colateral. Los supermercados y la restauración fueron uno de los primeros en acusar sus efectos, con lineales vacíos y cartas con productos sin existencias, respectivamente. Teniendo en cuenta que el nuevo parón podría llegar en plena temporada alta, las consecuencias podrían ser mucho peores. Pese a todo, desde la patronal hostelera Horeca se muestran prudentes y hablan de “bulo” más que de una posibilidad real de huelga que, por contra, sí está sobre la mesa. Sin embargo, el presidente de Horeca, Antonio de María, prefiere no aventurarse ni valorar la situación para evitar “darles cobertura  (a los transportistas) y hacerles el juego. Les estaríamos haciendo un favor”, insiste, tras descartar entrar en más cuestiones a la espera de acontecimientos.

En Mercajerez “estamos cruzando los dedos”, apunta su gerente, Ángel Salazar, para que la huelga no vuelva a alterar  su día a día y la entrada de la mercancía en las instalaciones de El Portal vuelva a bloquearse. Hay que recordar que, debido al conflicto, hubo jornadas en las que apenas llegaron a recibir el 15% de la mercancía. Una situación que consiguieron revertir burlando algunos piquetes informativos y mediante los coches particulares y camiones más pequeños, que esta vez también se verían afectados, tal y como advierten desde la plataforma. En cualquier caso, Salazar asegura que, a día de hoy, aunque perciben que los ánimos entre los transportistas “están caldeados” no tienen información “oficial” para adelantarse en tareas de abastecimiento. “El protocolo es el mismo, hacer reporte... en el momento que nos digan algo concreto nos ponemos en marcha, aunque estamos cruzando los dedos para que no pase nada”. No obstante, el gerente de Mercajerez también defiende que “todo el mundo tiene derecho a manifestarse”, independientemente de las consecuencias que acarreen estas protestas. En el Mercado Central de Abastos de Jerez nunca llegaron a quedarse sin género durante la huelga, aunque sí pasaron miedo a la hora de acudir a las lonjas para abastecerse. El recuerdo no está tan lejano pero entre los compañeros sí empieza a llegar la posibilidad real de que la historia se repita y de que el alcance sea todavía mayor. “Tengo siete grupos con compañeros en los que ya se está hablando de que el lunes lo pueden cortar todo, impidiendo el paso hasta a camiones pequeños si en la reunión de este domingo no se arregla”, indica a INFORMACIÓN  Juan Ignacio Parada, presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado Central de Abastos. No ocurre lo mismo con el público, que no le ha transmitido inquietud a este respecto por el momento.

En Grupo Torrent, productores de tapones de alta calidad a nivel internacional con cuatro plantas en la provincia (tres en Jerez y una en El Puerto) tuvieron que hacer encajes de bolillo en la huelga de marzo para no parar, pero lo consiguieron, con un plan B que les funcionó y les permitió “tirar para adelante”. Por esta razón, ante la “incertidumbre” de lo que pueda pasar estos próximos días han preferido  adelantarse, trabajar todo el fin de semana  y “abastecernos en todas las plantas de toda la materia prima posible”. El objetivo, como indica a INFORMACIÓN el responsable de Logística, Alejandro Campalejo, es “no tener que parar la fábrica y aguantar todo lo posible aunque pare el transporte”. Esta premisa incluye dar salida a mercancía antes de lo previsto a los clientes para evitar que los paros pasen factura a los envíos.

 

TE RECOMENDAMOS