Actualizado: 12:55 CET
Lunes, 19/11/2018

FABA suma carga de trabajo por valor de 500 millones de euros

El área de integración de sistemas del grupo Navantia tiene contratos firmados hasta 2012

  • En las instalaciones de Navantia FABA de San Fernando y Cartagena trabajan un total de 329 personas, de las cuales el 56 por ciento son ingenieros.
La fábrica de artillería de Navantia, FABA, es la gran desconocida del grupo Navantia y sin embargo su labor, dentro de la construcción naval militar, es vital para conseguir el control integral de las unidades navales.
Así, este área, ubicada en los antiguos talleres de Artillería del Arsenal Militar de la Carraca, en San Fernando, permanece casi siempre oculta a los ojos de los ciudadanos en general, por la sencilla razón de que se encarga de integrar todos los sistemas de control de los buques, desde la propulsión, hasta los sistemas de armas, y tiene una apretada carga de trabajo que le permite facturar entre 150 y 200 millones de euros al año, y a cuatro años vista tiene unos pedidos valorados en 500 millones de euros.

Sus niveles de creación de empleo, quizá no sean tan espectaculares como otras secciones de Navantia, encargadas de la construcción de los barcos, pero puede presumir de tener en sus instalaciones de Cartagena y San Fernando un total de 329 personas, de las cuales, el 56 por ciento se dedican a la ingeniería, un 39 por ciento a la producción, y el cinco por ciento restante están asignados a completar las distintas actividades de la empresa.

Además, FABA ha logrado crear a su alrededor una red de empresas subcontratistas que garantizan especialización y continuidad en los programas, en el caso de que como consecuencia de la carga de trabajo, en algunos momentos sea necesario reforzar la plantilla con más ingenieros.

También FABA cuenta con el apoyo de cinco o seis empresas trabajando en ingeniería de sistemas, por lo que se considera a si misma como una empresa tractora de tecnología.

El corazón de navantia
En ese sentido, para su director,  Alfredo Gordo, “FABA es el corazón tecnológico de Navantia. Un centro de excelencia dedicado a la integración de sistemas complejos de alta tecnología” que se instalan en los distintos buques que construye la empresa pública tanto para la Armada Española, su principal cliente, como para las Armadas de diversos países del mundo, tales como Australia, Venezuela, Marruecos, Tailandia, Chile o Arabia Saudí.

Y así, Navantia FABA se encarga de desarrollar equipos destinados a controlar y supervisar los distintos sistemas del buque, tanto para aplicaciones militares como civiles.

El objetivo de la tecnología que desarrolla FABA, denominado Sistema Integrado de Control de Plataforma, es proporcionar un alto grado de automatización, reduciendo, de esta forma, la necesidad de personal para operar los buques. En ese sentido, todos los buques de la Armada Española construidos a partir de 1990 tienen instalado a bordo este sistema.

Líneas de actividad
Las principales líneas de actividad de FABA pasan por los sistemas de comunicaciones, los sistemas de control de fuego, los sistemas de armas, las direcciones de tiro y los sistemas de mando y control. Entre estos últimos destaca, el Scomba, para los buques de nueva generación como los LHD, los BAM o los BAC, el ICSC S-80 para los sistemas de combate de los submarinos de la clase S-80, el de los cazaminas clase Segura, el CDS F-100 para las fragatas F-100 y F-105, y el Catiz, para desarrollar sistemas de combate .

En ese sentido, FABA cuenta con unos centros de desarrollo en tierra denominados LBTS, encargados de depurar y probar todos los nuevos sistemas con las últimas y más modernas tecnologías disponibles antes de instalarlos en los buques.

En cuanto a los sistemas de comunicación del buque, FABA se encarga de la integración del conjunto de consolas, los equipos de radio y las comunicaciones vía satélite. “No fabricamos los sistemas pero los integramos en el buque y hacemos que funcionen”, apunta Alfredo Gordo.

Direcciones de tiro
Si hay una labor por la que FABA es conocida entre los ciudadanos de la Bahía de Cádiz es por el desarrollo de las direcciones de tiro y de los sistemas de armas de los barcos. Así este área de Navantia está cualificada para el diseño, desarrollo, fabricación, integración, reparación, modernización y mantenimiento de una cartera de productos, que incluye cañones de varios calibres (12,7mm, 20mm, 35mm, 40mm, 76mm, 127mm, 305mm y 381mm), lanzadores de misiles, Skyguard y Albatros, elementos para el lanzador vertical de misiles MK-41.
En el campo de las direcciones de tiro destaca Dorna, un sistema de control de armas, adaptable a distintos buques, sistemas de combate, armas y sensores. Esta capacitado para la adquisición y seguimiento de blancos, puede calcular la posición del blanco y situarlo en el plano de referencia del sistema de combate del buque, puede controlar el tipo de munición y el disparo.

El sistema Dorna se puede instalar tanto en patrulleros como en grandes buques. Actualmente ya está integrado en las fragatas de última generación de la Armada Española, las F-100, los BAM y en los buques de Lockeed Martin para el programa americano Litoral Combat Ship, y pueden cubrir misiones antiaérea, antisuperficie, fuego naval de apoyo, o vigilancia y navegación.

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
chevron_left
IU acusa al PSOE de apostar por la especulación con enmiendas
chevron_right
Los PJA superan el debate de totalidad y siguen su trámite