Actualizado: 23:36 CET
Lunes, 24/06/2019

?Los hermanos y devotos dirán si hay que encargar una corona?

  • Ildefonso Roldán, ante la Virgen de la Esperanza, en el rosario de la aurora de hace sólo unos días.
Ildefonso Roldán es el hermano mayor de una cofradía que está viviendo un periodo de auténtico esplendor aderezado ahora con el anuncio de la coronación canónica de la Virgen de la Esperanza.

—¿Cómo recibe el anuncio de la coronación?
—Con una tremenda alegría y acordándome en primer momento de todos aquellos hermanos que durante tantos años han luchado para que llegara este momento y que ya no están aquí con nosotros. A partir de ahora, será Ella quien nos ilumine para que esta coronación tenga sentido, que no se quede en la imposición de una corona y una salida extraordinaria.

—¿Tiene la junta claro qué es lo que quiere hacer a partir de ahora?

—Esto es para todos los hermanos, así que hay muchísimas ideas. Nosotros queremos incidir en el aspecto formativo, para que los hermanos lleguen a ese momento sabiendo qué significa una coronación.

—El hecho de que la coronación se produzca en 2013 facilita esa tarea...
—Indudablemente. Queremos seguir trabajando igual que hasta ahora. No nos dimos prisa a la hora de presentar el expediente y ahora queremos seguir trabajando en silencio y con humildad. Será una fecha muy bonita porque se cumple el 75 aniversario de la hermandad. Queremos hacer las cosas con tranquilidad y marcando muy bien los tiempos.

—¿Qué fechas se barajan?
—Hay distintas opciones. Está la posibilidad de que sea en junio, pero también hay una fecha muy bonita, que es la del 12 de octubre. Trataremos de encontrar una fecha apropiada y que además permita que todos los jerezanos puedan disfrutar de esta coronación. En cualquier caso, este asunto tendremos que consensuarlo con el señor obispo y ahí quedaremos a su disposición. Debe ser él quien nos guíe.

—Las coronaciones canónicas suelen acompañarse de una obra social. ¿Qué tiene pensado la hermandad en este sentido?
—La Hermandad de la Yedra está trabajando desde hace muchos años en la parroquia de Madre de Dios, con un equipo humano muy importante. Trabajar con Cáritas no es hacer una recogida de alimentos. Hay que hacer un estudio, un seguimiento de cada familia... Actualmente atendemos a 124 familias y estoy convencido además de que esa cifra va a incrementarse y la Hermandad de la Yedra tendrá que estar ahí. Nosotros vamos a trabajar desde la humildad, manteniendo nuestro trabajo del día a día y favoreciendo la unión entre nuestros propios hermanos. Sabemos los tiempos que corren y sabemos que la Hermandad de la Yedra tiene que estar ahí. Estas puertas están siempre abiertas y de hecho nuestra prioridad es atender a todo el que requiera nuestra ayuda.

—No hay coronación sin corona. ¿Cómo se va a hacer este proceso?
—Cada hermano tiene su propia idea, no es una decisión de junta de gobierno. Será lo que la hermandad quiera. Si los hermanos y los devotos de la Virgen de la Esperanza quieren que se haga una corona, pues será lo que ellos quieran. Insisto en que no es una decisión de la junta de gobierno, sino de los hermanos y de los devotos de la Virgen. Ella será quien nos tenga que guiar.

—¿Cuál es el próximo paso una vez anunciada la coronación canónica?
—Ahora se reunirá la junta de gobierno y empezará a abordar el asunto. Después se convocará al cabildo de hermanos, una vez que todo esto vuelva a su ser. A partir de ahí serán los hermanos quienes tengan que aportar y proponer ideas, porque una coronación canónica no es una cuestión que deba preparar en exclusiva una junta de gobierno, sino que debe convertirse en algo de todos. Nosotros, desde la junta de gobierno, vamos a tratar de incidir mucho en el plano informativo, muchísimo, porque la idea es que lleguemos al momento de la coronación en absoluta plenitud y sabiendo lo que estamos haciendo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Salvan a un hombre de quemarse a lo bonzo en la puerta de una comisaría
chevron_right
Un dispositivo intenta evitar más inundaciones en Écija