Actualizado: 18:51 CET
Lunes, 12/11/2018

El Tempul, una fortaleza árabe del siglo XII

San José del Valle fue el último de los términos de esta zona en caer en manos cristianas en 1312

  • El Castillo Tempul obtuvo mucha importancia en su época, ya que estratégicamente supuso un punto importante geográficamente.


La historia de este castillo estuvo ligada a varios episodios heroicos que se dieron lugar en sus tierras. Unas nos hablan de victorias, otras nos informan de rendiciones y entregas del castillo a los hombres de armas de uno y otro bando que tanta sangre hizo correr. No en vano San José del Valle fue el último término de esta zona en caer en manos cristianas en 1312. Pero de todas ellas hoy sólo queda el recuerdo huidizo de lo que fue antaño una gran fortaleza en sus muros agrietados, vetustos y hundidos. 

     El castillo está situado en las inmediaciones de un manantial. La etimología de su nombre parece proceder del árabe ‘tembul’ (te mojas o te mojarás), aludiendo al manantial que hay en sus proximidades y que surtía agua desde época romana a distintas poblaciones, entre ellas Cádiz, a la que llegaba mediante un acueducto construido por Balbo. Algunos restos de este acueducto se emplearon en San Fernando para levantar el puente de Zuazo. Para otros su nombre procedería de ‘Tempullus’ latinizada.
 
     Posteriormente, los problemas de abastecimiento de Jerez hicieron que en 1864 explotase dicho manantial construyendo un nuevo acueducto que se inauguró en 1869.
 
     El ‘Tempul’ fue una fortaleza árabe construida en los siglos XII y XIII, muy codiciada por su ubicación estratégica, siendo además terrenos de gran riqueza agrícola y ganadera. La fortaleza está situada en un lugar agreste y escarpado, y en la actualidad apenas quedan restos que nos pudieran dar una idea cierta de su estructura y recorrido. Fue arrebatada en el siglo XIV a la ciudad de Algeciras por el infante de Castilla don Pedro. Por la importancia del lugar, Fernando IV donó el castillo y su término a Alonso Pérez de Guzmán. Pero las tropas árabes no cejaron en su empeño de volver a conquistarlo hasta que lo consiguieron a comienzos del siglo XIV, volviendo luego a manos castellanas dando lugar lugar a gestas heroicas cantadas en los romances. En tiempos de Alfonso XI el castillo fue cedido al consejo de Jerez en 1371, teniendo que esperar a 1433 cuando se hizo la ceremonia y nombramiento del alcaide del Tempul. 

     No obstante, su importancia estratégica disminuyó tras la caída del reino nazarí de Granada, manteniéndose un largo pleito entre el III Conde de Arcos, don Rodrigo Ponce de León y la ciudad de Jerez por el control de las rentas que podía reportar su arrendamiento. Para solucionar el conflicto distintos jueces delimitaron los términos resultando favorable a Jerez, pero las partes no se pusieron de acuerdo en la interpretación de la sentencia de 1506 y fue recurrida numerosas veces. El pleito llegó a comienzos del siglo XVIII, cuando Felipe V terció en el conflicto y ordenó en 1701 que se confirmasen todos los privilegios concedidos a Jerez por sus antecesores y, sobre todo, que se diese un nuevo privilegio por el que se reconocía la concesión del castillo de Tempul a Jerez.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�n Publicidad Ai
chevron_left
Unas 50 familias se beneficiarán del Plan de Infravivienda
chevron_right
Vecinos del Torcal se oponen a parques eólicos en la zona