Actualizado: 13:02 CET
Miercoles, 12/12/2018

?El Ayuntamiento da poco cariño a los deportistas que estamos fuera?

Tenía apenas 17 años cuando el Real Madrid llamó a su puerta y hoy día, once años después, se puede considerar como el mejor deportista isleño.

  • Barral tras marcar un gol.
 Hace más de una década que decidió hacer las maletas para labrarse un futuro dentro del mundo del fútbol en Madrid. Han sido muchas las alegrías y también los sinsabores, pero hoy día y a sus 28 años David Barral puede ser el único isleño que puede presumir de jugar en la Liga de las Estrellas vistiendo la elástica del Real Sporting de Gijón, con el que cumple su sexta temporada y en el que ejerce como primer capitán tras la marcha de Sastre. En la siguiente entrevista además del Barral deportista, San Fernando Información quiere profundizar en el Barral persona y saber cómo ve desde la distancia una tierra como la suya, además de saber si realmente se siente valorado o no en ella.

—¿Se acuerda cómo fueron sus primeras patadas a un balón de fútbol?
—Empecé jugando al fútbol sala, que era lo que más me atraía, pero cuando fui cumpliendo años me empezó a tirar más el fútbol y me apunté en la Escuela San Martín. Luego pasé al San Servando donde estuve dos temporadas, una en cadetes y otra en juveniles donde metí 45 goles. Fue entonces cuando me tentó el San Fernando y me fichó a través de Pepe Gaviño. Una vez en el San Fernando seguí haciendo buenos partidos y empecé a llamar la atención de muchos ojeadores que trabajaban en la zona de Andalucía. Recuerdo que mi fichaje por el Real Madrid, tras varias semanas siguiéndome, se hizo tras un encuentro en Coria en el que me salieron muy bien las cosas.

—¿Y cómo se planta un chaval que nunca ha salido de su tierra con 17 años en la capital de España?
—En aquella época era un crío, que jugaba con mis amigos en un barrio de San Fernando y lo cierto es que no se me pasaba apenas por la cabeza la idea de ser futbolista. De buenas a primeras se fija un equipo grande como el Madrid y allí que va David. Al principio me costó mucho trabajo, sobre todo porque me tenía que enfrentar a una gran ciudad, porque era la primera vez que salía de Andalucía y porque me tenía que separar de mi familia. He de reconocer que me costó mucho adaptarme a mi nueva vida y muchas noches de llanto.

—¿Se le pasó en algún momento y en alguna de esas noches dejarlo todo y volverse para su casa?
—En muchas ocasiones. Pensaba en muchas de esas noches que le he comentado antes que dónde era donde me había metido y que qué hacía yo en Madrid con lo pequeño que era. Por fortuna poco a poco me fui adaptando, sobre todo porque me aferré a la idea de que el fútbol me estaba ofreciendo una oportunidad que no podía desaprovechar.

—¿Cuáles fueron sus siguientes pasos tras firmar por el Real Madrid?
—Estuve año y medio en el Madrid C de Tercera División y me cedieron un temporada al Fuenlabrada, donde me salieron bien las cosas y metí 18 goles. Fue entonces cuando me repescó el Madrid y pasamos un año en Segunda B en el que logramos el ascenso con López Caro como entrenador y un jugador como Soldado. Luego hicimos un buen trabajo en Segunda División A y fue entonces cuando decidí no renovar el contrato y buscar una salida fuera del Real Madrid. Me llegó entonces la opción del Sporting de Gijón y fue la decisión más acertada que he tenido en mi vida. Aquí llevo seis temporadas, dos en Segunda y las últimas cuatro en Primera.

—Se dice que es difícil llegar a Primera, pero quizás lo más complicado es mantenerse en ella como lo está usted logrando, ¿no?
—Es cierto. Llegar puedes llegar incluso por la vía rápida, pero lo realmente difícil es que una vez que ya estés ahí, te mantengas muchos años. Llevo actualmente cuatro en Primera y me siento orgulloso de mis números. Este año voy a cumplir mi partido número 200 con la camiseta del Sporting, a los que hay que sumar los 150 que jugué con el Castilla.

—A pesar de todos esos logros que está comentando y de pasear el nombre de San Fernando por toda España, ¿se siente profeta en su tierra?
—Por desgracia en San Fernando entiendo que al tema del deporte no se le tiene demasiado en cuenta. Creo que se debería de valorar un poco más a la gente que lucha día a día por su tierra, por su gente y que lleva a San Fernando por todos los rincones de España.

—¿Echa en falta ese cariño estando tan lejos?
—El Ayuntamiento da muy poco cariño a esos deportistas que día a día estamos sufriendo fuera de nuestras casas.

—Quizá en este sentido se están portando mejor con usted en Gijón que en La Isla, donde se podría decir que es casi un ‘niño mimado’.
—Yo creo que lo único que le falta a la gente de aquí es que me nombren hijo predilecto de la ciudad. La verdad es que en Gijón he formado a mi familia, pero lo que tengo muy claro es que el día de mañana viviré en Cádiz porque yo necesito estar cerca de los míos.

—¿Le gustaría que el día en el que decida colgar las botas se le hiciese un reconocimiento allí en Gijón?
—Para eso todavía me quedan cuatro años más y sumaría un total de diez. Creo que estoy dejando huella y pretendo dejarla mucho más profunda. Sé que la gente está contenta conmigo y yo con ellos, además de que están orgullosos de contar con un andaluz en sus filas.

—Sinceramente, ¿qué es lo mejor que le ha dado el fútbol en todos estos años?
—Sinceramente, la estabilidad económica para mí y mi familia. Me ha proporcionado un nivel de vida que quizás difícilmente se puede tener con otra profesión en el mundo. Además me ha dejado el futuro prácticamente resuelto.

—¿Y lo peor?
—No he vivido momentos malos de verdad, y si los he tenido han sido desde el punto de vista futbolístico, pero nada más.

—¿Cuál ha sido el defensa que más le ha impresionado en su carrera?
—En Primera División hay defensas de primerísimo nivel y de gran calidad, pero si me tengo que quedar con uno, me quedo con Carles Puyol.

—Y usted que le ha tenido cerca, ¿cómo se vive un partido con Messi en el campo?
—Es el jugador que más fácil hace el fútbol con lo complicado que es. Ya lo han dicho muchas veces, pero es cierto que parece un jugador de Play Station.

—Y este domingo se ve las caras con el Barcelona, al que ya le marcó un golazo el año pasado tras un regate excepcional a Piqué.
—Si es un partido especial, al igual que cuando te enfrentas al Real Madrid porque son los dos mejores equipos del mundo. Son partidos que motivan mucho y es cuando uno se da cuenta de lo difícil que es jugar hoy día en Primera División.

—Cambiando un poco el tercio. Usted cada vez que puede escaparse se viene para La Isla pero, ¿cómo está viendo la evolución que está teniendo desde la lejanía?
—Creo que es una ciudad que está evolucionando para mejor, pero pienso que tenemos que poner todos un poquito más de nuestra parte y ayudar para que siga creciendo. Espero que en cuanto al tranvía todo se solucione, porque es el que ha posibilitado el cambio que estamos viviendo en la ciudad. Yo creo que cuando empiece a funcionar empezará a darle a La Isla esa vida que quizás le sigue faltando actualmente.

—¿Mantiene usted a los amigos de la infancia o los ha ido perdiendo?
—Para nada. Sigo estando en contacto permanente con todos ellos gracias a las nuevas tecnologías. Siempre que puedo contacto con ellos vía internet a través de facebook. Mantengo la amistad con los amigos del colegio y, sobre todo, los que se criaron conmigo en mi barriada de Puerto de Palos.

—¿Ha traído a muchos amigos asturianos a su tierra?, ¿qué le dicen?
—A bastantes y lo cierto es que han alucinado, tanto con la provincia de Cádiz como con la gran mayoría de las zonas de Andalucía. Sobre todo les ha gustado las playas y el ambiente que siempre se respira por aquí.

—¿Cómo vende David Barral San Fernando a la gente del norte?
—Les habló muy bien de todo, pero sobre todo del clima. Lo que les gusta mucho es el carácter abierto que tenemos, sin olvidar la buena gastronomía.

—Resulta bastante curioso lo de su hermano y el anuncio que ha realizado de una conocida marca de cervezas junto a otros hermanos de jugadores de la Liga.
—Ese es un trabajillo que le puede conseguir yo y lo cierto es que el anuncio ha quedado bastante simpático. Siempre que puedo le echo un cable a mis hermanos y a mi familia.

                                                                                       ******

Su futuro pasa por los banquillos y no descarta terminar en el San Fernando

Aunque a muchos les resulte extraño, lo cierto es que David Barral no llegó nunca a debutar con el primer equipo del San Fernando a pesar de que con 17 años tenía condiciones más que suficientes para ello. Bastaba con verlo jugar en los partidillos de aquella época con el primer equipo para comprobar que tenía sitio de sobre en el primer equipo.

¿Una espinita clavada o no? Lo cierto que el delantero del Sporting responde sin tapujos a dicha cuestión y sobre si se plantea o no vestir la camiseta azulina antes de colgar las botas. “En estos momentos me estoy sacando los carnés de entrenador y lo que no tengo claro de aquí al futuro si lo que quiero es jugar o entrenar en el San Fernando. Es algo que me lo tengo que pensar todavía. Lo que sí que tengo claro es que mis dos o tres últimas temporadas como jugador las quiero cumplir jugando en algún equipo de Andalucía. No descarto equipos como el Córdoba, el Xerez o el Cádiz, pero también meto en esa terna al San Fernando”.

Y es que tiene muy claro que su futuro pasa por los banquillos una vez que deje el fútbol en activo. “No se me pasa otra cosa por la cabeza que entrenar. Sobre todo porque quiero aplicar los conocimientos que he adquirido durante tantos años jugando en Primera”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La duquesa de Alba ya tiene en casa su vestido de novia
chevron_right
Shakira y Xuxa se unen para ayudar a la infancia en las favelas de Brasil