HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 00:08 CET
Sábado, 15/12/2018

Los crímenes que nadie resolvió

Entre 1983 y 1995, 9 de los 16 homicidios cometidos en la capital quedaron sin resolver

  • Olivar de los novios
El crimen del hospital, en el que un vecino de 41 años apareció muerto con la cara destrozada junto a una gran piedra ensangrentada el pasado 11 de marzo, ha hecho que viejos fantasmas vuelvan a helar el ambiente en la capital. Nadie aún ha olvidado el crimen de los novios, ocurrido el 8 de junio de 1992. Tras una investigación que costó el puesto a varios altos cargos policiales, el año que viene, cuando se cumplan veinte años, prescribirá. Y lo hará sin resolver.

Pero aquel no fue el único. Según recoge en su libro “Crónicas del crimen” el criminólogo, escritor e historiador Luis Miguel Sánchez Tostado, “entre 1983 y 1995 se contabilizó un excesivo número de crímenes sin resolver, sobre todo en la ciudad de Jaén. En esos doce años, nueve de los dieciséis homicidios registrados en la capital quedaron sin resolver”, es decir el 56,3 por ciento, un cifra atípica en este tipo de casos, ya que como indica el propio Sánchez Tostado, el 90 por ciento suele resolverse porque son cometidos “por personas relacionadas con la víctima”.

Las nuevas técnicas de investigación y sobre todo, las pruebas de ADN (ácido desoxirribonucléico), traídas a España del FBI de Estados Unidos por el entonces director de la investigación del crimen de los novios en el departamento de Medicina Legal de Granada, el jienense Miguel Lorente, han provocado que el número de casos resueltos roce ese 90 por ciento nuevamente. El comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Jaén, Daniel Salgado, considera que ese aspecto ha sido “fundamental” en este tipo de investigaciones. “Hace apenas 15 años que se usa de forma habitual y ha significado un salto cualitativo y cuantitativo muy importante”. En cuanto al resto de las herramientas que utilizan los agentes en las investigaciones no han cambiado mucho, salvo lo que han aportado las nuevas teconologías. Respecto al caso del hospital, el comisario indica que se sigue trabajando y que pronto se podrían conocer novedades importantes, si bien recuerda que se encuentra bajo secreto de sumario.

El crimen del estudiante de COU que conmocionó a la ciudad en 1983, la sentencia del crimen de “La Cabaña” en 1985, una insólita sentencia de la Audiencia Provincial de Jaén por la que “se absolvió a un asesino”, según explica Sánchez Tostado, los crímenes del taxista y la prostituta, en 1988, cuya misteriosa conexión nunca quedó definitivamente aclarada, el crimen de los novios, en 1992, y el crimen de la Catedral, ocurrido en julio de 2006 y que la Policía destacartó como homicidio hace años, son algunos de los sucesos que aún buscan culpable en esta ciudad.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Santa Cena estrena el dorado del canasto del Misterio
chevron_right
Manolo García aplaza su concierto en Jaén tras ser operado de apendicitis