Actualizado: 02:23 CET
Miercoles, 12/12/2018

El bulevar: un parque multiusos

El parque del Bulevar y Andrés de Vandelvira ha devuelto a Jaén los cálidos atardeceres con la ciudad en penumbra

  • Fermín Cano se refresca en el estanque del parque del Bulevar tras hacer sus ejercicios diarios.
Nació con la idea de ser el gran parque de la zona de expansión de la ciudad y se ha convertido en el parque de Jaén. Vecinos de cualquier barrio acuden cada día al mayor espacio público de la capital: el parque del Bulevar, con cerca de 100.000 metros cuadrados de extensión.
Fermín Cano sólo falta cuando tiene exámenes. Cada día, este joven estudiante jienense dedica una hora a mantenerse en forma: “Quien lo pensó lo hizo bien, porque hay todo tipo de aparatos para ejercitarte y usarlos de un modo u otro, además de ser un lugar perfecto para correr o pasear en bici”. O para jugar al fútbol, practicar con los patines, o simplemente andar varios kilómetros con la vista del castillo de Santa Catalina coronando la ciudad.
Javier Yera y sus hijos David, Fran, Diego y Rubén suelen alternar la bicicleta con el fútbol. Ninguno de ellos tiene pegas que ponerle al parque del Bulevar, cuya primera fase fue inaugurada en 1992 y la segunda, bautizada como parque de Andrés de Vandelvira, abrió sus puertas en mayo de 2007. Desde entonces sus palmeras, pinos, encinas, lavanda, rosales, arbustos mediterráneos y grama, todas ellas especies autóctonas y resistentes a bajas precipitaciones, han ido creciendo y haciendo suyo el parque mimado de la ciudad. Tiene dos partes bien distinguidas. La primera fase fue diseñada por el arquitecto municipal José Antonio Toribio y recibió en el año 2003 el primer premio nacional “Alhambra” a la mejor ejecución de espacios verdes y jardines públicos. Siete años después, sus coloridos círculos, su anfiteatro, sus zonas sombreadas y el aroma a magnolios y lavanda se han convertido en una relajante zona de paseo y recreo. A continuación, el parque Andrés de Vandelvira se erige como el parque multiusos que necesitaba Jaén: paseos, deportes, conciertos, descanso y envidiables vistas, que ha devuelto a la ciudad los viejos atardeceres rojizos de la campiña, con toda la ciudad en penumbra, como si se vistiera de luto para llorar la puesta de sol.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Santa Cena estrena el dorado del canasto del Misterio
chevron_right
Manolo García aplaza su concierto en Jaén tras ser operado de apendicitis