Actualizado: 13:49 CET
Martes, 18/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

El carril bici en las aceras incumple la normativa vigente

El Ayuntamiento puede verse obligado a eliminar lo realizado si media denuncia.

  • Un carril bici pintado sobre el acerado de la rotonda de Hornos Púnicos.
  • Aparte de la nueva Ley de Tráfico, el TSJA certifica lo que de todos era ya sabido
  • Las obras ejecutadas en San Fernando pueden quedar inútiles a la vista de la legislación vigente

El nuevo carril bici no satisface ni a peatones ni a ciclistas. Es más, aquellos que transcurren por el acerado constituyen un grave incumplimiento del artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación de 2003, aprobado por Real Decreto 1428/2003 y que claramente especifica que “La circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales”, lo que establece una cierta prohibición.

A ello hay que sumar que el pasado 7 de abril, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) notificó a la asociación provincial de comerciantes Aprocom, de Sevilla, un auto en el que estima parcialmente las pretensiones de este colectivo, que recurrió la llamada Ordenanza de peatones y ciclistas por considerarla incompatible con el PGOU. El tribunal, entre otras conclusiones, declaró nulos los artículos de la ordenanza que definen «itinerarios ciclistas en zonas peatonales». Todo ello teniendo en cuenta la Ley de Tráfico de Vehículos a Motor, que es de carácter estatal y por jerarquía normativa prevalece sobre cualquier ordenanza que la desarrolle.

Una inversión inútil

En muchos tramos el nuevo carril bici que transcurre por gran parte de barrios isleños lo hace por aceras, con el consiguiente riesgo para peatones y también para ciclistas. Por lo que la obra ejecutada puede quedar sólo en un dinero mal utilizado y en una inversión inútil.

Aunque las bicicletas transcurren también por la calle Real, su situación es diferente, pues esta calle no tiene la consideración de peatonal y sí de semipeatonal. Caso distinto son las bicicletas que circulan por la calle Rosario, que pueden ser sancionadas por ello.

El carril bici si cumple con la normativa en parte de la avenida Al Andalus, donde además de estar al margen del acerado, se encuentra delimitado por bolardos, muchos de los cuáles ya han desaparecido.
La inversión municipal en el Plan Director de Transporte, que regula los itinerarios de los carriles bici, asciende a 1.221.610,02 euros, de los cuáles 426.000 euros salen del Programa Ciudad 21 y 795.610,02 euros, de los fondos FEIL 2009.

En muchos casos el carril bici incumple también en cuanto a sus medidas y disposición, siendo de carácter bidireccional. Un accidente en un carril situado en acera tendría graves consecuencias.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El sueño americano de los actores españoles
chevron_right
Poner en marcha la segunda fase para los BAM costaría este año diez millones