HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:36 CET
Jueves, 26/04/2018

Pienso, luego estorbo

Futuro en el PP

Una vez celebrados los congresos nacional y autonómico del PP, llega la hora del congreso provincial. Tras el consenso necesario, en Jaén se han anunciado...

Una vez celebrados los congresos nacional y autonómico del PP, llega la hora del  congreso provincial. Tras el consenso necesario, en Jaén se han anunciado dos candidaturas. Es hora de la democracia interna, inexistente en los últimos años. De momento, ambas candidaturas andan enseñando músculo a base de fotos de cargos institucionales y orgánicos, alcaldes, diputados, senadores, etc...Todos hablan de renovación, sin duda urgente, en un partido provincial que cada vez pierde más votos frente a un alicaído PSOE que mantiene su hegemonía provincial después de más de 30 años. Pero si la renovación de las personas es importante, más lo es la defensa a ultranza de las ideas que nos caracterizan y de nuestra forma de hacer política. Los militantes del partido también queremos oír de los candidatos soluciones a un PP que cada día dilapida más votos y que entre los jóvenes se ha convertido casi en un partido residual. El PP está abandonando a esa mayoría de giennenses liberales y conservadores que pensamos que la defensa de la libertad, la vida, la propiedad, el esfuerzo, el mérito, y el imperio de la ley debe ser nuestra seña de identidad.
Desde esta columna, único lugar en el que, como militante de base del PP, puedo expresarme, llevo mucho tiempo apostando por realizar congresos abiertos, si es posible con elecciones primarias, para renovar las bases ideológicas y apostar de una vez por todas por la cultura del mérito. Primarias que aún no han sido aprobadas, pero que nada impide que puedan ser aplicadas internamente para que la elección del candidato/a para un puesto determinado no sea siempre a dedo y por amiguismo, como ha ocurrido hasta ahora. Los/as candidato/as que nos representen deben ser elegidos/as directamente por los militantes. El alcalde o alcaldesa, por ejemplo, debe de ser el elegido/a por los militantes de la junta local correspondiente, y no por el dedo del presidente, ni de su Junta Directiva, igualmente elegida a dedo. Igualmente, he defendido a ultranza la máxima de un/una “hombre/mujer, un cargo”. No hay nada más democrático que el hecho de que la militancia decida el futuro de su partido. Los dos candidatos deben asumir un liderazgo que sea compartido e incluyente, y reconstruya la unidad perdida desde hace mucho tiempo en el PP de Jaén. Un numeroso grupo de militantes estamos poniendo toda nuestra capacidad de trabajo y experiencia manifestando públicamente el fin que perseguimos: recuperar la ilusión de una militancia abandonada en un proyecto que nos lleve a gobernar la Diputación Provincial, dando el protagonismo a los militantes. Hay que luchar por el futuro y proyectar esperanza hacia una provincia que cuenta con una de las mayores tasas de paro de España. Yo ya he firmado mi aval y mi candidatura a compromisario para apoyar este cambio.

COMENTARIOS