Actualizado: : CET
Lunes, 23/04/2018

La novena provincia

La subasta de medicamentos y el Defensor del Pueblo

El Defensor del Pueblo cuestiona la calidad de esos medicamentos que, en su mayoría, proceden de Europa del Este y Asia.

LA SUBASTA DE MEDICAMENTOS Y EL DEFENSOR DEL PUEBLO

  La Junta optó  ya hace unos años por el sistema de subastas a la baja  de medicamentos, pero según la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (AFARAN), de los 10.000 medicamentos recogidos en el vademécum español, el sistema de subasta sólo permite a los andaluces el acceso (financiado) a 400, de los cuales el 46% aproximadamente tiene problemas habituales de abastecimiento.

  El sistema que utiliza  la Junta es legal, pero tiene problemas que han sido denunciados por la Oficina del Defensor del Pueblo español que cree que no cumple con el principio de igualdad y deja a los pacientes andaluces en inferioridad de condiciones en prestaciones sanitarias con respecto al resto del país.

  Según el informe que viene  avalado por La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, los pacientes andaluces no tienen acceso a medicamentos que sí financia la sanidad pública en el resto del país. Además,  la Oficina del Defensor del Pueblo cuestiona que los medicamentos que se ofrecen a los andaluces por el sistema de subastas tengan la misma calidad que otros medicamentos similares.

  Hay que tener en cuenta  que bastantes de los adjudicatarios habituales de las subastas andaluzas de fármacos están ubicados en Europa del este o Asia mientras que la Junta aduce que el sistema de subastas ha hecho que la Junta ahorre más de 400 millones en las diez convocatorias que ya ha realizado la sanidad autonómica.
  Curiosamente, los laboratorios con los que contrata la Junta ingresan cantidades a la Junta, pero ni estas cantidades ni el ahorro que generan aparecen reflejados en los presupuestos andaluces.
  Por si fuera poco, la mayoría de los desabastecimientos de fármacos de todo el país  están concentrados en Andalucía. En  octubre pasado, se constataron problemas de abastecimiento de 36 medicamentos, de los que 23 se concentraron en Andalucía, por ejemplo, ibuprofeno, paracetamol, omeprazol o amoxicilina.

Los laboratorios que son ahora suministradores de la Junta –Auribindo, Ranbaxy, Vir o Bluefish, según el diario EL MUNDO, eran desconocidos por el sector farmacéutico, pero desde 2012, gracias al sistema de subastas, son los más importantes suministradores de medicamentos financiados en Andalucía.
De hecho, Aristo Pharma, uno de los laboratorios que participan en la subasta andaluza de medicamentos ha reconocido que el 90% de sus ventas vienen de dicha subasta de genéricos y que gracias a la Junta de Andalucía dobló la facturación en 2015.
Algeciras a 11 de enero de 2017
Patricio González

COMENTARIOS