Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Patio de monipodio

Santa Justa nació coja

Santa Justa iba a llevar un hotel, un centro comercial y estacionamientos en la parte delantera, pero se conformó con una corta hilera de pequeñas tiendas...

Publicado: 17/05/2022 ·
08:30
· Actualizado: 17/05/2022 · 08:30
  • Imagen de archivo de la Estación de Santa Justa en Sevilla.
Autor

Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín es periodista y escritor. Estudios de periodismo, filosofía, historia y márketing. Trabajos en prensa, radio y TV

Patio de monipodio

Con su amplia experiencia como periodista, escritor y conferenciante, el autor expone sus puntos de vista de la actualidad

VISITAR BLOG

Santa Justa iba a llevar un hotel, un centro comercial y estacionamientos en la parte delantera, pero se conformó con una corta hilera de pequeñas tiendas, un centro comercial de consolación. El problema no es de centros comerciales, pero la estación no es lo que podría haber sido en cuanto a tamaño, empaque, comercio y todo eso valorado hoy por encima de otros valores. La cojera no se limita a la estrechez de accesos que quieren estrechar para construir viviendas en los laterales e impedir su futuro crecimiento.

No sólo es imprevisión: los laterales de Santa Justa todavía están a tiempo de ser aprovechados para acoger andenes de cercanías, esos cercanías que no llegan pero tanta falta hacen (por ejemplo, Carmona-Aeropuerto-Sanlúcar, Osuna, Coria del Río) y de larga distancia transversal (Huelva y Cádiz-Granada/Málaga-Almería).

Lo último y más negativo es dar la espalda a la evolución y al crecimiento, y el ferrocarril es el medio de transporte más rápido, cómodo y limpio. Colocar bloques en los laterales de Santa Justa sin antes dejar preparado el espacio para terminales y paso de vías, da pruebas de la aviesa intención con que las autoridades se desautorizan en su trato a Sevilla, más visible después de la condena al trazado Sevilla-Santa Ana por diez dichosos kilómetros regalados por la Junta a ADIF para ahorrarle reposición de las vías entre Osuna y Pedrera.

El abandono, que no verá quien no quiera ver, es cada vez más innegable. Ya no se unirán directamente Almería, Granada y Málaga con Sevilla, por AVE o VA (es “peligroso” que los andaluces lleguemos a entendernos, así que mejor aislarnos y alejarnos). En cambio se multiplica la especulación. Aún no saben qué hacer con más de cien mil viviendas vacías en el Área y se prepara una nueva burbuja con nuevas ciudades fantasma, pero sobre todo para que multinacionales, bancos y usureros de todo tipo jueguen con los precios sin que el gobierno se moleste ni en regular ni en construir viviendas para quienes no se pueden permitir el costo con que enriquecer a los especuladores. El negocio de ADIF, empresa pública, es controlar y facilitar las comunicaciones ferroviarias, muy lejos de la enajenación de solares para hacer caja.

TE RECOMENDAMOS