HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:17 CET
Viernes, 25/05/2018

Parando letras

Nuevas paradas

¿Por qué tenemos miedo a avanzar? ¿Por qué tememos coger trenes hacia nuevos destinos?

¿Por qué tenemos miedo a avanzar? ¿Por qué tememos coger trenes hacia nuevos destinos? A fin de cuentas, tenemos que empezar a buscar en sitios distintos si queremos cambiar lo que ya tenemos. Si queremos romper esa rutina que nos atormenta y que nos tiene maniatados. Porque no hay nada peor que sentirse preso de tu día a día. Sentir que estás cansado de la misma historia que siempre se repite. Todo eso depende de ti. Depende de la actitud con la que afrontes lo que te viene por delante. Pero es como todo, lo poco gusta, lo mucho cansa. Quizás sea cuestión de valorar lo que tenemos pero sin conformarse, sin estancarse. Que estemos en el lugar que estemos, siempre queramos más. Que queramos seguir formándonos, que seamos más ambiciosos en nuestro puesto de trabajo, que busquemos nuevos proyectos, que seamos mejores buscavidas. La apatía y la desilusión son las peores amigas del hombre. Y a veces excedemos en su compañía. Creo que tampoco resulta tan difícil arriesgarse. A veces resultaremos vencidos, pero serán muchas más las veces que seamos los vencedores. Vencedores con ambición pero con un toque de realidad. Esa realidad que nos mantenga la cabeza fría y los pies en el suelo. Porque igual de malo resulta estar inmerso en una rutina que nos vaya desgastando que fantasear con unas expectativas completamente inalcanzables. Así que cada mañana toma ese nuevo tren cuyas paradas sean la ilusión, el éxito, la ambición y la entrega. El viaje, lo pagas tú. Y del tiempo no te preocupes, tómate todo el que necesites.

COMENTARIOS