HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:34 CET
Martes, 24/04/2018

Parando letras

Por las mujeres

Cada persona es única, y todos por igual debemos tener la posibilidad de poder desarrollarnos sin importar de qué género seamos

Ojalá y llegue el día en el que no sea necesario celebrar el día de la mujer. Ese día en el que no sea necesario alzar nuestras voces al viento para demandar todos los derechos que merecemos y que aún no tenemos. El día en el que la mujer tenga igualdad de oportunidades, en el que no peligre en ninguna cultura su integridad. Desde la antigüedad, la mujer desarrollaba un rol que estaba a años luz del que tenía el hombre. Y estos roles venían marcados por estereotipos y prejuicios, de los cuales, muchos, se mantienen a día de hoy. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de que la mujer debe barrer, limpiar, cocinar? La mujer no tiene por qué ser la única que desarrolle toda la labor en el hogar. Al igual que no debe estar vetada o discriminada en otros ámbitos como son el deporte, la política o la ingeniería. No entiendo cómo en pleno siglo XXI existen hombres retrógrados como el eurodiputado polaco que alega que las mujeres deben cobrar menos por ser más débiles y menos inteligentes. ¿Quién da constancia de ello? ¿Qué pruebas tiene para hacer dichas declaraciones? Con esos comentarios machistas lo único que conseguimos es dar un paso atrás volviendo al pasado. Lo único que conseguimos con eso es animar a que sigan existiendo diferencias que no deben existir bajo ningún concepto. Cada persona es única, con unos dones, virtudes y defectos pero todos por igual debemos tener la posibilidad de poder desarrollarlos sin importar de qué género seamos. Y es triste ver el papel de la mujer en otras culturas, ver cómo la mujer tan solo es una sumisa, acatando órdenes sin tener poder sobre sí misma. Que las mujeres tienen también derecho a salir a la calle y no quedarse encerrada entre cuatro paredes, vistiendo como ellas lo deseen y sin tener que tapar su rostro y cuerpo. Tal vez no seamos conscientes de todo esto hasta el día 8 de Marzo de cada año, pero con un pequeño granito cada día, todos podemos conseguir que esto cambie. Está en tus manos. Construye y no destruyas.

COMENTARIOS