El tiempo en: Andalucía
Jueves 26/11/2020

Mundo

El posible asesinato de 39 civiles en Afganistán por soldados australiano

Dijo el jefe de las Fuerzas de las Defensa de Australia, Angus Campbell, al expresar sus "más sinceras disculpas" al pueblo afgano

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • AFGANISTÁN

Soldados australianos de élite serán investigados por el presunto asesinato de 39 civiles fuera de las operaciones de combate en Afganistán, dijo este jueves el jefe de las Fuerzas de las Defensa de Australia, Angus Campbell, al expresar sus "más sinceras disculpas" al pueblo afgano.

Campbell presentó este jueves el informe final de la Inspectoría General de las Fuerzas de la Defensa Australiana sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos por sus soldados en Afganistán entre 2005, año en que reforzó su presencia militar, y 2016, cuando se ordenó la investigación.

El informe recomienda que 19 soldados sean investigados por estos incidentes, ninguno de los cuales se cometieron "bajo la presión en el calor del combate".


El jefe militar declaró en una rueda de prensa en Camberra que el informe revela "información creíble que corrobora 23 incidentes de presuntos asesinatos ilegales de 39 personas a manos de 25 miembros de las fuerzas especiales australianas".

Campbell indicó que muchos de los incidentes eran parte de rituales de iniciación de los nuevos soldados, al agregar que además los implicados colocaron armas y aparatos de radio en los cuerpos de los civiles asesinados como parte de lo que calificó una "cultura de competencia tóxica" dentro de las fuerzas de élite.

En estos "registros vergonzosos", que en su mayoría ocurrieron en los años 2012 y 2013, "se presume que algunas patrullas se tomaron la justicia por su mano, quebraron las leyes, mintieron y mataron a prisioneros", a la vez que "presuntamente se desalentó, intimidó y desacreditó a aquellos que deseaban hablar", señaló Campbell.

El jefe militar dijo que aceptó el informe final en su totalidad, así como sus 143 recomendaciones, y derivará los casos de presuntos delitos a la oficina especial dedicada a investigar las acusaciones sobre los crímenes de guerra en Afganistán, que fue creada la semana pasada por el gobierno australiano.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, indicó antes en un comunicado que el primer ministro australiano, Scott Morrison, le llamó por teléfono "para expresar su profundo dolor por el mal comportamiento de algunos soldados australianos en Afganistán" y además se comprometió a que estos delitos "sean investigados y se haga justicia".

Australia llegó a desplegar hasta 1.500 soldados para operaciones de combate entre 2001 y 2014 en Afganistán, lo que se consideró como la mayor aportación militar de un país fuera de la Alianza Atlántica, y desde entonces mantiene reducidos destacamentos militares dedicados a labores de capacitación y entrenamiento.

COMENTARIOS