Actualizado: 12:34 CET
Domingo, 27/09/2020

Mundo

Casas reales, Gobiernos, Hollywood y la NBA, nadie se salva del Covid

Una enfermedad que afecta a miles en el mundo sin diferenciar cuna, raza o procedencia

  • Algunos casos.

Artistas famosos, líderes políticos, reconocidos deportistas y demás personajes de todos los ámbitos de la sociedad no escapan al coronavirus, una enfermedad que afecta a miles en el mundo sin diferenciar cuna, raza o procedencia.

El último en ingresar en el club ha sido el primer ministro británico, Boris Johnson, quien pese a su escepticismo inicial frente a la pandemia, comparte titulares con personalidades tan populares como Tom Hanks, Idris Elba, el príncipe Carlos de Inglaterra, Alberto de Mónaco o el técnico del fútbol Mikel Arteta.

DEL ESCENARIO AL CONFINAMIENTO 

El actor Tom Hanks y su esposa la también actriz Rita Wilson fueron los primeros populares en confirmar el contagio en un viaje por Australia. Hanks instó a todos a quedarse en casa "no contagias a nadie y nadie te contagia. Sentido común, ¿no?".

Otro que se quedó encerrado es el actor Idris Elba también dio a conocer que padecía la enfermedad. "Me siento bien, no tengo síntomas hasta ahora, pero he estado aislado", escribió en su cuenta de Twitter.

Pese a que en la ficción vivía más allá del muro, Kristofer Hivju, conocido por su papel de Tormund Giantsbane en "Game of Thrones", permanece aislado en la frío Noruega tras presentar algunos síntomas y confirmar el resultado positivo.

El mundo de la lírica tampoco es ajeno a la pandemia. El tenor español Plácido Domingo dio positivo en COVID-19 después de hacerse la prueba debido a síntomas de tos y fiebre, aunque en su momento recalcó que "goza de buena salud".

Por su parte, el polémico productor de Hollywood Harvey Weinstein, condenado a 23 años por delitos sexuales, permanece aislado en una cárcel en Nueva York tras dar positivo por COVID-19. Weinstein, de 68 años, fue sometido hace poco a una intervención quirúrgica para insertarle una férula en el corazón.

Este viernes se informó que el cantante y líder del grupo alemán de rock Rammstein, Till Lindemann, está en una unidad de cuidados intensivos en Berlín a la que ingresó primero por neumonía y posteriormente se confirmó el coronavirus, tras regresar a su país luego de una presentación en Rusia antes del 15 de marzo.

DESDE PALACIO A SEDES DE GOBIERNO

El COVID-19 no perdona a nadie y también llegó a la familia real británica. El príncipe Carlos, el heredero al trono, dio positivo. El hijo mayor de la reina Isabel II, de 71 años, se sometió a la prueba en Escocia, después de manifestar algunos síntomas de la enfermedad.

Dada la edad de Carlos, hubo una inquietud inicial sobre su salud, pero su residencia oficial de Clarence House aclaró que el príncipe está bien y que mantiene su actividad desde la residencia escocesa donde cumple la cuarentena obligatoria.

El virus pasó el Palacio Real a Downing Street -el despacho del primer ministro británico-, donde se confirmó que Boris Johnson tiene la enfermedad.

Johnson, cuya compañera sentimental, Carrie Symonds, está embarazada del que será el primer bebé de la pareja, agregó que aunque se ha "aislado" continuará "liderando la respuesta del Gobierno vía vídeo conferencia" contra la pandemia.

En España, Begoña Gómez, la esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio positivo a una enfermedad que ya deja 64.059 contagios y 4.934 muertos en uno de los países más golpeados por la pandemia.

El pasado 25 de marzo, se confirmó también que está contagiada la vicepresidenta primera del Gobierno español, Carmen Calvo, quien permanece hospitalizada por una infección respiratoria.

Las ministras españolas de Igualdad, Irene Montero, y de Política Terrritorial, Carolina Darias, positivo por coronavirus, se recuperan en sus domicilios guardando la debida cuarentena.

Alberto II de Mónaco, de 62 años, padece coronavirus y su despacho confirmó que su estado de salud no es preocupante y sigue trabajando. El príncipe hizo un llamado para que se respeten las medidas de confinamiento en el principado, donde el ministro de Estado, Serge Telle, también dio positivo.

Sophie Gregoire, la esposa del primer ministro de Canadá también dio positivo y permanece en su residencia junto a Justin Trudeau, quien aún no tiene la enfermedad, pasando la cuarentena.

La clase política iraní ha sido tal vez una de las más afectadas por el coronavirus, el viceministro de Sanidad, Iraj Harirchi, la vicepresidenta para Asuntos de Familia y de la Mujer, Masume Ebtekar, y por lo menos cinco diputados más contrajeron la enfermedad en el país, donde ya se contabilizan 32.332 casos y 2.378 muertes.

LOS DEPORTISTAS TAMPOCO SE LIBRAN

El mundo del deporte no solo ha tenido un parón obligatorio por los confinamientos y las cuarentenas, varios de sus principales figuras también han dado positivo en las pruebas del COVID-19.

Los jugadores del equipo italiano Juventus Paulo Dybala, Daniele Rugani y Blaise Matuidi están bajo observación tras infectarse de coronavirus en Italia, uno de los países con más muertos por la pandemia 9.134 y 80.589 casos.

Este jueves, el entrenador del Arsenal el español Mikel Arteta reveló que se siente "totalmente recuperado" del coronavirus, que padeció semanas atrás, junto a su mujer que también resultó infectada.

El ciclista colombiano Fernando Gaviria (UAE Emirates Team) recibió este jueves el alta hospitalaria luego de reponerse al coronavirus.

El COVID-19 también irrumpió en la liga de baloncesto estadounidense NBA con al menos 10 contagiados.

Entre los afectados están el ala-pívot de los Pistons de Detroit Christian Wood, el pívot francés Rudy Gobert, de los Jazz de Utah, quien fue muy criticado por burlarse de la enfermedad antes de contagiarse, y su compañero Donovan Mitchell, también dieron positivo.

Y por desgracia, la lista se amplia cada minuto que pasa. La lotería del coronavirus está muy repartida -pasan ya de 500.000 contagios en el mundo en este momento- y como dijo Tom Hanks cuando protagonizó Forrest Gump: 'tonto es el que hace tonterías' y no se queda en casa.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Bolsonaro pone en duda cifra de muertes por COVID-19
chevron_right
Moscú echa el cierre