Actualizado: 00:34 CET
Viernes, 06/12/2019

Mundo

Padres de estudiante de EEUU muerto piden presionar a Pionyang

Tras ser devuelto en coma al país después de estar 17 meses detenido en Corea del Norte

  • Otto Warmbier.

Los padres de Otto Warmbier, el estudiante de Estados Unidos que falleció tras ser devuelto en coma al país después de estar 17 meses detenido en Corea del Norte, pidieron hoy desde Seúl que se presione a Pionyang en lo relativo a abusos de derechos humanos.

Fred y Cindy Warmbier pidieron a la comunidad internacional que presione al régimen asiático para que rinda cuentas por sus crímenes en materia de derechos humanos y que no esgriman el diálogo sobre desnuclearización como excusa para pasar por alto esos abusos.

"Es como decir que está bien asesinar personas siempre y cuando no nos asesines a nosotros", dijo Cindy Warmbier en una rueda de prensa organizada este viernes en la capital surcoreana por la Unión de Familias de Secuestrados en la Guerra de Corea (KWAFU) y recogida por la agencia local de noticias Yonhap.


Corea del Norte está considerado por la ONU como uno de los países que más abusos comete contra los derechos humanos.

El régimen que lidera Kim Jong-un no tolera la disidencia, retiene a cientos de miles de personas en campos de prisioneros políticos y controla estrictamente el flujo de información externa.

Los Warmbier han exigido en repetidas ocasiones a Corea del Norte que responda jurídicamente por la muerte de su hijo y están tratando de descubrir y recuperar los activos norcoreanos en todo el mundo para responsabilizarlos por violar sanciones internacionales.

"Si obligas a Corea del Norte a comprometerse con el mundo desde un punto de vista legal, al final tendrán que dialogar", dijo Fred.

El hijo de la pareja, Otto Warmbier, estuvo detenido durante 17 meses en Corea del Norte tras ser sentenciado a 15 años de trabajos forzados por presuntamente robar un cartel de propaganda del hotel en el que se alojaba durante una visita a Pionyang en 2016.

El joven, fallecido a los 23 años, murió poco después de ser devuelto a Estados Unidos en estado comatoso. El régimen norcoreano niega cualquier responsabilidad en su defunción.

Fred y Cindy Warmbier tienen previsto visitar la denominada Zona Desmilitarizada (DMZ), en la frontera intercoreana, este sábado y regresar a EE.UU. un día después. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Facebook colaborará en investigación de California sobre privacidad
chevron_right
Zapatero, sobre Bolivia: "No podemos callar contra un golpe de Estado"