Actualizado: 11:29 CET
Miercoles, 13/11/2019

Mundo

Mozambique acude a las urnas en medio del temor de incidentes

Los colegios electorales abrieron sus puertas en Mozambique listos para acoger unas elecciones presidenciales, parlamentarias y provinciales

  • Colas para votar.

Los colegios electorales abrieron sus puertas en Mozambique listos para acoger unas elecciones presidenciales, parlamentarias y provinciales en medio del temor de posibles brotes de violencia, sobre todo, en la provincia nororiental de Cabo Delgado.

Casi 13 millones de votantes están llamados a ejercer su derecho al voto, si bien algunos observadores estiman que la inseguridad que se vive en la zona norte a causa de la amenaza yihadista impedirá que varios miles puedan hacerlo.

La seguridad se ha reforzado en la provincia de Cabo Delgado, rica en gas y donde, desde hace dos años, un nuevo grupo yihadista apodado localmente Al Shabab (sin relación con la organización terrorista homónima somalí) atenta contra la población civil y las fuerzas del orden.


Sus continuos ataques incluyen decapitaciones, emboscadas a policías y quema de viviendas, provocando la muerte de más de 300 personas y el desplazamiento de miles de mozambiqueños que hoy lo tendrán muy difícil para poder ejercer su derecho cívico.

El actual presidente del país, Filipe Nyusi, al frente del gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) y gran favorito en las encuestas votó acompañado de su mujer a las 7.00 horas locales (5.00 GMT) en la Escuela de Secundaria Josina Machel, en la capital de Maputo.

Minutos después, recalcó a todos los mozambiqueños la importancia de que el país continúe caminando "en un espíritu pacífico" y recordó que se trata de los comicios con más observadores de la historia; con misiones del Instituto Electoral para la Democracia Sostenible en África y la Unión Europea, entre otros.

"Si en las últimas (elecciones en 2014) contamos con unos 10.000 observadores, esta vez son 40.000, por lo que administrar el proceso en sí no es fácil", se justificó Nyusi ante la dificultad de registrar a tiempo unos 3.000 observadores, que ha sido denunciada por organizaciones como Human Rights Watch (HRW).

Estos decisivos comicios se producen tan solo dos meses después de que Nyusi y el líder del opositor Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), Ossufo Momade, firmasen un nuevo Acuerdo de Paz; el tercero desde el final de la guerra civil (1977-1992) que causó un millón de muertos.

Sin embargo, la desmovilización y reintegración del brazo armado de la Renamo todavía no se ha completado, por lo que algunos temen posibles brotes de violencia postelectoral, como ya sucedió tras la derrota del grupo opositor en las elecciones de 2014; en las que ganó Nyusi.

Mientras tanto, en la provincia de Nampula la votación tuvo que ser interrumpida en cinco colegios electorales por enfrentamientos verbales entre los presidentes de los colegios electorales y los delegados del partido Renamo, que alegaron evidencia de fraude.

Momade solo pudo votar en uno de estos colegios a las 8.45 horas (06.45 GMT) después de que la policía y las autoridades electorales intervinieran para calmar en largas colas a un centenar de votantes enfadados.

"Pedimos a la población mozambiqueña que no se deje intimidar por el despliegue militar movilizado en varias partes del país. Este es un proceso democrático, es una fiesta, (y) el pueblo es quien tiene el poder", declaró Momade a pie de urna, quien además presentó a los periodistas varias papeletas encontradas en manos de un votante, a su juicio, para favorecer a Frelimo y sus candidatos.

"Si se manipulases los resultados nunca podríamos aceptarlo, y estaremos dispuestos a hacer cualquier cosa que nos pida el pueblo. Un ciudadano fue descubierto con papeletas (irregulares). Eso no es una democracia, (y) eso fue lo que causó hostilidades militares en el pasado", continuó Momade.

Una vez se cierren los colegios electorales a las 18.00 horas (16.00 GMT), la Comisión Nacional Electoral contará con 15 días para divulgar los resultados, en los que además del presidente a la República -en una única vuelta si alguno de los cuatro candidatos obtiene más de la mitad de los votos- serán también elegidos 250 diputados a la Asamblea (Parlamento) y 794 miembros a las asambleas provinciales.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Macron alerta a Trump del riesgo de que resurja el Estado Islámico
chevron_right
El negociador de la UE ve posible un acuerdo del "brexit" esta semana