Actualizado: 16:16 CET
Viernes, 15/11/2019

Mundo

Trump se ofrece para mediar entre Turquía y las milicias kurdas

Con varios de sus aliados republicanos en el Senado dando la espalda a su decisión de retirar a las tropas estadounidenses del norte de Siria

  • Trump.

 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ofreció hoy para mediar entre Turquía y las milicias kurdosirias con el fin de detener la ofensiva turca en el norte de Siria y mantuvo sobre la mesa la posibilidad de sancionar a Ankara, ante las crecientes críticas internas a su gestión del conflicto.

Con varios de sus aliados republicanos en el Senado dando la espalda a su decisión de retirar a las tropas estadounidenses del norte de Siria, Trump trató de frenar la polémica al proponer una mediación estadounidense en un conflicto que ha comparado con el que enfrenta desde hace décadas a israelíes y palestinos.

"Tenemos tres opciones: enviar a miles de tropas y ganar militarmente, golpear muy duro financieramente y con sanciones a Turquía, o mediar para un acuerdo entre Turquía y los kurdos", escribió Trump en su cuenta de Twitter.


En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca poco después, Trump dijo que él preferiría la tercera opción.

"Espero que podamos mediar", aseguró. "De las tres, espero que sea la última".

El mandatario ha descrito el conflicto entre el Gobierno turco y las milicias kurdas del norte de Siria como un problema enquistado en el que Washington no debería gastar tiempo ni recursos militares, y este miércoles opinó que su pugna es como la de "Israel y los palestinos, pero quizá el odio es aún mayor".

Para un presidente que se considera a sí mismo un negociador infalible, la oferta de mediación es un recurso fácil ante cualquier crisis internacional, como demostró recientemente al proponerse como interlocutor entre la India y Pakistán ante las tensiones en la Cachemira india.

Sin embargo, Trump dejó claro que también se inclina por la segunda opción, y volvió a amenazar con sancionar a Turquía "para que no se pongan tan duros en la competición", en referencia a los grupos kurdos con los que, aseguró, Estados Unidos "tiene una buena relación".

"Es posible que hagamos algo muy, muy duro con respecto a las sanciones y otras medidas financieras" contra Turquía, afirmó Trump a los periodistas en la Casa Blanca, donde habló antes de dirigirse a un nuevo mitin en el estado de Minnesota.

En un tuit matutino, Trump aseguró que no le interesa la primera opción, la de "enviar a decenas de miles de soldados a la zona y empezar de nuevo una nueva guerra".

"¡Yo digo que golpeemos muy duro financieramente y con sanciones a Turquía si no siguen las reglas! Estoy vigilando muy de cerca", agregó.

Uno de los principales aliados de Trump en el Senado, el republicano Lindsey Graham, ha sido muy crítico con la decisión del mandatario sobre Siria y ha anunciado un acuerdo bipartidista para imponer duras sanciones al Gobierno turco, incluido al presidente Recep Tayyip Erdogan y a los sectores castrense y energético del país.

Trump ha asegurado que no le importa que el Congreso impulse sanciones a Turquía, pero ha insinuado que solo cree necesario aplicarlas si la incursión turca en Siria tiene un efecto "inhumano" entre la población kurda.

No obstante, Trump no ha marcado una línea roja que establezca qué consideraría "inhumano" en una ofensiva que ya ha dejado una decena de víctimas civiles y más de un centenar de guerrilleros kurdosirios muertos, además de unos 60.000 desplazados.

La ofensiva turca tiene como objetivo las milicias kurdo-sirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que fueron un fiel aliado de Estados Unidos en la lucha contra el grupo radical Estado Islámico (EI), pero que Ankara considera "terroristas" por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), guerrilla kurda activa en Turquía.

Trump ha intentado combatir la impresión de que Washington ha abandonado a las YPG al afirmar que ya se ha cumplido el objetivo de derrotar el califato del EI, pero también ha avivado la polémica al argumentar que no está obligado a proteger a los kurdosirios porque ellos "no ayudaron" a Estados Unidos "en la Segunda Guerra Mundial".

El ex vicepresidente estadounidense Joe Biden criticó hoy esa afirmación y acusó a Trump de haber "traicionado" no solo a las YPG, sino también a las tropas estadounidenses que combatieron con ellas.

"Trump tomó esta decisión impulsivamente, tras una llamada telefónica (con Erdogan). No hubo ninguna consulta con nuestros militares, diplomáticos o aliados. A Trump le timaron porque no tiene ni idea de lo que está haciendo", sentenció Biden, aspirante a la candidatura demócrata en las elecciones de 2020. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Trump piensa en mediar para un acuerdo entre Turquía y kurdos en Siria
chevron_right
Turquía dice que ha matado, herido o capturado 277 milicianos kurdos