Actualizado: 14:22 CET
Domingo, 22/09/2019

Mundo

Primer ministro de Bahamas anuncia un Día Nacional de Duelo

Por los 45 muertos que según datos oficiales ha causado el huracán Dorian al cruzar diversas zonas de las Bahamas

  • Bahamas.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, dijo este lunes que decretará un Día Nacional de Duelo por los 45 muertos que según datos oficiales ha causado el huracán Dorian al cruzar diversas zonas de las Bahamas, pero que según algunos medios locales de información podría rondar los 3.000.

Treinta y siete han perdido la vida en Ábaco y ocho en Gran Bahama, las dos zonas más afectadas. Alrededor de 4.500 personas han sido evacuadas de las Islas Ábaco y Gran Bahama, la mayoría a Nassau, la capital, desde el paso del huracán Dorian hace una semana, según fuentes oficiales.

En declaraciones a los medios tras visitar Gran Bahama y Ábaco, Minnis indicó hoy que los fallecidos deben ser "llorados como es debido. Voy a decretar un Día Nacional de Duelo en honor de aquellos que murieron a consecuencia de la devastación" causada por Dorian.


Sin embargo, no especificó la fecha exacta en que se implantará la jornada de recuerdo a las víctimas.

De acuerdo con relatos de muchos bahamenses a través de sus cuentas en las redes sociales, en las zonas arrasadas afirman haber contado ellos mismos cientos de cadáveres en sus localidades de residencia.

"Reitero mi más sincero pésame a las familias de los muertos" por el paso del ciclón de categoría 5 hace una semana, subrayó Minnis.

Por otro lado aseguró a la población que la "comunidad internacional está con nosotros, nos han ayudado desde el primer día y se han comprometido a ayudarnos con la reconstrucción".

Entre ellos destacó la labor de Estados Unidos y de toda la Comunidad del Caribe (Caricom).

A su vez indicó que se mantenía en su decisión haber dado la orden de cerrar el espacio aéreo sobre Ábaco y Gran Bahama varios días y limitarlo a vuelos de ayuda.

Indicó que pese a las críticas recibidas la decisión continúa ya que en caso contrario "muchos aprovecharían para realizar vuelos de mera observación turística lo que atrasaría la ayuda humanitaria y, además, muchas torres de control del aeropuerto principal de Ábaco y Gran Bahama no funcionan lo que podría provocar algún accidente".

En este sentido recordó que recientemente cuando hacia un vuelo de inspección junto a varios invitados internacionales el avión en el que viajaban tuvo que realizar un descenso de altitud repentino para evitar una colisión.

Colegios en algunas de las esas islas que no sufrieron daños retomaron hoy las clases. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Lam condena cualquier intento de interferir en Hong Kong
chevron_right
Talibanes piden a EEUU una explicación por suspender negociaciones