Actualizado: 09:55 CET
Viernes, 18/10/2019

Mundo

Cinco muertos en Siria un día después de suspensión de alto el fuego

Entre los cinco civiles muertos en el norte de Siria se encuentra una niña

  • Siria bombardeada.

Al menos cinco civiles, entre ellos una niña, han muerto en ataques aéreos y de artillería lanzados entre las fuerzas del Gobierno sirio y ruso y las facciones insurgentes en dos provincias en el noroeste de Siria, un día después de la suspensión del alto el fuego en la zona que duró cuatro días.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que cuatro ciudadanos murieron y otros tres resultaron heridos por el bombardeo de aviones de guerra rusos contra la ciudad de Jan Shijun, situada en el sur de la provincia de Idlib, último bastión insurgente en el país árabe.

Idlib está controlado prácticamente por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza insurgente en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda y principal objetivo de Damasco y Moscú en la zona. 


La ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, registró el deceso de una niña después de que proyectiles lanzados por facciones insurgentes impactaran contra los pueblos de Al Yid y Ain Salamo, que se encuentran bajo control del gobierno sirio en el norte de la provincia de Hama.

En el norte de Hama es donde más se ha concentrado la ofensiva terrestre lanzada a finales de abril por el Gobierno sirio, con apoyo de Rusia, contra los insurgentes.

Pese a que el 1 de agosto Damasco anunciara un cese de hostilidades, que duró apenas cuatro días, las operaciones terrestres no cesaron entre ambas partes durante una tregua que oficialmente se suspendió ayer ya que las autoridades acusaron a las facciones armadas aliadas de Turquía y a Ankara de no haber respetado el acuerdo.

El acuerdo de Sochi, sellado por Turquía y Rusia en septiembre de 2018, establecía la creación de una zona desmilitarizada y de "desescalada" bélica alrededor de la provincia de Idlib que debería estar bajo supervisión conjunta de turcos y rusos.

Si bien el pacto nunca fue respetado del todo, ayudó a reducir las hostilidades en Idlib y detuvo una ofensiva gubernamental sobre la región que parecía inminente en aquel momento.

Damasco suspendió su avance pero nunca ha renunciado a recuperar el control de Idlib y los otros reductos en las provincias de Hama, Latakia y Alepo, y ha asegurado que antes o después este territorio volverá a estar bajo la soberanía de las autoridades sirias, que han recuperado casi todas las provincias del país excepto aquellas que están en manos de los kurdos en el noreste y este.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Arrestado un profesor por incitar a decapitar turistas en Marruecos
chevron_right
Trump demanda a California obligarle a mostrar sus impuestos por ley