Actualizado: 13:09 CET
Martes, 23/07/2019

Mundo

EE.UU. da con tratamientos efectivos contra el ébola en RD del Congo

Los resultados sugieren que "estos tratamientos son prometedores para permitir que los pacientes se recuperen de la enfermedad letal"

  • Lucha contra el ébola.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU han descubierto en pruebas de laboratorio que dos tratamientos son efectivos para atajar el actual brote de ébola en la República Democrática del Congo (RDC), informó este martes ese organismo.

La investigación realizada por los científicos de los CDC, cuyos resultados se han divulgado en la publicación especializada Lancet Infectious Diseases, muestran que los tratamientos experimentales en base a Remdesivir y ZMapp "bloquean el crecimiento de la cepa del virus que causa el brote en células humanas en el laboratorio".

Según una nota de prensa de los CDC, los resultados sugieren que "estos tratamientos son prometedores para permitir que los pacientes se recuperen de la enfermedad letal", responsable de la muerte de 1.606 personas en RDC desde que en agosto de 2018 se declaró la reciente epidemia, según un reciente informe del país africano.


De acuerdo con las autoridades sanitarias de EE.UU., las investigaciones han permitido además constatar que son acertadas las pruebas de laboratorio que se usan en personas para identificar el actual brote de ébola que se desarrolla en RDC y países vecinos, y que los científicos han llamado la cepa Ituri.

Dichos test fueron elaborados para identificar una cepa diferente del virus del ébola y que se desarrolló entre 2014 y 2016 en el África occidental.

El ébola es un virus que tiene el ácido ribonucleico (ARN) como único material genético y "siempre está mutando", como señala Laura McMullan, microbióloga de los CDC y autora principal de la publicación.

De ahí que sea "de vital importancia asegurarse de que los tratamientos existentes funcionen contra el virus que está enfermando a las personas ahora", recalca la científica.

Para efectuar su investigación, y en vista a la falta de muestras obtenidas de pacientes infectados con la cepa Ituri, los científicos de los CDC "reconstruyeron" dicha cepa en laboratorio utilizando "genética inversa" y "bajo el nivel más alto de bioseguridad y seguridad", según la agencia federal.

"Al tener acceso a la cepa del virus, los expertos de laboratorio de los CDC pueden aprender más sobre la cepa Ituri y cómo se integra en el árbol genealógico del virus del ébola, lo que puede proporcionar pistas para encontrar tratamientos prometedores adicionales" y probar nuevas terapias, recalcan los CDC.

La reconstrucción de la cepa del virus del ébola que sacude al país africano permitirá comparaciones con futuras nuevas cepas de este virus y estudiar sus mutaciones en el tiempo.

"Este trabajo tiene beneficios más allá del estudio actual", destacó Inger Damon, directora de la División de Patógenos y Patologías de Alta Consecuencia de los CDC.

El actual brote en el país africano -el más letal de la historia de RDC y el segundo del mundo por muertes y casos tras la epidemia en África occidental de 2014- se declaró el 1 de agosto del año pasado en las provincias de Kivu del Norte e Ituri.

Hasta el pasado 3 de julio un total de 2.382 casos de contagio se han contabilizado, de los que 2.288 están confirmados en el laboratorio, según el Ministerio de Sanidad de RDC.

El control de la epidemia se ha visto socavado por el rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento y la inseguridad en la zona, donde actúan grupos armados y milicias rebeldes que han atacado centros de atención a pacientes de ébola.

Desde el 8 de agosto de 2018, cuando empezaron las vacunaciones, más de 155.500 personas han sido inoculadas, según las últimas cifras publicadas por las autoridades sanitarias de RDC.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Condenan a minera Vale a pagar daños por tragedia con 247 muertos
chevron_right
Tercer episodio de temblores de Merkel en poco más de tres semanas