Actualizado: 12:39 CET
Miercoles, 23/10/2019

Mundo

26 nuevas muertes por ébola en un solo día en noreste del Congo

La mayoría de estas nuevas muertes, 15, son comunitarias, es decir que se han producido fuera de un centro sanitario

  • Lucha contra el ébola.

El ministerio de Sanidad de la República Democrática del Congo (RDC) confirmó 26 nuevas muertes en un solo día por el brote de ébola que azota dos provincias del noreste del país y cuyos casos en la última semana se han disparado haciendo que el total de fallecidos llegue a los 957.

La mayoría de estas nuevas muertes, 15, son comunitarias, es decir que se han producido fuera de un centro sanitario, lo que incrementa las posibilidades de contagio en un momento en el que el virus es más propenso a extenderse.

Según los últimos datos difundidos ayer por el ministerio, el brote que afecta a Kivu del Norte e Ituri desde el pasado 1 de agosto ha dejado, hasta el 28 de abril, 957 muertes (de las cuales 891 confirmadas en laboratorio) en 1.466 casos.


El control de este brote, el más letal de la historia de RDC, se ha visto obstaculizado por el rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento y a la inseguridad en la zona, donde operan numerosos grupos armados.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y organismos como Médicos Sin Fronteras se han visto forzados a paralizar algunas actividades en zonas como Butembo (uno de los principales focos activos actuales), debido a los ataques contra sus centros.

En el más grave de esos ataques murió un epidemiólogo que había sido enviado por la OMS a esa localidad para apoyar los esfuerzos de control de la actual epidemia de ébola.

Un total de 411 personas han conseguido superar la enfermedad.

El Gobierno congoleño publicó también los resultados de unas investigaciones realizadas en los últimos años que revelan que 2 de cada 10 supervivientes de ébola desarrollan problemas oculares de diferente tipo, desde inflamación de los ojos a la pérdida total de la vista.

El Ejecutivo no especifica si estos problemas se deben a los efectos secundarios de la vacuna rVSV-ZEBOV, un tratamiento experimental que no tiene la aprobación oficial de las autoridades sanitarias internacionales, pero que está dando buenos resultados en los últimos brotes de la enfermedad.

El ministerio de Sanidad, junto a la OMS, han instalado centros oftalmológicos en las ciudades de Beni y de Butembo para hacer chequeos médicos a los supervivientes en cuanto salgan del centro de tratamiento de ébola y darles un tratamiento adecuado en caso de que desarrollen cualquier problema de vista.

El brote actual de ébola solo es superado en magnitud por el declarado en marzo de 2014, con casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea-Conakri, país del que se extendió a Sierra Leona y Liberia.

Casi dos años después, en enero de 2016, la OMS declaró el fin de esta epidemia, en la que murieron 11.300 personas y más de 28.500 fueron contagiadas, cifras que, según esta agencia de la ONU, podrían ser conservadoras.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90 % si no es tratado a tiempo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El expresidente de Brasil Temer, a juicio por otro caso de corrupción
chevron_right
Akihito abdica y se siente "afortunado" por haber sido emperador