Actualizado: 16:42 CET
Viernes, 15/02/2019

Mundo

Ex jefe negociador de paz de las FARC: dejar las armas fue un error

El número dos de la antigua guerrilla de las FARC, Iván Márquez, dijo que los avances del acuerdo son "desalentadores"

  • Alias Iván Márquez.

El número dos de la antigua guerrilla de las FARC, Iván Márquez, consideró un error haber dejado las armas antes de la implementación total del acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 con el Gobierno colombiano, y dijo que los avances en ese sentido son "desalentadores".

"Incurrimos en varios errores, como el de pactar la dejación de armas antes de asegurar el acuerdo de reincorporación política, económica y social de los guerrilleros", manifestó el ex jefe guerrillero en un vídeo divulgado hoy en redes sociales.

Márquez explicó que Manuel Marulanda Vélez, alias "Tirofijo", fundador y líder de las FARC hasta su muerte en marzo de 2008, "había advertido que las armas debían preservarse como garantía del cumplimiento de los acuerdos".

El paradero de Márquez, que fue el jefe del equipo negociador de las FARC en los diálogos de paz de La Habana, se desconoce desde mediados de julio pasado cuando decidió no asumir un escaño como senador por el partido político FARC y se unió a otros exguerrilleros en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Miravalle, en el departamento de Caquetá (sur).

En el vídeo de poco más de 12 minutos Márquez agrega: "No queremos ahora llorar sobre la leche derramada. No vamos a engañar a ningún guerrillero con el cuento de que todo está bien, que el Gobierno está cumpliendo".

Márquez añade que el Gobierno no ha cumplido con su palabra y que dos años después de la firma de los acuerdos de paz los avances son "desalentadores" pues en ese período han sido asesinados 400 líderes sociales y 85 guerrilleros, "lo que es una prospectiva de muerte aterradora", afirmó.

"La paz fue traicionada por el Estado colombiano, que optó por la perfidia y el incumplimiento de lo pactado con buena fe", insistió Márquez.

Aseguró, igualmente, que en el Congreso colombiano "cambiaron el texto original" del acuerdo de La Habana y subrayó que "el Estado colombiano ha desestimado sus obligaciones internacionales de cumplimiento adquiridas".

Márquez también aseguró que "hay inseguridad jurídica" para los exguerrilleros en referencia al proceso que se sigue contra Jesús Santrich, detenido con fines de extradición en Bogotá el pasado 9 de abril a petición de la Justicia de Estados Unidos, que le acusó de narcotráfico después de la firma de la paz.

También se refirió a la detención en Colombia de la exguerrillera Anayibe Rojas Valderrama, alias "Sonia", quien fue deportada en septiembre del año pasado por Estados Unidos, donde purgó una pena de once años por narcotráfico.

Pese a todo, Márquez asegura que van "a dar la pelea para tratar de recomponer las cosas y reparar el daño, como una modesta autocrítica (...) pero eso sí: levantando muy en alto la bandera de la paz".

El ex jefe guerrillero envió un mensaje de solidaridad al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuyo gobierno, dijo, es objeto de "un ataque de la derecha".

Maduro asumió el pasado jueves un segundo período presidencial de seis años no reconocido por numerosos países que consideran "ilegítimo" su mandato.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Mueren 21 trabajadores en un accidente en una mina de carbón en China
chevron_right
Maduro pide ayuda a la ONU para abrir un diálogo con la oposición