Actualizado: 19:58 CET
Martes, 18/06/2019

Mundo

Las milicias kurdas piden ayuda a Al Asad contra Turquía

El grupo informó de que ha retirado sus tropas de la región de Manbech, una de las zonas contra las que Turquía prepara una ofensiva

  • Siria.

Las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG) pidieron hoy al Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, ayuda para proteger el norte del país ante la anunciada ofensiva de Turquía.

El grupo informó de que ha retirado sus tropas de la región de Manbech, una de las zonas contra las que Turquía prepara una ofensiva, y que cede su control a las fuerzas gubernamentales.

"Invitamos a las fuerzas del Gobierno sirio, que están obligadas a proteger el país, la nación y sus fronteras, a que tomen el control de las áreas de las que se han retirado nuestras fuerzas, en particular Manbech, y proteger esas áreas contra una invasión turca", dijo el grupo en un comunicado.


Las YPG aseguraron que a partir de ahora se concentrarán en su ofensiva contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) al este del río Eúfrates, cerca de la frontera iraquí.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó ayer de que "decenas de vehículos" con cientos de combatientes de las fuerzas leales a Al Asad llegaron a los alrededores de Manbech.

El anuncio de la salida de las YPG de Manbech se produce días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara la retirada de sus tropas de Siria, que apoyan a las milicias kurdas en la ofensiva contra el EI.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció el pasado 12 de diciembre que prepara una ofensiva en el norte de Siria contra las YPG, grupo que considera terrorista por sus vínculos con el PKK, la guerrilla kurda activa en Turquía.

Los kurdos controlan casi todo el noreste de Siria y Ankara tiene recelos sobre la posibilidad de que logren algún tipo de estatus autónomo que tenga un impacto en las reivindicaciones de los cerca de 15 millones de turcos de etnia kurda.

Turquía ha enviado refuerzos militares a la frontera con Siria y a zonas del noroeste de ese país controladas por milicias árabes proturcas, especialmente en las cercanías de la ciudad de Manbech, de donde Turquía ha insistido que las YPG deben retirarse.

Manbech es una localidad estratégica en la provincia de Alepo, cerca de la frontera turca, y que está controlada por las YPG desde 2016, cuando expulsaron de la misma al EI con ayuda de EEUU y la coalición internacional. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Explosión de un transformador ilumina de azul el cielo de Queens
chevron_right
Trump y Congreso dan señales de que cierre administrativo durará