Actualizado: 15:28 CET
Lunes, 14/10/2019

Mundo

EE.UU. comienza a replegar tropas de Siria tras "la derrota del EI"

"Hemos empezado a devolver a casa a las tropas de Estados Unidos conforme pasamos a la siguiente fase de esta campaña"

  • Sarah Sanders.

Estados Unidos anunció hoy que ha comenzado a retirar sus tropas de Siria, donde hay unos 2.000 militares desplegados, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, proclamara la derrota del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en ese país.

"Hemos empezado a devolver a casa a las tropas de Estados Unidos conforme pasamos a la siguiente fase de esta campaña", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

La portavoz recordó que "hace cinco años, el EI era una fuerza muy poderosa y peligrosa en Oriente Medio, y ahora Estados Unidos ha derrotado el califato territorial".


No obstante, subrayó que "estas victorias contra el EI en Siria no marcan el final de la Coalición Global (contra el yihadismo) o de su campaña" y añadió que: "EE.UU. y sus aliados permanecen preparados para volverse a unir a todos los niveles para defender los intereses estadounidenses dondequiera que sea necesario".

"Y continuaremos trabajando juntos -auguró- para negar a los terroristas radicales islamistas territorio, financiación, apoyo, y cualquier medio de infiltrarse en nuestras fronteras".

Sanders hizo este anuncio después de que Trump declarara la victoria frente al EI en el territorio sirio a través de un mensaje en Twitter.

"Hemos derrotado al EI en Siria, la única razón para estar allí durante la Presidencia de Trump", tuiteó el propio mandatario.

En un vídeo que publicó en la misma red social, Trump insistió en que ha llegado el momento de retirarse del país árabe.

"Es hora de que nuestras tropas regresen a casa, me pongo muy triste cuando tengo que escribir cartas o llamar a padres, esposas o maridos de soldados que han fallecido luchando por nuestro país", dijo el presidente en la grabación.

"Estos son grandes héroes estadounidenses -añadió-, son héroes del mundo, han luchado por nosotros pero han matado al EI que golpea al mundo".

El inicio del repliegue de las tropas fue confirmado por la portavoz del Pentágono, Dana White, quien señaló que ha empezado ya el proceso para que los efectivos desplegados en Siria regresen a EE.UU.

En un comunicado, White indicó que "la coalición ha liberado territorio controlado por el EI, pero la campaña contra el EI todavía no ha acabado".

A ese respecto, destacó que EE.UU. seguirá colaborando con "socios y aliados" para derrotar a la organización extremista dondequiera que opere.

En una rueda de prensa telefónica, una funcionaria de alto rango de la Administración estadounidense señaló que "este reposicionamiento de las tropas y activos (en Siria) se hará de manera ordenada".

Sin embargo, la fuente no fue capaz de establecer un calendario de retirada, ya que "está siendo diseñado".

Pese al anuncio de su retirada de Siria, EE.UU. todavía mantiene su presencia militar en Irak, fronterizo con el territorio sirio.

Durante la campaña para las elecciones de 2016, Trump abogó por disminuir la presencia militar de EE.UU. en Oriente Medio; pero cuando llegó a la Casa Blanca, altos cargos del Pentágono lo convencieron para que mantuviera tropas en Siria con el fin de acabar con el EI.

Trump ha repetido en varias ocasiones que su prioridad en Siria era erradicar el EI y ha abandonado la idea de forzar una transición que fuerce la salida del presidente sirio, Bachar al Asad.

Según el Pentágono, al grupo yihadista solo le queda un 1 % del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó un califato en Siria e Irak.

Desde septiembre de ese año, EE.UU. desarrolla operaciones en Siria en el marco de la coalición internacional contra los radicales, que lleva a cabo bombardeos y colabora sobre el terreno con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas.

Asimismo, ha ofrecido asistencia militar y capacitación a grupos rebeldes sirios opositores al Gobierno de Damasco.

Israel ha sido uno de los primeros en reaccionar al anuncio estadounidense y su primer ministro Benjamín Netanayahu, afirmó que respeta la decisión.

"Esta es, por supuesto, la decisión de Estados Unidos. Israel defenderá su seguridad para protegernos a nosotros mismos en este frente", declaró en un comunicado.

Netanyahu desveló que el lunes habló por teléfono con Trump y el secretario de Estado, Mike Pompeo, sobre esta decisión.

"La Administración estadounidense me informó sobre la intención del presidente de retirar a sus tropas de Siria. Aclararon que tienen otras formas de ejercer su influencia en este escenario", añadió. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Vuelos suspendidos en Gatwick por presencia de drones cerca de pista
chevron_right
Japón se retira de la CBI para retomar la caza comercial de ballenas